Los cobistas usan al Vice como carta de presentación en los barrios

Los candidatos del Frente Cívico tienen un discurso moderado, sin críticas fuertes al Gobierno y se dividen el territorio.
El verdulero, el hombre que atiende la rotisería y el heladero del barrio. El zapatero y las señoras que se peinan con ruleros en la peluquería. Ancianos, jóvenes escépticos, niños y una señora que paseaba en moto.Todos recibieron las visitas sonrientes de los cobistas en campaña.

Los candidatos del Frente Cívico Federal comenzaron sus recorridas para "romper el hielo" de cara a las elecciones del 28 de junio. Los primeros pasos los dieron en terreno enemigo: ayer estuvieron en Guaymallén y antes en San Martín yLas Heras, todos departamentos gobernados por el PJ.

Algunos de los"hombres de Cobos" recorrieron ayer el barrio Unimev y, casa por casa, comentaron sus propuestas. En realidad, los discursos fueron más generales. Claro que no estuvieron todos, pues la idea de ese grupo es dividirse para poder cubrir mayor cantidad de terreno en el poco tiempo que les queda. En Guaymallén estuvieron los postulantes al Senado nacional: Ernesto Sanz y Laura Montero, a diputada nacional Mariana Juri y a senador provincial, Juan Carlos Jaliff.

Los candidatos hicieron gala del perfil moderado que quieren dar a la campaña y, frente a los vecinos, no criticaron fuertemente al Gobierno de la provincia. Más bien la idea es que "la gente sea la que haga la catarsis" y que ellos aprovechen ese mal humor. Por la misma razón es que no quieren denunciar oficialmente al justicialismo por violar el cronograma electoral."Debería hacerlo la Justicia de oficio", se quejan.

Los representantes delFrente Cívico se "concentraron" en el estacionamiento de un supermercado. Sanz fue el que primero encaró; de hecho fue el único que llegó puntual a la cita.

El sanrafaelino, que va por la reelección, se animó a tocar timbre y poner la cara frente a los vecinos. Hubo indiferencia, apoyo, críticas y buenos tratos. La muletilla que mejor funcionó fue: "Somos los candidatos de Cobos". Ante ello muchos preguntaron: "¿Está Cobos?", a lo que le siguió cierta decepción. El desafío para ellos es hacer conocer qué es el Frente Cívico Federal, pues casi nadie sabía con precisión de qué se trataba.

"Buenas tardes, soy Ernesto Sanz, candidato a senador. Le vengo a comentar mis propuestas, porque es muy importante la elección del 28 de junio", decía el radical, ante la mirada de una vecina que recién despertaba de la siesta. Los contactos fueron en su mayoría breves, salvo algunas señoras que se animaron a cuestionar o preguntar.

Al rato de comenzado el recorrido llegó Montero, quien le puso más calidez al recorrido.La cobista llegó con algunos asesores de la fundaciónCODA y en cada charla invitaba a todos a que se unieran a su grupo de Facebook, sin distinguir edades.

La mujer se animó a intentar convencer a un grupo de adolescentes que se habían "rateado" de la escuela. Los jóvenes la escucharon, aunque luego no quedaron con todas las ideas claras."Todos son chorros. Mirá Jaque, que todavía tiene escondido el mapa del delito", decían entre risas.

Aún más tarde llegó Juri, quien fue la que más acento puso en su trayectoria para "venderse".

Los reclamos de la gente fueron variados. Desde una política de vivienda hasta problemas de convivencia con los vecinos. La seguridad estuvo presente, aunque la mayoría de las veces fueron los candidatos quienes preguntaron: "¿Cómo están con el tema seguridad?".

Todas eran sonrisas sobre la Adolfo Calle, hasta que un hombre cortó en seco a los candidatos. "¿Saben cuándo les voy a creer que las cosas mejoran? Cuando deje de ver a los niños revolviendo la basura por si encuentran algo", dijo.Todos asintieron con la cabeza.

En su recorrida los radicales se cruzaron con amigos, con enemigos y hasta con una "pitonisa" que les predijo un triunfo en junio. Sanz visitó también al quinielero del barrio y apostó todo al 503, el número de lista del Frente.

Comentá la nota