Cobos busca bajar la tensión con la UCR por el caso Redrado

Les mostró a Sanz y a Morales que su dictamen había recogido las recomendaciones del partido
Cuatro días después de votar la remoción de Martín Redrado y provocar la furia de la UCR, el vicepresidente Julio Cobos empezó a hacer señales de acercamiento para descomprimir la tensión con su partido.

Un encuentro entre Cobos y el presidente de la UCR, Ernesto Sanz, y una llamada de reconciliación entre la senadora cobista Laura Montero y el titular de la bancada radical, Gerardo Morales, fueron los dos datos sobresalientes de las últimas horas, que marcaron un nuevo intento por sellar la paz entre el vicepresidente y el radicalismo.

Sanz, Morales y otros radicales vieron ayer, por primera vez, un borrador del dictamen que Cobos elevó como presidente de la comisión bicameral, en el que aconsejó remover a Redrado. La Nacion logró acceder al documento.

Tras 28 hojas de fundamentos, en una última página, Cobos rechaza los motivos de desplazamiento que planteó la Casa Rosada, admite que hay "causales distintas que justificarían su remoción" pero recomienda "la aceptación de la renuncia de Redrado" porque entiende que ese sería "la solución política y jurídica más rápida, integral, de menor posibilidad de controversia y aumento de la judicialización" para el tema.

Ese había sido el pedido de la UCR, y aunque creen que incluir un aval a la remoción fue claramente un error, aprobaron los argumentos técnicos que usó el vicepresidente.

El consejo final

En sus conclusiones y con el título "Opinión y consejo final", Cobos incluye tres puntos.

En el primero, dice que en las razones esgrimidas por la presidenta en el decreto 18/10 en que removió al economista no encuentra "razón válida para su remoción".

En el segundo punto sostiene que de la investigación de la comisión "emergen causales distintas y no invocadas por el DNU 18/10 que justificarían su remoción de acuerdo a lo expuesto en este informe y a lo emanado del Art. 3 de la Carta Orgánica del BCRA, e incluso podrían servir para esclarecer eventuales responsabilidades del resto del directorio del BCRA".

En el tercer y último ítem el vicepresidente introduce el tema de la renuncia. "Sin perjuicio de ello, mi anhelo de contribución plena en lo institucional y debido al complejo e inusual de los proceso derivados del dictado del DNU 18/10, me permiten señalar que la solución política y jurídica más rápida, integral, de menor posibilidad de controversia y aumento de la judicialización es la aceptación de la renuncia del Lic. Hernán Martín Pérez Redrado".

El texto continúa diciendo que esa salida posibilitaría "normalizar el funcionamiento del BCRA y dar un claro y rápido mensaje a la economía", aunque deja abierta la puerta para eventualmente determinar la responsabilidad que le pudiera corresponder a Redrado o al resto del directorio del banco. Paradójicamente, Cobos coincidió en ese punto no sólo con la UCR, sino con su archienemiga Elisa Carrió. La líder de la Coalición Cívica anunció anteayer que quería investigar al directorio del BCRA.

Mal que les pese, esas no son las únicas coincidencias entre ellos. Ambos se centraron en el artículo 3 de la Carta Orgánica del BCRA, que obliga a esa entidad a "preservar el valor de la moneda" y difundir al inicio de cada año su meta inflacionaria. Entre los fundamentos de su dictamen, Cobos cita varias veces el artículo y considera que bajo la gestión de Redrado "el BCRA decidió ampararse sólo en la información estadística del Indec para proyectar las variaciones en precios y para evaluar el seguimiento de las metas de inflación", por eso lo critica.

"Esta actuación resulta seriamente cuestionable a partir de 2007, momento en el cual la inflación minorista medida por el Indec para Gran Buenos Aires resulta sensiblemente menor a la inflación estimada por otras provincias y difundidas mediante las direcciones de estadísticas provinciales", remata Cobos.

La pelea

* El desempate. Julio Cobos firmó el martes el dictamen que aconseja la remoción de Martín Redrado del Banco Central. Con su voto, gana el kirchnerismo 2 a 1.

* Furia radical. Los líderes de la UCR le habían sugerido que no condenara a Redrado y que pidiera que se le aceptase la renuncia presentada el viernes de la semana pasada. En el partido interpretaron su negativa como un desplante.

* Negociación. Ayer Cobos intentó transmitirles a los referentes del partido que sí tomó sus recomendaciones.

* Sugerencia. En el texto, al que La Nacion accedió ayer, Cobos sugiere aceptar la renuncia de Redrado porque sería "la solución política y jurídica más rápida".

* Críticas. El dictamen también es muy duro con Redrado. "El BCRA decidió ampararse sólo en la información estadística del Indec para proyectar las variaciones de precios y para evaluar las metas de inflación". Considera que esa decisión resulta "seriamente cuestionable".

Comentá la nota