Cobos, enojado, se retiró de la Coalición Cívica

El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, decidió alejarse de las conversaciones que mantenía con las máximas referentes de la Coalición Cívica, Elisa Carrió (ARI) y Margarita Stolbizer (GEN), disgustado por el poco espacio que le estaban dejando a sus dirigentes en el armado de las listas de cara a las elecciones legislativas del 28 de junio.
De acuerdo a lo indicado por fuentes partidarias ligadas al "cobismo", cuya representación política es conocida como Consenso Federal (ConFe), el vicepresidente tomó esta decisión porque consideró que "en el armado de las listas le ofrecieron un cargo a salir en la nómina de candidatos a diputados nacionales".

Por ejemplo, se mencionó el caso de su referente en la Segunda Sección electoral bonaerense e intendente de Pergamino, Héctor "Cachi" Gutiérrez, a quien le ofrecieron ocupar el cuarto lugar de esa nómina, mientras que a los demás referentes los relegaron a un sitial que poco y nada les garantiza lograr una banca de legislador nacional.

Con ese panorama, Cobos advirtió que no podía acompañarlos y que de inmediato pondría en marcha el "Plan B": el armado de una lista propia que le garantice mayores espacios en la Cámara de Diputados de la Nación.

En ese sentido, trascendió que el vicepresidente recurriría al partido VIDA (cuyo referente provincial es el quilmeño Ángel Spotorno, de origen radical), que tiene personería jurídica en la provincia de Buenos Aires.

La "lectura" que ha hecho Cobos, según los voceros partidarios, es la siguiente: si con la Coalición Cívica aspira a ingresar a Gutiérrez solamente al Congreso, con su propia lista estaría en condiciones de lograr tres o cuatro bancas, siempre teniendo en cuenta que las últimas encuestas no le dan un buen pronóstico a Margarita Stolbizer, quien aparece lejos de Francisco de Narváez y de (aunque no definió su candidatura) Néstor Kirchner.

Al respecto, las fuentes señalaron que el vicepresidente "saca cuentas y se convence de que su espacio está creciendo y ya no depende de la Coalición Cívica, cuyas máximas dirigentes han sido poco generosas con su espacio".

Así, se menciona el respaldo con el que cuenta en la Segunda Sección, que además del intendente Gutiérrez tiene a los jefes comunales de Ramallo, Ariel Santalla; y de San Pedro, Mario Barbieri, además de legisladores provinciales y concejales de varios distritos. Además, en la Cuarta Sección, cuenta con el apoyo del intendente de Junín, Mario Meoni.

"Si en la lista de la Coalición apenas se puede incorporar a Gutiérrez, con una propia seguramente tendremos más representantes en el Congreso", dicen que fue la orden de Cobos al fundamentar su alejamiento de los "lilitos" y "margaritos".

El "Plan C" y un rumor preocupante

Como si el anterior razonamiento del vicepresidente fuera poco, paralelamente trascendió que existe otra posibilidad de armado cobista fuera de la CC: la que se haría con VIDA más la Unión Cívica Radical, que por estos momentos atraviesa momentos de tensión tanto con Carrió como con Stolbizer.

Aparentemente, el presidente de la UCR y senador nacional jujeño, Gerardo Morales, está teniendo los mismos problemas que Cobos con los lugares en las listas de candidatos. "En la medida que no encontremos flexibilidad, nos vamos", dicen que expresó el legislador del norte tras una reciente reunión con sus colaboradores.

En tanto, y entre tanto enojo de Cobos con la Coalición Cívica y con varios dirigentes políticos, trascendió que en los últimos días mantuvo frecuentes reuniones con el "cerebro" del radicalismo, Enrique "Coti" Nosiglia.

Nosiglia, cabe recordar, fue el ministro del Interior del recientemente fallecido ex presidente Raúl Alfonsín, pero todos le reconocen el poder "en las sombras" que supo ostentar, además de ser el mandamás de la Coordinadora, el aparato del radicalismo de donde surgieron la mayoría de los dirigentes de peso.

Pero los encuentros de Cobos con Nosiglia no son ingenuos: este último dice "saber a la perfección que Néstor Kirchner no se va a presentar como candidato a diputado, va a reconocer que su idea de poder no cuaja en la ciudadanía argentina como así tampoco el Gobierno de su esposa, Cristina Fernández de Kirchner… y por lo tanto le van a dejar el camino allanado al vicepresidente de la Nación".

¿Y el "Coti" qué tiene que ver en todo esto, además de conocer ese dato?, preguntó Agencia NOVA a una de las fuentes, que simplemente se limitó a explicar que "lo está asesorando al vicepresidente de la Nación en el armado de un gabinete alternativo de ministros".

A buen entendedor, pocas palabras.

Comentá la nota