Cobos acusó al PJ de financiar la "campaña sucia" de partidos chicos.

En el inicio de la caravana que los llevará por toda Mendoza, el Vice y sus candidatos criticaron al oficialismo.
Casi doscientos kilómetros adentro de la Patagonia mendocina, doña Esperanza Sepúlveda esperaba, a pesar de los 10 grados bajo cero, sobre lo poco que queda de la ruta 40. El lugar no es muy frecuentado por políticos, ni siquiera para hacer promesas.

Por eso que un grupo de candidatos se acercara se convirtió en un acontecimiento. "No vienen muy seguido, pero sepan que Ranquil Norte es de Mendoza", decía la mujer. Minutos antes Julio Cobos, Ernesto Sanz y Ricardo Mansur habían izado la bandera argentina en un destacamento policial, en lo que fue el inicio de la caravana "por una Mendoza de verdad" con la que el Frente Cívico Federal decidió cerrar la campaña.

El recorrido, que pretende cubrir los 18 departamentos en algo más de 48 horas, comenzó cargado de gestos en el extremo sur provincial. Los principales candidatos atravesaron a pie el puente del río Barrancas, en el límite con Neuquén, y no fue casualidad la elección: se trata de una obra inaugurada por Cobos cuando era gobernador y que contrasta con el resto de esa ruta.

La primera etapa terminó en La Paz, luego de recorrer cerca de 800 kilómetros en los que hubo pequeños actos en plazas, caminatas y hasta recomendaciones a alumnos de una escuela, todo inundado con la mística cobista. Mientras un grupo recorría el campo, otros hicieron una "ronda de medios" por el Sur.

Pero en cada discurso los candidatos redundaron en contestaciones a las acusaciones del oficialismo. Y todos, con Cobos a la cabeza, acusaron al PJ de financiar la campaña sucia.

"Hay una campaña sucia de partidos chicos financiada por partidos grandes para intentar manchar a nuestros candidatos en forma ofensiva, de mal gusto. Espero que la gente se dé cuenta que esto sólo aparece en época de campaña", acusó el Vicepresidente, en referencia a spots de Juntos por Mendoza y el Frente Unidad para el Cambio. Mansur, primero en la lista de diputados nacionales, calificó directamente de "cobardes" a los representantes del peronismo.

Uno de los actos más importantes de ayer fue en el corazón del oficialismo. Los radicales se pararon frente a la Municipalidad de Malargüe para decirle "mentiroso" a Jaque en su propio pago.

"La verdad es que teníamos temor al venir, pero estamos felices de haberlo hecho porque había que preguntar en Malargüe. Ustedes son los primeros que supieron el dolor que causa una mentira de campaña", dijo Mariana Juri, candidata a diputada nacional en segundo lugar.

La maratón proselitista incluyó el encuentro entre Cobos y Ricardo Alfonsín, gesto que sirvió para remendar esa alianza en la provincia de Buenos Aires.

Sanz, primer candidato a senador nacional, a la vez explicó por qué hacen la caravana: "Vamos a los extremos de Mendoza como un acto simbólico, porque no es más importante un habitante de Guaymallén que uno de Malargüe".

Con los ríos aún congelados, la caravana siguió por la huella destruida de la ruta 40. En algunos sitios esperaban grupos de puesteros que se acercaron para conocer al Vicepresidente. Incluso un grupo de El Alambrado sabía de Cobos y sus candidatos, pero no les conocían la cara, pues en su casa sólo tienen luz cuatro horas al día y no tienen televisión.

El recorrido se tornaba agotador. Cobos, Mansur y Sanz siempre viajaron juntos y el intermedio entre destinos les sirvió para diagramar la estrategia a seguir en el debate que se emitirá por Canal 7 hoy (ver página 5). El tema también les sirvió para pegarle al oficialismo.

"Son muy poco serios, no tienen una estrategia y no quieren enfrentarse a la realidad", dijo Sanz, quien volvió a desmentir las acusaciones del PJ hacia él. "Me eligen como blanco porque no quieren que esté en el Congreso diciendo que ellos son corruptos, que se quedan con la plata de las provincias para hacer clientelismo en el conurbano. Nos acusan, pero somos los únicos que presentamos nuestra declaración jurada de bienes". dijo en otro de sus discursos.

Desde el Frente aseguran que responden a esa embestida con propuestas. Pero esta semana, decidieron sacar al aire un spot en el que se acusa a Jaque de no cumplir y recuerdan su mapa del delito. Los cobistas creen que la campaña sucia puede llegar al mismo día de la votación.

Su temor, dicen, es que se "boicotee" las boletas de la lista 503. Por eso instruyeron a sus fiscales para que, en caso de una irregularidad, denuncien y también para que ingresen al cuarto oscuro más seguido. "Tal como está la campaña, es posible que cualquier cosa pase el domingo", aseguró Mansur.

La caravana dejó Malargüe y pasó por San Rafael, donde se produjo el encuentro Cobos-Alfonsín. El siguiente paso fue Alvear, con escala en varios distritos. En todos lados, Cobos invitó a sus militantes a "hacer un último esfuerzo". Y reiteró que sus ojos están puestos en el 2011. "!Si nos va bien va a ser la plataforma para encabezar un proyecto nacional!", recordó.

Cobos cerró la caravana en Alvear, donde se animó a enviarle al candidato bonaerense de Unión-Pro, Francisco de Narváez, la recomendación de que después de los comicios del 28 "defina si estará dentro del PJ para dar la pelea ahí". Casi sin descansar partió rumbo a La Paz.

La intención es recorrer hoy el Este, comenzando desde el Arco de Desaguadero. "Estamos jugados, pero vemos muy esperanzada a la gente", se ilusionó.

Comentá la nota