Cobos no se cruzó con Jaque porque cambiaron el horario de un acto en Malargüe

El Vicepresidente iba a participar de la inauguración de las obras de finalización del observatorio de rayos cósmicos Pierre Auger. Pero a última hora postergaron el acto para la tarde. Dicen que Jaque pidió la modificación para evitarlo.
El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, a cargo de la presidencia, arribó esta mañana a Malargüe para participar de los actos de inauguración de las útlimas obras del observatorio de rayos cósmicos Pierre Auger. Pero allí se enteró que no se iba a realizar a las 13, como estaba previsto, sino a las 18.30, por lo que debió volverse a Buenos Aires.

Por la postergación, Cobos no se encontrará con el gobernador Celso Jaque, que sí participa de los actos formales de este hecho de trascendencia para la comunidad científica internacional.

Según Cobos, se le cursó una invitación para la inauguración a las 13, pero por alguna razón el horario se cambió. Por cuestiones de agenda, el vicepresidente tenía que estar de regreso en Buenos Aires alrededor de las 17 por lo que no participa de los actos protocolares.

Algunos trascendidos afirman que el cambio se hizo a pedido del gobernador Jaque, quien viajó a su departamento natal con todo su gabinete. "Pregúntenle a Jaque, a mí me invitaron al mediodía", afirmó Cobos.

El ex gobernador igual se dio tiempo para compartir con la comunidad científica un almuerzo en los Castillos de Pincheira y luego de mantener una reunión con el ministro de Educación de Alemania -que se encuentra también en Malargüe- emprendió el vuelo de regreso.

Otro dato curioso de esta visita presidencial fue la ausencia del intendente Juan Antonio Agulles -hombre del riñón de Jaque- en el aeropuerto. Cobos fue recibido en cambio por el secretario de Desarrollo Humano, Juan José Narambuena. Como ya es costumbre en el vicepresidente, apenas descendió del avión habló con la prensa y no tuvo reparos en cuanto a temas ni preguntas.

Sobre su relación con la presidenta Cristina de Kirchner, se limitó a decir que la relación está "en punto muerto". También se refirió a la alianza de Elisa Carrió y la UCR y aseveró que "es bueno en el marco de la democracia, pero es importante que no excluyan a nadie".

Por otra parte hizo un balance de su gestión en la vicepresidencia a casi un año de asumir y manifestó estar conforme porque "siempre actué de acuerdo a mis convicciones", y señaló que el único objetivo que tiene hasta ahora es "terminar la vicepresidencia en 2011".

Comentá la nota