Cobistas insisten con la idea de regresar al radicalismo

Fue a partir de las declaraciones del Vicepresidente que, aparentemente, propone al Confe como estructura principal de la UCR. Las indefiniciones aún perduran y crece la polémica.
Una de las premisas de las telenovelas es que deben continuar más allá de las vueltas predecibles y, a veces, inverosímiles que puedan aparecer en el guión en cuestión. La que protagonizan radicales y cobistas parece tener buen rating ya que su final todavía no se avizora.

Algunas declaraciones algo ambiguas (porque distintos actores las interpretaron diferente) del vicepresidente Cobos y la nueva versión del presidente de la UCR, Gerardo Morales, que -sin mencionarlos- dejó afuera a los cobistas de un eventual acuerdo electoral hizo que la rueda comenzara a girar nuevamente.

La idea, publicada en un diario on line, fue que el ex gobernador proponía que su partido -Consenso Federal- fuera parte de una línea interna del radicalismo para convertirse en uno de los principales sostenes del tradicional partido. Aunque se trata de un objetivo manifestado por distintos sectores radicales y cobistas, hay quienes descreen de esos dichos ya que tienen diferentes ideas políticas.

Por su lado, el presidente de Confe, Juan Carlos Jaliff, adujo que no le constaba semejante declaración por lo que se abstenía de opinar sobre el tema.

Se sabe que quien fuera vicegobernador de Mendoza no está de acuerdo con el retorno al partido que lo vio nacer y en cambio, junto con un grupo grande de militantes, pretende la alianza entre partidos no sólo de cara a las elecciones sino también para actuar juntos en lo que a labor parlamentaria se refiere.

A César Biffi, en tanto, el comentario le es familiar. El hombre se jacta de saber cómo piensa "Julio" y la idea de reconstruir el sistema de partidos en pos de una estrategia política ambiciosa es lo que lo mueve.

Tanto para él como para el actual intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, es preciso resolver el tema primero en Mendoza para después salir a pregonar con el ejemplo en el resto de las sedes del país.

Por un lado, Cornejo reconoce que si el radicalismo se renovaba y se normalizaba -elecciones internas y algo de poder para Cobos mediante- varios estarían de acuerdo en convertir a la UCR en la columna vertebral del frente de partidos que ya ha comenzado a armarse con Confe.

Por el otro, el godoicruceño admite que puede existir un problema de interpretación en las declaraciones del Vicepresidente debido a que las acciones que ha tomado van en otra dirección. "Él ha creado una confederación de partidos chicos que se llama Consenso Federal", expresó, al mismo tiempo que agregó, que ahora es impracticable desarmar dicha unión que ha sumado y suma militantes y grupos políticos.

Desorientados

La apariencia de que Morales cerrará, aparentemente, la puerta a un acuerdo con el cobismo para las próximas elecciones al circunscribir ayer el pacto de la UCR con la Coalición Cívica y el socialismo también desorienta a los políticos mendocinos que admiten que ciertas declaraciones no ayudan ni a los dirigentes ni a los ciudadanos. Para empezar, Jaliff pide que se le levante la sanción a Cobos para después definir cualquier tipo de acción en conjunto o no.

Biffi, por su parte, recuerda que el ex gobernador de Mendoza se ha caracterizado por hablar con dirigentes de todos lados y cree que hay predisposición por ambas partes para resolver el problema; en especial en Mendoza en donde el acuerdo general parece estar cada vez más cerca. Cornejo, en tanto, comprende que hay conversaciones y avances en pos del trabajo conjunto pero admite que existen varias diferencias dentro los dos partidos.

Vale recordar que, del radicalismo, están quienes no quieren ningún tipo de acercamiento (el sector que responde a Iglesias), los que pretenden conciliar -como el interventor Le Donne- y quienes tienen en mente acercar los dos partidos.

Del otro lado, las posturas son similares y se dividen entre armar una unión entre UCR y Confe o regresar al radicalismo de la mano de la Confederación. Entre las diferencias y las futuras idas y vueltas que aún restan a este culebrón no hay que olvidar la importancia existente en la repartija de cargos.

Comentá la nota