Cobos exigió un acuerdo con el campo

Cobos exigió un acuerdo con el campo
Si al agro le va bien, les va bien a la industria, al comercio y al pueblo, dijo. Schiaretti volvió a pedir por las retenciones.
Leones. El cierre de la 53ª Fiesta Nacional del Trigo fue una tribuna de pedido unánime de diálogo y entendimiento entre el Gobierno nacional y el campo, con vistas a la reunión que mañana mantendrán la Mesa de Enlace y la ministra de la Producción, Débora Giorgi.

La visita del vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, fue el dato relevante y se transformó en el acaparador de los mayores aplausos. Desde el palco, pidió "escuchar los reclamos justos del sector agropecuario".

Por la misma cuerda, Cobos reclamó "un país más federal" y con políticas a largo plazo. A su lado, el gobernador Juan Schiaretti afirmó que Córdoba "siempre defenderá al campo".

"Si al campo le va bien". "En una época de crisis, las soluciones para el campo se traducirán en mejoramiento del consumo general. Si al campo le va bien, le va bien a la industria, al comercio y al pueblo", dijo Cobos previo a la primera ovación.

Criticó varias políticas del kirchnerismo y además de lo productivo habló de educación, seguridad y calidad institucional.

Cobos reclamó "un país más republicano y federal". Abogó por una mejor distribución de la riqueza "para que las provincias y los municipios sean artífices de sus destinos. Se habla mucho de un país federal, pero es poco lo que se concreta", disparó en una crítica al centralismo de los Kirchner.

Opinó que debe generarse una política fiscal "prudente y equilibrada" y pidió "recompensar al productor con un precio justo". Rechazó la política de "redondeo por subsidios, que generan incertidumbre e imprevisibilidad para invertir".

En general, dijo que "falta diagramar un país a largo plazo" y pidió "escuchar a todos, piensen igual o distinto, en un marco de respeto y tolerancia".

Schiaretti y las retenciones. En el cierre de los discursos, el gobernador Schiaretti coincidió con Cobos en ubicar al campo como "columna vertebral" de la economía y pidió "políticas productivas que contemplen la caída de los precios internacionales".

Dijo que se debe ayudar al productor a recuperar rentabilidad, incluido su reclamo de rebaja de las retenciones a la soja. "Esperemos que el diálogo que se inicia llegue a buen puerto. Es una posibilidad de superar la crisis", anheló.

Para el sector de la maquinaria agrícola ratificó que se trabaja en acelerar la devolución de los bonos de reintegros para la industria y el aporte provincial de 400 pesos por salario para 3.000 trabajadores del sector, a lo que espera sumar un aporte de la Nación.

Apelación de Mondino. El defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, se sumó a los reclamos de diálogo. "Llevamos 11 meses desde que se inició el conflicto y el Gobierno no encontró un mecanismo de diálogo con un sector de la envergadura del campo. Esto generó perjuicio para toda la Argentina. Lamentablemente, el Gobierno está sesgado al consenso. Uno de sus grandes errores es su gran sesgo de autoritarismo. Espero que cambien su estilo, sino (la reunión del martes) será una frustración más".

Roces con el intendente. Esta edición de la Fiesta del Trigo llegó al final con tironeo debido a declaraciones de tono virulento entre dirigentes ruralistas y políticos de distintas fracciones. No bastó con los intercambios que se desprendieron durante y después del acto del viernes en el predio de la fiesta cuando legisladores y funcionarios del Gobierno provincial salieron al cruce del titular de la FAA, Eduardo Buzzi.

Ayer, declaraciones del intendente local Fabián Francioni generaron un gran malestar en los productores locales y en la comitiva del vicepresidente Julio Cobos, a quien tildó de "traidor". Hubo cambios de programa de última hora y, aunque compartieron el mismo palco, la relación fue apenas protocolar.

El intendente dijo, en una entrevista publicada ayer por el diario Página 12, que el presidente del Senado fue "un traidor del radicalismo, del justicialismo y lo terminará siendo del campo". Por la noche lo declaró huésped de honor y le entregó regalos.

En la carpa de la Sociedad Rural de Leones en el predio de la Fiesta del Trigo no disimularon su bronca al leer que el intendente dijo que los ruralistas "ya no convocan a nadie" y que sólo habrá solución "si la Mesa de Enlace se hace a un lado".

Aseguraron que en unos días darán su respuesta a Francioni. "No queremos contestar en caliente", explicó un dirigente. "Por fin se sacó la careta", alertó un ruralista desencantado. "Dijo eso porque le prometieron cuatro millones de pesos para obras".

Comentá la nota