Cobos capitalizó el homenaje al ex presidente en el Senado

El vicepresidente Julio Cobos fue el protagonista político de la despedida a Raul Alfonsín y dio fuertes señales de acercamiento a la UCR, al participar del cortejo fúnebre abrazado al titular del partido, Gerardo Morales
Si bien el proceso de reunificación de la centenaria fuerza ya estaba en marcha, la muerte del ex presidente aceleró los tiempos: Cobos reconoció su deseo de volver a la UCR a pesar de mantener su cargo en el Gobierno kirchnerista y dejó entrever su anhelo de convertirse en el próximo líder del radicalismo.

"En una de mis últimas conversaciones con Alfonsín, me pidió que hiciera todo lo posible para que vuelva a la UCR. Ése era su deseo y yo estoy dispuesto. Hay que reconstruir al radicalismo, falta poquito para que suceda", sostuvo Cobos.

Aunque el vicepresidente aclaró que su repatriación a las filas radicales -de la que fue expulsado "de por vida" por su alianza al kirchnerismo- no "depende" sino "de la dirigencia partidaria", su cercanía a Morales en la despedida de Alfonsín fue una señal del inicio de una nueva etapa en el radicalismo.

Con la muerte de Alfonsín, Cobos evitó postularse como heredero, pero expresó: "Esto es un tema para discutir más adelante, veremos quien asume esa responsabilidad".

Como vicepresidente, titular del Senado y radical, Cobos fue figura omnipresente en los tres días de duelo por Alfonsín, que curiosamente coincidió con su breve periodo a cargo del Ejecutivo, por la salida de la presidenta Cristina Kirchner del país.

Incluso, Cobos fue el principal orador del acto institucional con el que se despidieron los restos del ex presidente en el Congreso y se animó a marchar en caravana para acompañar en féretro tomado del brazo de su ex enemigo Morales, con quien compartió además los últimos minutos de vida de Alfonsín en su departamento de Barrio Norte.

En su discurso en el palacio legislativo ante dirigentes de variado color político, Cobos resaltó "la abnegación, el renunciamiento a intereses personales en pos de lo público, el renunciamiento en pos de consensos, el renunciamiento en pos de ideales que trascienden méritos y honores" por parte de Alfonsín.

"Dedicó toda su vida a la política porque la entendía como la herramienta más valiosa para construir una sociedad más justa e igualitaria. Actuaba con vocación y pasión por la democracia en la defensa de las instituciones republicanas, en la construcción de consensos, en el respeto a las minorías", enfatizó.

Antes del traslado de sus restos al Cementerio de la Recoleta, se realizó un emotivo acto en el palacio legislativo, donde Alfonsín fue recordado por el vicepresidente Julio Cobos y por el titular de la Cámara de Diputados, el justicialista Eduardo Fellner, como máximas autoridades del Gobierno.

También dieron sentidos discursos el presidente de la UCR, Gerardo Morales; el titular del bloque de senadores radicales, Ernesto Sanz; el ex presidente brasileño José Sarney y su vice Víctor Martínez.

Comentá la nota