Cobos alienta un inusual plan para combatir la inseguridad

Cobos alienta un inusual plan para combatir la inseguridad
Quiere crear un servicio cívico voluntario para alejar a los jóvenes de la calle y el crimen
Esta semana, el vicepresidente Julio Cobos volverá a meterse de prepo en un tema que pega en el centro de la opinión pública: la inseguridad.

Cobos dijo a LA NACION que buscará "hacer un aporte" contra la inseguridad con dos proyectos que apuntan a alejar a los jóvenes de la delincuencia.

El primero es un servicio cívico voluntario, que propone usar las instalaciones y la capacitación del Ejército para enseñarles oficios a jóvenes de entre 18 y 23 años en situación de riesgo social. Se complementa con la segunda iniciativa: un sistema de crédito solidario en las universidades, que otorgaría créditos académicos a los alumnos universitarios que ayuden en la tarea o participen en otros trabajos solidarios.

"No hay que administrar la inseguridad, sino evitarla", dijo Cobos a LA NACION. También anunció que él mismo llevará la idea a la reunión de labor parlamentaria del Senado esta semana, y los diputados que le responden impulsarán en la Cámara baja un proyecto sobre el tema.

"La seguridad es una política de Estado, es algo que nos interesa a todos, y en eso no existen los partidismos", consideró el vicepresidente, demasiado optimista sobre el eco que su proyecto tendrá en el oficialismo.

Las iniciativas no son nuevas. Cobos las llevó adelante en Mendoza cuando era gobernador, las mandó al Congreso en 2006, y en 2008 casi había convencido a la presidenta Cristina Kirchner de sus bondades cuando todavía trabajaban juntos.

Después llegó la pelea por su "voto no positivo" en el Senado, que significó el fracaso del proyecto de retenciones a los granos impulsado por el Gobierno, y ni la Casa Rosada ni el Parlamento volvieron a ocuparse del tema.

En medio de la conmoción por los últimos asesinatos ejecutados por menores, el vicepresidente busca relanzar sus proyectos con un sentido de la oportunidad que va a dar lugar a críticas y suspicacias.

"En épocas de crisis, si un padre se queda sin trabajo el chico abandona la escuela", argumentó Cobos para explicar por qué el proyecto "se necesita ahora más que nunca".

El programa del servicio cívico voluntario tiene dos modalidades: jornada completa y media jornada.

En el primer caso, los jóvenes hacen doble turno dentro de las instalaciones militares. Por la mañana los que habían desertado de la escuela retoman su escolaridad (por medio de convenios con las carteras educativas locales) y a la tarde aprenden oficios con los militares, como tornería, construcciones, panadería, mecánica o electricidad. Además reciben una beca mensual de 200 pesos.

El segundo caso es para los chicos que no desertaron del sistema escolar. Reciben $ 100 a cambio de seguir yendo a clases y aprenden oficios a contraturno, pero no en los cuarteles, sino en centros de capacitación para adultos que funcionan en escuelas y bibliotecas, y se incorporan cursos como costura industrial y apicultura.

El sistema incluye un régimen de tutorías por parte de jóvenes universitarios que enseñan técnicas de estudio, cómo preparar un currículum y nociones básicas de contratos laborales. Por ese trabajo el vicepresidente pretende que los universitarios reciban créditos académicos en alguna materia específica.

En Mendoza el proyecto rige desde 2005, ya capacitó a más de 6000 jóvenes y este año hay 1000 inscriptos.

Carrió y Stolbizer, hoy en Villa Fiorito

* La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y su candidata a diputada bonaerense Margarita Stolbizer estarán hoy en Villa Fiorito, en el conurbano bonaerense, para dar charlas a los vecinos sobre la prevención y el cuidado por el dengue. Ambas dirigentes estarán acompañadas por miembros de la organización Médicos sin Banderas, que llegaron desde Chaco recientemente, después de colaborar en la provincia ante la grave situación que provocó la enfermedad en la zona. Carrió y Stolbizer llegarán a las 15 para mantener una reunión con vecinos del barrio.

Comentá la nota