"Que Cobos esté en el medio no le hace bien a la imagen de Argentina"

Mauricio Macri recorrió la cantina de los pescadores y dijo que en algún momento el vicepresidente "se va a tener que poner en algún lugar". También criticó al Gobierno por la crisis con el Banco Central.
El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, aseguró que el vicepresidente, Julio Cobos, "hoy no debe renunciar", pero dijo que "en algún momento va a tener que ponerse en un lugar porque estar siempre en el medio tampoco le hace bien a la Argentina en términos de imagen".

Macri recorrió ayer a la tarde la cantina de los pescadores. Se mostró amable, habló con la gente y hasta llegó a la banquina para sacarse la tradicional foto con las lanchitas amarillas de fondo, donde lo recibieron con música de acordeón. "El ritmo es de Calabria como su familia", le contó el músico que vive de las propinas.

Macri, sonriente, se movió como cuando está en campaña. Es que el jefe de Gobierno tiene previsto recorrer el país durante los fines de semana para que la propuesta del Pro llegue a toda la Argentina. "Queremos hacer un país distinto para 2011", dijo.

El fundador del Pro evitó opinar sobre si el vicepresidente debe llamar a sesiones extraordinarias cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viaje a la China. Pero sostuvo que Cobos "siempre está a mitad de camino y en una posición incómoda". Y explicó: "Es el vicepresidente de ellos. Eso es algo que algún día va a tener que clarificar y explicar por qué aceptó ir con los Kirchner. A mí me cuesta entenderlo".

- ¿Cree que debe renunciar?, le consultó LA CAPITAL

- Hoy no debe renunciar. Pero en algún momento va a tener que ponerse en algún lugar, porque estar en el medio tampoco le hace bien en términos de imagen a la Argentina. Un vicepresidente siempre tirándoles contras todo el tiempo... De todas maneras, nos vino bien en un punto para ponerle límites al kirchnerismo.

En cuando a la crisis desatada en el Banco Central por el Fondo del Bicentenario, Macri dijo que fue otro papelón más a los que nos tienen acostumbrados los Kirchner.

"Nos exponen frente al mundo y nos aleja de las inversiones, que son fábricas y trabajo para los argentinos", sostuvo. Y dejó en claro cuál cree que es la única salida para terminar con el conflicto: "Tiene que mandar el decreto al Congreso, que se discuta, que se debata y se decida qué es lo que se hace".

El jefe de Gobierno también aclaró que no cree en el Fondo del Bicentenario y adelantó que el Pro no lo va a apoyar el Congreso. "Creemos que tiene que haber prudencia en el gasto. No pueden agarrar las reservas de los argentinos para seguir pagando la fiesta de gastos que hacen con los contratos que inventan para la política, los piqueteros y el fútbol", explicó.

En cuanto a las acusaciones del kirchnerismo sobre que la oposición intenta frenar el Fondo del Bicentenario para frenar el gasto público, Macri dijo que "el Gobierno viene despilfarrando mucha plata en cosas que no tienen sentido". Y aseguró que se debe cumplir con el presupuesto "como lo hacemos todos los argentinos y no echar manos a las reservas cuando tienen que pagar".

Macri resaltó que en los primeros cuatro años de kirchnerismo las deudas se pagaron con superávit y administrando bien. "Ahora la Argentina no necesita un gobierno que despilfarre", insistió.

En tanto, el jefe de Gobierno aseguró que el Pro no piensa en la legitimidad de la deuda externa. "Creemos que hay que regularizarla, comprometerse a pagar en plazos razonables, tasas razonables y pensando en el futuro. Ir para atrás no tiene sentido", aclaró. Y dijo que ahora se están pagando las consecuencias por no dejar entrar a los bonistas que quedaron afuera una vez que el canje de la deuda se aceptó. "Como siempre, Kirchner se empacó y dijo que no", remató.

Comentá la nota