Cobos dice que nunca defendió al jefe del BCRA

Cobos dice que nunca defendió al jefe del BCRA
El vice cree que no tendrá que votar en la comisión que debe aconsejar al Ejecutivo sobre la permanencia de Martín Redrado. Si fuera necesario podría optar por su remoción
"No existe ninguna declaración mía en defensa del actual presidente del Banco Central". Escueto, el vicepresidente Julio Cobos insinuó ayer en un comunicado oficial lo que sus principales operadores comentaban en voz baja: si su voto se hace necesario en la comisión parlamentaria que debe pronunciarse sobre el futuro de Martín Redrado (ver página 4), no está dispuesto a sostener al funcionario. Sorprendió así al propio Gobierno, que imaginando otro voto no positivo del mendocino había salido anoche a criticarlo de antemano y a subrayar que el dictamen de ese cuerpo deliberativo no es vinculante. Además, tras escuchar por televisión en su despacho el discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kichner, Cobos le pidió que "por el bien del país reconsidere su decisión y viaje a China" y reiteró que, de quedar a cargo del Ejecutivo, no afectará "la gobernabilidad".

"Este es un viaje muy importante que fue largamente planificado y acordado; además representará una excelente oportunidad para profundizar las relaciones bilaterales con la segunda economía del planeta", argumentó el mendocino su pedido para que la mandataria no cancele la visita a Oriente. Subrayó además: "Cada vez que estuve a cargo del Poder Ejecutivo no firmé decreto alguno, excepto el de honor por el fallecimiento del ex presidente Alfonsín y fue con su anuencia; no realicé acciones contra las políticas del Poder Ejecutivo Nacional y no tomé decisiones administrativas de ningún tipo. Por lo tanto, si nunca se afectó la gobernabilidad tal como expresó la Presidente hoy no veo razones para cancelar esta trascendente visita de Estado".

Y, en otro intento de remarcar su postura institucionalista, enfatizó además que jamás defendió a Redrado, sino que sus únicas expresiones al respecto fueron "que de haberse cumplido con lo que establece la Carta Orgánica referido a la remoción del Presidente del BCRA no era necesario un decreto de Necesidad de Urgencia; ya que el dictamen de la Comisión (convocada ayer por la Presidenta) no es vinculante pero si es una condición necesaria para cumplir con la ley". En el comunicado, difundido luego de una prolongada reunión con sus asesores en el Senado, Cobos cuestionó además las "reiteradas acusaciones agraviantes" hacia su persona y su investidura que, según estimó "producen, no solo daños personales sino también institucionales y que seguramente preocupan al pueblo argentino".

Legisladores radicales de fuerte cercanía con el vicepresidente confirmaron en diálogo con El Cronista la postura del mendocino. "Ni Cobos ni nadie quiere inmolarse por Redrado. Si él tiene que votar en la comisión, lo hará políticamente, para que Redrado se vaya. Solo pretendemos garantizar que pueda ir (al Congreso) y que diga lo que tiene que decir. Una vez que eso suceda, se va a cerrar el ciclo Redrado", aseguraron.

En el entorno del mendocino estimaban además que, con la fuerte embestida de la Presidenta en contra de Cobos, el Gobierno buscó "disimular el reconocimiento del error, la derrota".

Comentá la nota