Cobos acusó a Jaque de mentir y lo desafió a comparar sus gestiones

Cobos volvió a mostrar que está en la cresta de la campaña electoral en Mendoza y no escatimó críticas e ironías hacia el gobierno de Celso Jaque, a quien calificó de "mentiroso" y desafió a "comparar gestiones" para ver quién lleva las de ganar.

En medio de la firma de un compromiso que sus candidatos hicieron para que dos organizaciones de la sociedad civil fiscalicen si cumplen o no sus propuestas (ver aparte), el Vicepresidente pidió no confundir a la ciudadanía con "acusaciones absurdas".

Su reacción se trata, justamente, de la respuesta a los ataques que en los últimos días han sufrido desde el justicialismo. La estrategia de ayer será, al parecer, la misma que utilizarán en lo que resta de la campaña. Es decir que los cobistas no piensan realizar acusaciones directas a sus principales contrincantes sino que, eventualmente, contestarán las chicanas que vayan recibiendo de manera concreta.

"Nuestra réplica es esto", comentó Ernesto Sanz, que busca la reelección como senador nacional, al referirse al compromiso que los candidatos nacionales firmaron para que se "audite" sus gestiones.

En consonancia con el mensaje de campaña que pretenden instalar mediante la publicidad, Cobos aseguró que "la mejor respuesta la da la gente. No podemos seguir hablando del pasado". El miércoles y el jueves, Jaque había acusado al Vicepresidente de haber demorado la obra eléctrica Comahue Cuyo. En tanto, un legislador oficialista había cargado contra Sanz por una denuncia de la época en que el radical fue intendente de San Rafael.

El viernes, entre las paredes del lugar que lo vio "nacer" políticamente -la Universidad Tecnológica Nacional- Cobos respondió punto por punto las acusaciones.

"Lo de Sanz llama la atención ya que cuando él no formaba parte de este espacio nadie dijo nada del tema y han pasado seis o siete años", comentó al mismo tiempo que agregó que la campaña se tiene que basar en propuestas. Pero Sanz no necesita quién lo defienda. De hecho, aseguró que "se la aguanta" y que no le extrañan este tipo de ataques.

"Así como reciben órdenes de Buenos Aires para pegarme, después van a recibir órdenes en el Congreso para levantar la mano", arremetió el sanrafaelino, quien les volvió a recordar a los candidatos justicialistas que está dispuesto a debatir pero "nadie" quiere hacerlo.

"Incluso, les dejo la ventaja de que analicen mi accionar en el tiempo que llevo en el Senado de la Nación", desafió y les recordó a sus opositores las palabras de la Presidenta: "Ella dijo que los que hablan mal de los otros es porque no pueden hablar de ellos o de sus propuestas".

En tanto, Cobos no se quedó atrás con la respuesta a Jaque con respecto a Comahue Cuyo. El Vicepresidente recordó que la obra fue anunciada por Néstor Kirchner en 2004 y que, más tarde, faltaron recursos de la Nación que la Provincia tuvo que completar.

"Si se me achaca a mí la demora, entonces Jaque tardó un año y medio en comenzarla. Lo que creo es que el adelantamiento de las elecciones sirvió para acelerar la obra. Bienvenido sea porque es algo que necesita el país, no Mendoza. Que no sigan mintiendo porque son obras nacionales", se despachó.

Irónico, propuso hacer una comparación entre su gestión y la actual. "Que me digan cuántas celdas, no cárceles, han construido", expresó, enumeró las obras de su gestión y advirtió que lo concretado por el presente gobierno son obras iniciadas durante su gestión.

En este sentido, opinó que no cree que a Jaque le reditúe pegarle a él. No sólo porque las encuestas evalúan mejor el gobierno de Cobos que el actual sino porque "él tendría que dedicarse a respaldar a sus candidatos. A Bermejo y a... Félix -titubeó-. Hasta me cuesta decirlo porque ni yo los asocio", remató.

Comentá la nota