Cobos está dolido porque la UCR no lo defendió de los ataques de Cristina

Cobos está dolido porque la UCR no lo defendió de los ataques de Cristina
El Vicepresidente está en Mendoza y se reunió con sus más íntimos colaboradores. Dicen que esperaba que el radicalismo defendiera su rol. Pero Sanz afirmó: "No quiero meter a mi partido en un debate de personas".
Hostigado por la Presidenta (quien lo acusó de conspirar) y por algunos referentes de la oposición (que aprovecharon la ocasión para cuestionarlo), el vicepresidente Julio Cobos espera un gesto de respaldo del radicalismo nacional. Sin embargo, el presidente de ese partido, el mendocino Ernesto Sanz, tomó ayer distancia del ex gobernador: "La Presidenta acusó a un universo más grande que a Cobos.

Él y (el titular del Banco Central) Martín Redrado son secundarios, no voy a meterme en ese tema, no quiero mezclar a mi partido en un debate de personas; quiero discutir temas de fondos", sostuvo.

Cobos siguió ayer en su casa de la Sexta Sección de esta ciudad, de donde el martes a la noche salió a defenderse públicamente luego de que Cristina Fernández de Kirchner lo cuestionara duramente por "querer ser presidente antes de 2011", en medio de la polémica por las reservas del Banco Central. Más sereno que antenoche, de acuerdo a lo que pudieron percibir los suyos, el Vicepresidente mantuvo diversos encuentros con sus principales alfiles y siguió de cerca las distintas repercusiones que tuvo el entredicho que mantuvo con la Presidenta.

En ese sentido, de acuerdo a lo que confió a Los Andes un hombre de su estrecha confianza, Cobos se mostró preocupado por la falta de respaldo del radicalismo nacional (del que podría ser candidato a presidente el año próximo) al "rol institucional" que ejerce. "Él siempre dice que a Cobos lo defiende Cobos.

No espera una defensa personal, pero sí que la UCR se pronuncie a favor de la defensa del rol del vicepresidente. El comunicado que sacaron no alcanza, se trata sólo de un pronunciamiento de coyuntura", aclaró el cobista.

El martes, luego de que Fernández de Kirchner lanzara una serie de cuestionamientos contra Cobos, la UCR nacional emitió un comunicado en la que se limitó a invitar "a todos los protagonistas de la vida institucional del país a restablecer la armonía para encontrar una salida a la crisis generada por la decisión gubernamental de utilizar reservas del BCRA para el pago de la deuda pública, sin respetar las normas vigentes".

Consultado por este diario, Sanz expresó ayer por la tarde: "Ratificamos el comunicado, le pedimos al Gobierno que recupere la calma, creo que la Presidenta acusó a muchos, a un universo más grande que Cobos". De esta forma, descartó cualquier defensa al Vice. "Pedimos un escenario para discutir el fondo de la cosa. No quiero mezclar a mi partido en un debate de personas".

Lejos de esta postura, el presidente de la UCR a nivel local, César Biffi, se encargó de hacer conocer la posición de la fuerza mendocina en favor del Vicepresidente. Pidió "que el radicalismo cierre filas en pos de darle gobernabilidad al país" y aclaró que "Cobos merece el respaldo de toda la dirigencia política".

Biffi afirmó: "Estamos ante la presencia de un Gobierno que ha perdido la sensatez", y agregó: "Cobos hizo lo que tenía que hacer, es decir, cumplir con su rol institucional. Está en ese lugar, pero se ha autoimpuesto cumplir con su tarea". Luego, cuestionó a la oposición por no defender al Vice: "He escuchado declaraciones mediocres, con la vista puesta en las urnas y no en la defensa de las instituciones".

Otro de los hombres que salió a avalar al Vicepresidente fue el jefe del Confe, Juan Carlos Jaliff. El ex vicegobernador de Cobos expresó, luego de un encuentro con el Vice: "Lo vi muy entero, confiado en lo que está haciendo; aunque está muy dolido con las declaraciones de la Presidenta".

El estado de ánimo de Cobos fue un comentario que se repitió entre sus partidarios, quienes advirtieron que el martes, al enterarse de los dichos de la Presidenta, estalló furioso. "Tenía una mezcla de dolor y de bronca", dijeron desde su entorno.

Comentá la nota