Cobos dijo que no quiere una "ley a las apuradas"

CORDOBA.- En una visita que le dejó tiempo para reuniones políticas, el vicepresidente Julio Cobos dijo ayer en esta provincia que la estatización del sistema previsional se está tratando "a las apuradas" y que el presupuesto 2009 "merecerá pronto una revisión conforme a nuevas variables".
"El proyecto de las AFJP, por tratarse de una cuestión de Estado, merece un tratamiento más profundo", señaló el vicepresidente, que llegó para disertar invitado por la Bolsa de Comercio local.

Cobos afirmó que acelerar el tratamiento parlamentario "impide un mayor debate, un mayor consenso en algo que se debería lograr en una mesa de acuerdo" en lugar de "definir una ley a las apuradas".

El vicepresidente sostuvo que es necesario que el nuevo sistema "tenga seguridad jurídica, que tenga previsibilidad, que homogeneice" los sistemas actuales. "Se me ocurre a mí que el sistema de capitalización puede permanecer como un complemento", añadió.

Distanciado de la presidenta Cristina Kirchner, Cobos también tuvo críticas para el proyecto de presupuesto 2009 y anticipó que esa norma "merecerá pronto una revisión conforme a nuevas variables" porque "los ingresos por importaciones y por retenciones han sido modificados".

Además, atacó los superpoderes de la Jefatura de Gabinete, que le permiten reasignar partidas presupuestarias, y opinó que debe ser modificado el artículo 37 de la ley de presupuesto para limitar esas atribuciones.

"Sabemos que es una herramienta que necesita el Poder Ejecutivo, pero me parece que lo bueno sería acomodar todas las variables", dijo en una conferencia de prensa.

Si bien ya no esconde sus ambiciones políticas, Cobos volvió a negar una postulación presidencial. "Lo que quiero es ser un buen vicepresidente. Los tiempos hay que medirlos después, dejando para más adelante...viendo cuál es el futuro", dijo, no muy convencido.

Puerta abierta

Cobos se hizo tiempo para reunirse con el jefe del opositor Frente Cívico, Luis Juez, con el senador nacional Carlos Rossi, y con el ex jefe comunal radical Rubén Martí. En cambio, no pudo encontrarse con el gobernador Juan Schiaretti, que ayer se reunió en la Capital con el ministro del Interior, Florencio Randazzo. En cambio, el ministro de Desarrollo Social, Juan Carlos Massei, lo recibió en el aeropuerto.

"Es el único hombre del Gobierno que tiene voluntad de reunirse con la oposición", lo elogió Juez apenas terminó la reunión. Aunque el ex intendente cordobés dijo que "no hubo definiciones" con vistas a una posible estrategia política común, fuentes cobistas contaron a LA NACION que los dos "dejaron la puerta abierta para futuras conversaciones".

En la reunión quedó claro que lo que más los separa es la cercanía de Juez con Elisa Carrió. "Yo no comulgo con su forma de hacer política", le dijo el vicepresidente, según las mismas fuentes. En principio, el nexo entre ellos será el senador Rossi (un juecista cercano a Cobos), que volverá a reunirlos más adelante.

Comentá la nota