Cobos cree que el Gobierno lo espía, pero dice no tener nada que ocultar.

Cobos cree que el Gobierno lo espía, pero dice no tener nada que ocultar.
En su entorno creen que hay teléfonos pinchados, pero aseguran que no les preocupa. Hubo sabotajes en Internet.
Al principio estaban preocupados, pero dicen que la actitud de Julio Cobos los tranquilizó y hasta hacen bromas con el tema."Vieron, dicen que en el Gobierno no escuchan a Cobos, pero parece que no es así", ironizó un colaborador del Vicepresidente, refiriéndose a las supuestas escuchas telefónicas de las que serían objeto Cobos y sus allegados.

Oficialmente, aseguran que sólo hay comentarios acerca de que los teléfonos están pinchados, pero que no tienen ningún indicio. Por las dudas, Cobos dijo estar despreocupado. "Me dicen ?cuidate con el teléfono`. Pero no me preocupa y lo tomo con humor porque no tengo nada que ocultar", repitió varias veces.

Los rumores de que "espían" aCobos resurgieron luego de que Alberto Fernández denunciara que le habían hackeado su correo electrónico y también sospechaba que tenía el teléfono pinchado.

Uno de los datos que llamó la atención de los colaboradores de Cobos fue que había información que sólo se había transmitido por teléfono que rápidamente fue filtrada en otros ámbitos.Ante esa realidad algunos optaron por reducir las comunicaciones por celular.

Sabotajes informáticos

El propio Cobos restó importancia al tema y sigue con su rutina habitual.A su favor tiene que no es un usuario frecuente de la tecnología por lo que, aseguran, difícilmente las cosas más privadas se encuentren, por ejemplo, en un correo electrónico. De hecho Cobos no tiene un correo personal y sólo usa el institucional del Senado, que es manejado por sus asesores.

"No tuvimos ningún inconveniente serio. Hubo intentos de hackear, pero no hecho por profesionales. No hemos detectado intención de interferir los correos. Si lo hicieran no nos preocupa demasiado", aseguró Facundo Maldonado, un asesor de Cobos encargado de administrar los contactos en Internet a través de Facebook y otras redes sociales.

Pero sí tuvieron problemas antes de las elecciones. Según explicaron hubo intentos de sabotaje en el sitio oficial de Cobos y en el de su fundación (CODA). Los técnicos detectaron que hubo ataques que requieren del uso de tecnología específica para hacer caer los servidores.

Además debieron pedir a la empresa Facebook enEstados Unidos para que diera de baja a todos los perfiles truchos de Cobos que había en la red social y que, según ellos, buscaban perjudicar al ahora precandidato a presidente.

Los rumores crecieron y hay algunos colaboradores que admiten estar convencidos de que sus teléfonos están "pinchados". Sin embargo, aprovechan el tema para mostrarse "distintos". "Tratamos de evitar la paranoia y nos reímos del tema. Si quieren escuchar que escuchen. Tiene que ver con la actitud global del cobismo; no tenemos nada que ocultar", aseguró Maldonado.

Ahora aseguran que Cobos no cambió su rutina, sigue con los mismos teléfonos y no se interesó por averiguar si realmente es espiado o no.

"Nunca hemos pedido ni solicitado, oficialmente ni extraoficialmente, alguna investigación sobre este tema. No tenemos cómo detectar realmente si las líneas están intervenidas pero si el Vicepresidente no le da importancia. Entonces no hay por qué preocuparse", aseguró otro de los voceros de Cobos, quien recordó que cuando era gobernador de Mendoza también hubo momentos en los que se sospechó que había algún tipo de espionaje.

"En el correo hay pedidos de la gente, felicitaciones, consultas, comunicados, nada que les pueda interesar.Pueden escuchar todo lo que quieran que no van a encontrar nada raro", aseguran.Pero el inconveniente para ellos es sentirse espiado en temas privados.

Comentá la nota