Cobos no descarta alianza con Juez, pero con la UCR como eje

Opinó que el partido no puede "ir a la cola" en un potencial frente electoral.
Aunque fue muy cauto a la hora de referirse a la situación del radicalismo cordobés y prefirió dejar esa cuestión en manos de los dirigentes locales, el vicepresidente Julio Cobos negó ayer en Jesús María que esté en contra de que la UCR avance en una posible confluencia electoral con el Frente Cívico que lidera Luis Juez. Así, desdijo algunas evaluaciones en sentido contrario que había vertido en Córdoba semanas atrás.

“Cada distrito tendrá la posibilidad de definir (su estrategia). Uno no puede dar una receta y menos cuando no conoce”, advirtió el vicepresidente, pero luego rescató que Córdoba “es una provincia que siempre fue radical” y que el partido ganó “incluso en la mejor época del justicialismo”.

“La diferencia puede estar en quién es la cabeza de esta alianza, si el radicalismo o el Frente Cívico”, sostuvo, impulsando ese debate.

En ese marco, oficializó su preferencia de que la UCR tenga un perfil protagónico, como también pretenden los denominados Radicales de Frente, que con el jesusmariense Marcelino Gatica al frente hace rato que conforman la pata radical del Frente Cívico y apuntan a ganar espacios crecientes dentro de esa coalición.

“Me parece que en Córdoba el radicalismo puede ser la columna vertebral y convocar a otros sectores y no ir a la cola”, sugirió Cobos, respecto al armado electoral para las legislativas de este año.

El vicepresidente desgranó estos conceptos tras reunirse ayer el mediodía con Gatica y otros intendentes radicales del Departamento Colón, además del dirigente capitalino Fernando Montoya, con quienes intercambió opiniones respecto a la realidad partidaria provincial y nacional. Entre otros, estuvieron los intendentes Carlos Ciprián (Sinsacate), Rodolfo Visintín (Colonia Caroya), y Germán Jalil (Unquillo).

Como se sabe, la UCR de Córdoba renovará su conducción en elecciones internas convocadas para el próximo 26 de abril, pero ese debate ya está atravesado por un dilema básico: si el partido presentará candidatos propios en las legislativas de este año, en un intento por recuperar perfil propio, o bien si anudará una alianza institucional con Juez, ya anotado como candidato a senador nacional.

Por la vuelta. Cobos, que comparte con Gatica (su anfitrión de ayer) la condición de haber sido expulsado del partido por sumarse a otras fuerzas electorales, también reiteró que la UCR debe abrir sus puertas generosamente para reintegrar a quienes se fueron.

Cuando se le consultó puntualmente si pedía que a nivel provincial se le levantara la sanción a Gatica, señaló: “Estamos pidiendo por todos. El radicalismo tiene que convertirse en una alternativa el día de mañana, tiene que tener posibilidades, no sólo de ser oposición sino de ser gobierno. Puede encabezar un frente amplio”, se ilusionó.

Sobre su situación personal, recordó que, a diferencia de otros dirigentes, él no renunció y que sigue siendo radical “más allá de las suspensiones o expulsiones”. No obstante, dijo que no quiere “ser un obstáculo para la unidad del partido”, al que consideró que hay que “reconciliar” internamente, a partir de que “cada uno reconozca sus errores”.

Cobos no negó que como dirigente político tenga ambiciones plantadas a futuro, concretamente para ser candidato a presidente en 2011, pero se ocupó de bajarle el tono a esas especulaciones, al menos por ahora. “No se todavía lo que voy a ser en 2011”, repitió un par de veces, aunque ratificó que seguirá trabajando para alcanzar un armado político en todo el país.

Comentá la nota