Con Cobos, no hay Acuerdo

Los seguidores de Elisa Carrió le cerraron definitivamente las puertas al vicepresidente. No lo quieren como candidato del espacio que comparten con radicales y socialistas.
El plenario nacional del ARI dio ayer el visto bueno para avanzar en la idea de Elisa Carrió de transformar a la Coalición Cívica en un partido nacional. Sin embargo, durante el debate que se llevó a cabo en el Instituto Hanna Arendt surgieron más dudas de las esperadas: los delegados de las distintas provincias plantearon la necesidad de aclarar cómo se articulará la toma de decisiones en aquellos lugares donde la CC está conformada por sectores en los que prevalecen las diferencias. El ejemplo más representativo que se planteó fue el de la Ciudad de Buenos Aires porque los dirigentes del ARI Capital se mostraron muy críticos con su coterránea, la líder de Unión por Todos, Patricia Bullrich.

"Hay consenso en empezar a desarrollar la propuesta de institucionalizar la Coalición como estructura superadora", le dijo el secretario general del ARI nacional, Carlos López Iglesias, a Crítica de la Argentina. Lo cierto es que los delegados provinciales pidieron tiempo para poder discutir la decisión en sus respectivos distritos. Eso hizo que la reunión de la Mesa Nacional de la CC, prevista para este lunes, se postergara hasta próximo aviso.

Más allá de las dudas que surgieron durante el plenario –el primero después de las elecciones legislativas– los máximos referentes del ARI aseguraron que "el paso ya está dado" y la lectura que hicieron del nuevo partido es que será "la ampliación y modernización del ARI para darle más fuerza a Carrió". Desde esa perspectiva operan para que el nombre del partido sea Coalición Cívica para la Afirmación de la República Igualitaria.

El plenario nacional de ayer sirvió, aemás, para que el partido se expresara en contra de la instalación del vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, como posible referente del Acuerdo Cívico y Social –integrado también por radicales y socialistas– de cara a las elecciones presidenciales de 2011. Off the record, un dirigente le dijo a este diario que si un hombre de Cobos gana la interna radical de diciembre, se disolverá el Acuerdo.

En cuanto a las críticas para Bullrich, una fuente del ARI Capital señaló que "habrá que limar las diferencias, hay muchos que no se referencian con ella". Por su parte, la diputada nacional había confirmado el miércoles que su espacio avalaría la idea de Carrió. "Existen ciertos miedos, pero lo que prima es la idea de pasar a un desafío histórico", le había dicho a este diario luego de consensuar la decisión con los otros miembros de Unión por Todos. Quien tomará un camino contrario será el afiliado radical Enrique Olivera, quien ya aviso que no se afiliará a otro partido.

De quien no se habló en el plenario fue de la líder del GEN, Margarita Stolbizer. Ella y Lilita se distanciaron a partir de su aceptación de formar parte del diálogo político al que convocó la Presidenta. Ese desencuentro habría sido lo que aceleró los tiempos de transformación de la CC en un partido nacional y amplió las distancias entre estas dos mujeres que durante la última campaña recorrieron juntas la provincia de Buenos Aires. Margarita, que oficializará su decisión el 5 de septiembre en el plenario nacional del GEN, no abonará a la idea de crear un partido.

Sin socios, Solá coquetea con 2011

En la sede de los municipales de Luján, Felipe Solá celebrará con un acto su ambición presidencial. No será el lanzamiento de su candidatura, pero casi. El encuentro de los dirigentes felipistas arrancará hoy a la mañana con un plenario en el que se debatirá sobre política y economía nacional. Cerrará Solá con un discurso de tono peronista y nacional. Así reforzará su propio perfil, en contraste con el liderazgo de sus socios PRO-peronistas, Francisco de Narváez y, sobre todo, Mauricio Macri. Solá planteará que "el modelo kirchnerista no se reemplaza con vueltas a la derecha ni con nostalgias neoliberales", en una velada estrategia de diferenciación. El ex gobernador bonaerense definirá a su proyecto como una "opción que promueva el trabajo sustentable, el consumo y la inversión y termine con el clientelismo".

Comentá la nota