Cobos habla en la SIP luego del escándalo por los bloqueos

Las entidades que agrupan a los medios expresaron su "grave preocupación" por el conflicto desatado con Moyano que retrasó la salida de varios diarios porteños
Luego de un fin de semana cargado de críticas y de preocupación de los editores del continente por los bloqueos de sindicalistas oficialistas a las plantas de impresión de varios diarios, el vicepresidente Julio Cobos inaugurará hoy formalmente la 65 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

El encuentro, que puso en foco los cuestionamientos a la relación entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y la prensa, se celebra desde el viernes último en Buenos Aires. En él participan medio millar de representantes de medios de comunicación de América y los ex presidentes César Gaviria, de Colombia; Carlos Mesa, de Bolivia; y Julio María Sanguinetti, de Uruguay. Para el mediodía, momento en que Cobos pronuncie su discurso de apertura, partidarios del venezolano Hugo Chávez, de tortuosa relación con el periodismo de su país, convocaron a una marcha en el centro porteño para "hacer frente" a las exposiciones que se desarrollen en Puerto Madero.

Ayer, las autoridades de la SIP, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) y la Asociación de Editores de Diarios de Buenos Aires (AEDBA) repudiaron el bloqueo organizado por el Sindicato de Camioneros y expresaron su ‘grave preocupación ante la reiteración‘ de las acciones ‘sistemáticas‘ en los centros de distribución de diarios y revistas, que dejaron a los lectores ‘como rehenes‘ de la situación.

La Asamblea, que es el encuentro anual más importante de los que celebra la SIP, tiene como objetivo analizar la situación de la libertad de prensa en el hemisferio occidental. Para ello, la entidad invitó al vicepresidente, a los ex mandatarios mencionados y al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti; además de a historiadores, investigadores y periodistas.

Durante los primeros encuentros en el marco de la 65 Asamblea, celebrados durante el fin de semana, los participantes cuestionaron la controvertida relación del Ejecutivo con el periodismo. "Es un gobierno constitucional que tiene serios enfrentamientos con la prensa independiente. Acabamos de escuchar, sin ir más lejos, un reproche presidencial sobre la forma en que la prensa ha mostrado lo que era imposible esconder", definió la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú, en referencia a la crítica que Cristina Fernández de Kirchner expresó por cómo los medios tratan a "los pobres y los negros". La comunicadora consideró además que "en general, en Latinoamérica, los gobiernos constitucionales tienen problemas con la prensa independiente".

El nombre de Hugo Chávez pareció sonar silenciosamente entre los oyentes, en el segundo subsuelo del hotel Hilton de Puerto Madero. El venezolano convocó a través de su embajada en Buenos Aires a una marcha en el centro porteño "en respaldo a la Secretaría de Cultura argentina", según el documento oficial que difundió Alfredo Rojas, consejero de la sede diplomática. Aunque la Casa Rosada negó apoyar esa "contramarcha", el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto, sería uno de los participantes.

Comentá la nota