Cobos dará la bendición a Mestre y Aguad

La alta imagen positiva del mendocino en las encuestas es un imán que atrae a los cabezas de lista de la UCR. En cambio, al menos aún no trascendió que busquen idéntico apoyo del presidente nacional, Morales.
Ramón Mestre y Oscar Aguad hurgan en la agenda de Julio Cobos con la esperanza de encontrar en ella un espacio suficiente para el ritual de la bendición de sus candidaturas.

El vicepresidente radical puede mostrar generosos índices de imagen positiva en la provincia de Córdoba, donde pasó de ser un gris personaje de reparto a un héroe antikirchnerista, después de de-

sempatar en contra del gobierno en el recordado debate por las retenciones en el Senado.

Cobos fue expulsado de la UCR por treparse a la fórmula presidencial del peronismo en 2007, pero rendidos frente a su alta consideración pública los radicales le cambiaron la sanción fatal por una suspensión hasta que concluya su mandato. Y de penado, el mendocino se transformó en un talismán.

La dupla Mestre-Aguad viajaría esta semana a Buenos Aires en busca de la foto con el vicepresidente. El concejal tiene línea directa con Cobos y ya logró que le dé una mano cuando todavía Mario Negri impulsaba el Pacto de Oliva con Luis Juez. Aquella vez, Cobos y Mestre estuvieron acompañados por Rubén Martí. Ahora, a la tercera silla la ocupará el jefe de los diputados nacionales de la UCR.

"Cobos no va a hacer campaña en la provincia, pero va a apoyar públicamente, y por eso se va a reunir en los próximos días con Mestre y con Aguad", contó a LA MAÑANA un estrecho colaborador del mendocino.

La disputa electoral del 28 de junio, en Córdoba, será un tironeo entre tres listas que profesan el antikirchnerismo, por lo que quien resulte más creíble para los votantes tiene más chances de quedarse con la victoria.

En ese sentido, la imagen de Cobos levantando los brazos de Mestre y de Aguad podría ayudar mucho.

¿Y Morales?

Todavía no trascendió que los primeros candidatos a senador y a diputado nacional de la UCR planeen idéntico procedimiento con el presidente del partido, el jujeño Gerardo Morales. ¿Interesa menos esa foto?

El titular del Comité Nacional tiene una muy buena relación con Negri, el rival interno de Mestre y Aguad que se opusiera hasta el último aliento a que el radicalismo vaya estrictamente con candidatos propios a la próxima elección.

Incluso, Morales llegó a amenazar a los radicales cordobeses con sanciones políticas (hasta se habló de la intervención) si rechazaban la alianza con Juez.

Comentá la nota