Cobos, contra Kirchner por no poder opinar

El vicepresidente Julio Cobos reiteró hoy sus críticas contra el ex presidente Néstor Kirchner y dijo sentirse parte del gobierno de Cristina Fernández pero "sin poder opinar" sobre las decisiones que se toman.
Buenos Aires, 6 de diciembre.-"El vicepresidente es como la salud, se lo valora cuando se lo pierde", dijo el vicepresidente Julio Cobos y señaló que "el kirchnerismo necesita cambios" en una entrevista publicada hoy.

Además, admitió que se siente "parte (del gobierno) sin poder opinar previamente de las acciones que se toman, ésa es la verdad. Trato de colaborar con mi humilde opinión ante las medidas que se anuncian, ése es el rol que puedo cumplir".

Consultado por el diario Perfil sobre si se puede sostener esa relación cuando faltan tres años de gobierno, Cobos dijo que "eso se verá en 2011. Es complicado".

"Uno puede tener mayor o menor simpatía, pero no la de trabajar tan aisladamente. El compromiso lo asumí con la gente y trataré de sobrellevarlo. No le haría bien al país ni a nadie que me vaya", remarcó.

Asimismo, reconoció que percibe en su contra "gestos, actitudes, la no participación".

"Algunas visitas que uno hace, sabe que llegan mensajes al sector que se va a visitar. Son chiquilinadas. En un país serio esto no ocurriría", destacó.

Cobos también sostuvo que cuando Kirchner contó la supuesta anécdota de su esposa quejándose por el vicepresidente que le puso "el principal perjudicado fue él", por el ex presidente. "A la Presidenta también la afectó porque ella quedó como aceptando una imposición y él tomando una decisión que cree equivocada. No creo que eso le haga bien a un ex presidente ni ayuda en los momentos complicados que vive el país", añadió.

El vicepresidente también consideró que "el kirchnerismo necesita de cambios. Se está manejando igual que en la etapa inicial". "Lo que fue bueno en las primeras etapas es malo o insuficiente en otras. Se hablaba de una profundización del cambio, de una mayor institucionalidad, de acuerdos con el campo, con la industria, de diálogo... y de todo eso aún no hay señales", indicó.

Cobos también opinó que Néstor Kirchner "debería ser más moderado (en su influencia sobre la presidenta), pero no creo que sea su intención".

"Con el afán de ayudarla, no la ayuda demasiado. El liderazgo político administrativo lo debe tener la Presidenta. No dejar lugar a dudas. No digo si lo ejerce o no, creo que ella tiene la inteligencia y la capacidad, pero no sólo tiene que serlo sino también parecerlo", acotó.

En ese sentido, sostuvo que desde la gestión de Kirchner a la de su esposa "no cambió nada, ese es el problema".

"Es una etapa distinta. La Nación ya no puede hacer cordones, banquinas o viviendas. Tiene que delegarles los recursos a los intendentes. Debe estar en las grandes cosas", agregó.

Cobos también estimó que la elección de 2009 para el oficialismo "va a ser complicada. De seguir las cosas como están hoy. Hay que ver si no hay un viraje, un cambio de formas".

Comentá la nota