Cobos evalúa pedir licencia para poder ser candidato en 2011 sin renunciar

Es la salida que le permitiría enfrentar al kirchnerismo por la presidencia sin caer en una incompatibilidad. El resultado en Mendoza el 28 de junio será clave
Julio Cleto Cobos estaría decidido a pedir licencia como vicepresidente a partir del 2010. Esta opción, definieron sus asesores, le permitiría lanzar su campaña presidencial sin culpas, y a la vez poder cumplir su promesa pública de no renunciar a su cargo hasta el vencimiento del mandato en 2011.

"No se puede estar en misa y en procesión, y ciertamente no se puede ser vicepresidente y candidato a presidente por la oposición", confirmó a El Cronista el diputado cobista Daniel Katz, integrante de la mesa de decisiones del vicepresidente.

Cobos viene levantando el perfil en las últimas semanas, e incluso ha puesto en manos de los mendocinos su futuro político. "Si gano en Mendoza voy a ser precandidato a presidente", admitió Cleto por primera vez la semana pasada.

Precisamente, lo nuevo es que ahora sí dice con todas las letras que, en caso de ganar el 28 de junio en su provincia, va a pelear por la presidencia en el 2011. Y es por eso que en la tierra de los viñedos hace campaña personalmente, con mensajes de texto, actos y afiches con su imagen, mientras que en nombre de la preservación de su rol institucional, evita involucrar su figura en territorio bonaerense.

Precisamente, hace dos semanas, la mismísima Margarita Stolbizer fue a ver a Cobos para sondear si era posible que participe en la campaña crucial por la provincia de Buenos Aires. Pero no tuvo éxito, porque el vicepresidente está concentrado sólo en Mendoza. Y además no quiere perder frente a Néstor Kirchner.

Después de un debate interno en el entorno del mendocino, el pedido de licencia de Cobos a partir del 2010 surge como la herramienta perfecta para el año que viene. De acuerdo a los cobistas, el procedimiento formal consiste en presentar el pedido al Senado, cuerpo que será el encargado de aceptar o no la presentación del vicepresidente. Por esta razón es que Cobos piensa esperar a que los nuevos legisladores asuman en diciembre, porque cree que tendrá menos trabas políticas para que su presentación de licencia sea otorgada.

"Existe una incompatibilidad ética y moral para quedarse en la vicepresidencia y hacer campaña contra Kirchner", insiste Katz, uno de los impulsores del lanzamiento anticipado de Cobos.

Y es que en realidad, hasta hace aproximadamente un mes, en las oficinas de Cleto se hablaba del anuncio informal a la carrera presidencial, con la declaraciones públicas del vicepresidente, para después del 28 de junio. Pero la dinámica de la campaña, y el sketch de Showmatch lo cambiaron todo.

En ‘Gran Cuñado’, a Cobos se lo caricaturiza como un dirigente recluido, solitario y dubitativo. "Se lo delarruizó", se quejan los cobistas. De más está decir que en la Argentina, después del 2001, cualquier candidato presidencial que tenga una mínima similitud con Fernando de la Rúa, espanta a cualquier electorado.

Por esta razón es que el vicepresidente se mostró más activo que nunca en las últimas semanas. Con declaraciones fuertes y parado bien enfrente del Gobierno. "El candidato será Carrió, Binner o yo", dijo sin vueltas y sorprendió a propios y ajenos.

El sueño del cobismo es hacer realidad la fórmula ‘Cobos-Binner’ el año próximo. Pero antes, tendrá que pisar fuerte en el radicalismo, un partido que apenas le perdona el haberse ido con Cristina Kirchner en el 2007.

Hay demasiados recelos candentes. Prueba de ello son las listas colectoras que el cobismo (a través de ConFe ) presentó en protesta por la falta de lugares en las nóminas del Acuerdo Cívico bonaerense, por fuera de la UCR. El radicalismo se queja porque, con razón, sostiene que las listas van a dividir el voto opositor, pero el cobismo está dispuesto a seguir adelante. Y allí el problema es que los principales referentes del acuerdo están distanciados. Margarita Stolbizer casi ni se habla con Lilita Carrió, porque cree que defiende demasiado a Gerardo Morales, el jefe de la UCR. Y Cobos nunca tuvo una relación demasiado amistosa con Lilita.

Julio Cleto deberá trabajar duro para acomodar las cartas antes de empezar a jugar. Y para eso va a necesitar tener las manos libres. Hoy la solución tiene formato de pedido de licencia, desde 2010 hasta las elecciones de 2011.

Comentá la nota