Cobos: "Esta ley es fundamental y no hay que apurarse para sacarla"

Cobos: "Esta ley es fundamental y no hay que apurarse para sacarla"
Recomendó esperar hasta que asuman en diciembre los nuevos legisladores.
En Mataderos, rodeado de banderas y consignas socialistas, después de inaugurar una biblioteca barrial en un local del Partido Socialista que llevará el nombre de Raúl Alfonsín, Julio Cobos volvió a diferenciarse -y a criticar- al Gobierno de Cristina Kirchner. Esta vez, por la ley de Radiodifusión.

"Es una ley fundamental y no hay que apurarse para sacarla. No puede haber plazos. Los tiempos no van a dar para sacarla con este Congreso. Sería saludable que se hagan aportes con los actuales legisladores y que tenga la legitimidad de los que asuman en diciembre. Es decir, la ley debe hacerse con el aporte del actual Congreso y tiene que tener resolución con los que asuman en diciembre". Eso fue lo que dijo el vicepresidente en diálogo con una decena de periodistas que fueron a cubrir la inauguración de la biblioteca.

Palabras similares a las que suelen utilizar otros referentes de fuerzas políticas opositoras, como el PRO y la Coalición Cívica. Cobos, según dijeron en su entorno a este diario, está alineado en esa dirección. Ayer habló con varios diputados y estuvo "muy pendiente" del tratamiento de la ley que por estas horas se debate en la Cámara de Diputados, revelaron.

"Yo creo que se tiene que tratar en todas las comisiones pertinentes, no como hasta ahora. Tiene que ser un debate en serio y el proyecto merece revisiones para ver cuál es el definitivo", sostuvo el mendocino.

Y agregó: "Esta ley trasciende a la actual gestión y por eso tiene que abordarse lo más ampliamente posible para que pueda salir con un consenso mayoritario. La ley debe ser pensada en beneficio de todos y no pensada contra alguien".

Cobos, junto con la bonaerense Margarita Stolbizer -que llegó una hora tarde al encuentro, cuando la inauguración de la biblioteca había terminado, aunque no evitó, como se había especulado, ni las risas ni las fotos con el vice- y otros dirigentes como Hipólito Solari Yrigoyen y Enrique Olivera impregnaron de perfume radical el local del Partido Socialista.

"El acercamiento político ya existe entre nosotros", dijo a Clarín el presidente del socialismo porteño, Roy Cortina. "La actividad de hoy es apenas una excusa", dijo otro socialista que piensa en una amplia construcción rumbo a 2011.

¿Y Elisa Carrió no fue invitada?, le preguntaron a Cortina. "Con la Carrió actual es difícil tener coincidencias", respondió.

Hubo mensajes de adhesión a la apertura de la biblioteca, y al nombre que llevará, de Rubén Giustiniani, el presidente del PS, y del diputado electo Ricardo Alfonsín, hijo del fallecido ex Presidente.

Las críticas dirigidas por Cobos al kirchnerismo se concentraron en el polémico proyecto sobre la ley de medios, pero hubo un breve espacio para otros temas.

Por ejemplo, le envió dardos a Néstor Kirchner por su intromisión en la salida de Emilio Monzó del Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires y también puso la lupa con duras crítica sobre el gobernador Daniel Scioli.

"Todo esto que pasó es una lástima. Monzó conocía del tema y tenía diálogo con el campo. Si Scioli aceptó que se metieran (por el supuesto pedido de renuncia exigido por Kirchner) es responsabilidad suya. El gobernador debería tener autonomía y libertad para decidir", concluyó.

Comentá la nota