Cobos fue al festival de Jesús María, vio el paso del Rally y se reunió con ruralistas.

El Vicepresidente retomó su alta exposición al mostrarse en público en Córdoba y Mendoza. Se mostró con el gobernador cordobés Juan Schiaretti y a los productores les dijo que buscará reencauzar la negociación con el Gobierno.
El calendario político ya marca 2009 y el termómetro electoral no para de recalentarse. Los movimientos y los ensayos de posibles alianzas se tejen y destejen, sin solución de continuidad.

Entre los actores que pujan y negocian, hay uno que intenta mantenerse al margen y seguir con su derrotero público habitual, mientras sus laderos le allanan el camino para un eventual desembarco electoral.

Se trata de Julio Cobos, el Vicepresidente que mantiene una sorda pero intensa batalla con el kirchnerismo gobernante.

Cobos se mostró en las últimas horas en el tradicional festival de Doma y Folklore de Jesús María, donde compartió escenario con el gobernador Juan Schiaretti, para luego asistir a la etapa mendocina del Rally Dakkar.

Durante su estadía en Córdoba, Cobos aprovechó para reunirse con productores agropecuarios locales, y se comprometió a contribuir para "reencauzar" las relaciones entre el campo y el Gobierno nacional, pese a que su vínculo con la Casa Rosada está "roto".

En una reunión en la Sociedad Rural de Jesús María, Cobos remarcó que "el camino es el diálogo", y dijo que "los intendentes son los que deben reclamar a los gobernadores, y ellos, a su vez, al Ministerio de la Producción o a la Subsecretaría".

Allí aprovechó para reiterar algunas definciones políticas, en especial sobre la posible candidatura presidencial del senador santafesino Carlos Reutemann.

"Cada hombre tiene derecho a presentarse. Reutemann es un buen candidato y los argentinos merecen una oferta variada", señaló.

"Reutemann conforma una propuesdta interesenta para el electorado argentino", concluyó.

Comentá la nota