Cobos habló de "campaña sucia"

Acusó al Gobierno de financiar spots televisivos en su contra y mostró sus aspiraciones para 2011
MENDOZA.- Las últimas horas antes de la veda fueron un caos en esta ciudad: el vicepresidente Julio Cobos acusó al PJ de haber financiado desde las sombras una "campaña sucia" en televisión; el peronismo le contestó indignado que semejante mentira sólo se justificaba por los nervios de saber que puede perder; el Partido Demócrata Pro, tercero en las encuestas, acusó al gobierno kirchnerista de Celso Jaque de haber boicoteado su acto de cierre, y el gobernador culpó a la prensa de atentar contra su imagen. Todo en menos de 24 horas.

Tan intenso fue el día, que los candidatos parecieron haber adelantado los cierres de campaña. A las 20 de ayer, todos los actos habían terminado. Una hora antes, en un gigantesco predio en las afueras de esta ciudad, Cobos terminaba su caravana de tres días y 1300 kilómetros con fuegos de artificio, lluvia de papelitos y una banda de rock. Eufórico, dio un discurso que dejó en claro que tiene aspiraciones para dar pelea a nivel nacional: "Queremos que los impuestos se distribuyan de manera institucional y no de acuerdo al funcionario de turno que hace arrodillar a gobernadores e intendentes", dijo.

Néstor Kirchner también lo había atacado a la distancia. Horas antes, en La Matanza, se lamentó por el vicepresidente que acompaña a su mujer: "Se dedica a armar listas opositoras y a perjudicar la gobernabilidad en todo momento".

Con gesto adusto, Cobos negó haberlo escuchado y evitó responderle. Desde el escenario, insistió en cambio con las críticas para sus contrincantes locales. "Llamamos al PJ a que reflexione para que no vuelva a ocurrir esta campaña sucia".

Acusaba a sus rivales de dos spots contra el primer candidato a senador del frente que reúne al cobismo y la UCR, Ernesto Sanz, presidente del bloque radical de la Cámara alta. Uno, denuncia que otorgó un crédito irregular cuando era intendente de San Rafael. El otro, cuestiona la reconciliación entre la UCR y el vicepresidente: muestra cuando Sanz pedía la expulsión de Cobos del partido por aliarse al kirchnerismo. Los autores son dirigentes de dos partidos chicos: Juan José Fugazzotto y María Victoria Gómez de Erice, ex aliada de Cobos.

Según el vicepresidente, los financió el PJ. Sanz fue aún más lejos: "Esto viene del Gobierno. Como no le pueden pegar a Cobos por su imagen positiva, apuntan contra mí y de paso me cobran haberlos enfrentado cinco años en el Senado. Mi gestión como intendente fue aprobada por el Tribunal de Cuentas".

El PJ respondió indignado. "Cobos es el vicepresidente, no debería actuar como un candidato con esas acusaciones tan ligeras", dijo a LA NACION Juan Marchena, titular del peronismo mendocino. "Además, no se porqué le dicen campaña sucia a un documento histórico", agregó, con una media sonrisa. "Lo que pasa es que están nerviosos -afirmó la diputada peronista Patricia Fadel-. Saben que pueden perder y quieren confundir".

Lo cierto es que a dos días de las elecciones "la gente de Cobos" (así se presentan los candidatos del Frente Cívico Federal) aparecen primeros en casi todas las encuestas, pero no tienen el triunfo asegurado.

El sociólogo Enrique Bolatti dijo a LA NACION que existe "una ligera ventaja de tres o cuatro puntos del cobismo sobre el PJ", pero que los indecisos son muchos. "Ellos tienen tendencia a votar al cobismo, el problema es que Cobos no está en las boletas". En las filas del vicepresidente, no obstante, dicen que la diferencia con sus rivales es de más de ocho puntos.

Los cobistas afirmaron que, la campaña sucia incluyó la adulteración de unas 2000 boletas.

Otro que cuestionó al oficialismo local fue el Partido Demócrata Pro: denunció que por orden del gobierno de Jaque, la Gendarmería no los había dejado cerrar su campaña en el Cerro de la Gloria, como tenían previsto.

Comentá la nota