Cobos, Carrió y Scioli lideran los sondeos.

Cobos, Carrió y Scioli lideran los sondeos.
El vicepresidente es el dirigente con mejor percepción pública a pesar de no haber abandonado el Gobierno. Lo sigue de cerca la líder de la Coalición Cívica. Sin embargo, Carrió fue la preferida de los encuestados cuando les preguntaron por quién votarían si las elecciones presidenciales fueran este domingo. El único kirchnerista que cosecha adhesiones similares a los de la oposición es el gobernador bonaerense. La imagen de Cristina Fernández de Kirchner siguió bajando. El 39,6% califica como “mala” su figura. Y el rechazo a Néstor Kirchner trepó al 45,4% en los últimos dos meses.
Si la elección presidencial se disputara mañana, Elisa Carrió se impondría con el 11,8% de los votos. El vicepresidente Julio Cobos se ubicaría debajo a casi tres puntos de diferencia. Y el ex presidente Néstor Kirchner obtendría el tercer lugar con el 8,3%, en un contexto de fuerte dispersión entre los candidatos sondeados. Al menos así lo revela una encuesta nacional de la consultora Management & Fit (M&F) elaborada durante esta semana sobre 2046 entrevistados de todo el país.

Daniel Scioli, Carlos Reutemann, Juan Schiaretti, Mauricio Macri y Hermes Binner, en este orden, siguen al pelotón de adelante. Claro que el porcentaje de votantes indecisos fue el más alto de todos, ya que el 16,4% de los encuestados confiesa no saber todavía a quien elegir.

Pero así como la medición por intención de votos arroja un escenario todavía embrionario, no ocurre lo mismo con otra parte del trabajo, que analiza la percepción de la imagen de los principales dirigentes nacionales.

En primer lugar, el sondeo concluye que la imagen “mala” de Cristina Fernández de Kirchner alcanzó al 39,6% en el último mes, la más alta registrada hasta ahora por la empresa M&F. La batería de anuncios lanzados en los últimos cuatro meses por el Gobierno no logró tampoco recuperar la imagen “buena” y “muy buena” de la mandataria, que en febrero volvió a experimentar una leve caída respecto de diciembre (27,1 por ciento).

Tampoco su marido, Néstor Kirchner, pudo escapar a la tendencia. Su imagen “mala” subió más que la de Cristina, al alcanzar el 45,4%, en tanto que la “buena” y “muy buena” se mantuvo estable alrededor de los 23 puntos. De este modo, quedó muy cerca de la percepción de su antecesor Eduardo Duhalde, quien se retiró de la Presidencia sin brillo.

Según el sondeo, el único dirigente kirchnerista que parece inmune al deterioro del oficialismo es el gobernador bonaerense, Daniel Scioli. El 18% tiene una opinión negativa de su figura mientras que el 42,4% aprueba al mandatario bonaerense pese a su incondicional apoyo al matrimonio presidencial en el conflicto con el campo y a los crecientes índices de inseguridad, que tuvieron un nuevo pico de atención pública con el secuestro del empresario Leonardo Bergara.

El otro oficialista que no tiene una mala percepción pública es el jefe de Gabinete, Sergio Massa, cuyo apellido figura en las listas de candidatos a diputados que la Casa Rosada deshoja para los comicios de octubre. El 25% de los entrevistados dijo tener una percepción favorable de él y el 27,1% calificó su imagen de “regular”. Sin embargo, el 31, 9% de los entrevistados aseguró desconocer al ex intendente de Tigre.

En la vereda de enfrente. En el espectro opositor las cifras positivas lucen mucho menos mezquinas. De los dirigentes relevados por la encuestadora son varios los que superan el piso de 30% en imagen “buena” y “muy buena”. El ranking lo encabeza el vicepresidente Cobos con el 49% de imagen positiva, quien pese a no haber abandonado el Gobierno cosecha adhesiones como un líder opositor. Lo sigue Carrió con 44,1% y Macri con 42,4 por ciento. En un contexto de fuerte dispersión y alta confusión en la “opinión pública respecto de los armados electorales, estos tres dirigentes emergen como los de mejor ponderación en el electorado”, según el muestreo.

Contrastan estas cifras con la principal novedad que arroja la medición: la baja ponderación del senador Carlos Reutemann, un hombre de quien siempre se presumió que conservaba una alta valoración pública. En parte fue esta presunción la que hizo sacudir en diciembre el adormecido escenario político cuando reveló que “pensaría en ser candidato a presidente en 2011”. Su expresión de deseo tuvo señales de apoyo pero también de rechazo. Según la encuesta de Managment & Fit, el 25,5% de los consultados tiene una opinión positiva del santafesino mientras que el 30,5% pondera como “regular” su imagen como dirigente, y el 26% la considera “mala”.

Su principal competidor en la provincia de Santa Fe, el gobernador Hermes Binner, parece no mellar las aspiraciones presidenciales de Reutemann. En todo el país, el socialista tiene un nivel de aceptación cercano al 20%, pero el 57,9% dijo no conocerlo o no tener opinión sobre él. Algo similar sucede con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti: el rubro “no sabe/no contesta” llega al 34,5 por ciento.

Comentá la nota