Cobos no se va y desafía a "que se animen" a iniciarle juicio político

" Olvídense de que renuncie", dijo el vicepresidente. Su comparación con los candidatos testimoniales y la remoción de Redrado.
La respuesta no se hizo esperar. Luego de que Cristina y sus funcionarios apuntaran contra su figura, Julio Cobos ratificó que no renunciará a su cargo y desafío a los representantes del gobierno a que se "animen a iniciarle un juicio político" si no quieren que continúe en su puesto.

"Olvídense de que Cobos renuncie", avisó el vicepresidente en declaraciones publicadas hoy en el diario Crítica de la Argentina, en medio de la embestida del kirchnerismo para que dé un paso al costado por su enfrentamiento con la jefa de Estado.

" Siempre dije que la única forma es mediante un juicio político. Anímense a pedirlo. Los que me critican son funcionarios públicos que están obligados a denunciarme si es que tienen elementos para hacerlo. De lo contrario estarían incumpliendo con sus deberes. Mi candidatura no fue testimonial como la de ellos", agregó el vicepresidente.

Cuando se le preguntó si creía que el oficialismo no tenía motivos para denunciarlo, el Vicepresidente afirmó que "me atribuyen a mí lo que hacen ellos. Me acusan de desestabilizador pero parece que la figura del vicepresidente puede ser motivo de escarnio por parte de cualquier funcionario. Eso es destituyente. Insisto en que me inicien un juicio político".

Cobos remarcó que se concentrará en el caso de la remoción del titular del Banco Central, Martín Redrado, a través de un decreto de necesidad y urgencia y dijo que su intención es que la Comisión Bicameral que debe tratarlo "comience a sesionar lo más rápido posible".

"Intentaré que el lunes se concrete la primera reunión. Que nadie especule con que yo tengo intenciones de dilatar el tema", advirtió. Cuando se le preguntó si la Presidenta debería derogar el DNU antes de que actúe la Comisión, Cobos consideró que "tenemos que encontrar una solución razonable" y señaló que no pretende "esquivar el fondo de la cuestión".

"Tampoco tengo una decisión anticipada y aclaro que se debe garantizar el derecho de defensa y escuchar la acusación. Desde un primer momento dije que el Gobierno no necesitaba un DNU para separar a Redrado. Ahora la comisión debe resolver el tema y destrabar esta situación en la que quedó el Gobierno", concluyó.

Comentá la nota