El cobismo propone sanciones para candidatos testimoniales

Impulsa un proyecto en el Congreso para penar con prisión e inhibiciones a quien sea electo y no asuma. Además, avala un proyecto similar en la Legislatura mendocina.
La reforma política impulsada por la presidenta Cristina Fernández y la confirmación de que Nacha Guevara no asumirá su banca como diputada nacional reabre el tema de las candidaturas testimoniales y la jugada que impulsó el kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires será nuevamente materia de fuertes debates.

Para contrarrestar esta situación en los comicios del 2011 y evitar -además- que se propague por el resto del país, desde el cobismo proponen un abanico de sanciones y obligaciones a quien resulte ser una mera carnada para cosechar votos del electorado y luego no asuma el cargo.

En la Nación, los diputados Laura Montero y Jorge Albarracín (Confe) se alistan para avanzar en un freno a este tipo de situaciones con una modificación al Código Electoral Nacional. La intención es introducir penas de hasta 2 años de prisión e inhabilitación por otros 10 años.

En tanto en Mendoza el senador Sergio Bruni presentó un proyecto que si bien no imparte castigos se inclina a limitar el cuestionado proceso obligando a los funcionarios o autoridades a renunciar al cargo que detentan antes de postularse a otro.

La candidatura testimonial

Una "candidatura testimonial" es una postulación para un cargo que, de ser electo, no se asumirá. Tiene por objeto apoyar con su "testimonio" al partido político elegido pero no busca ocupar el puesto al que se aspira formalmente.

Los cuestionamientos a las candidaturas testimoniales o "fantasmas" se generaron en Buenos Aires a partir de las postulaciones de Daniel Scioli, que pese a gobernar esa provincia y a dos años y medio de finalizar el mandato, integró la lista de diputados nacionales junto a Néstor Kirchner. Lo mismo hizo una decena de intendentes del conurbano bonaerense o Sergio Massa, quien era jefe de Gabinete.

Ahora se supone que el ex presidente asumirá su banca en diciembre pero Scioli ya renunció y Massa hará lo mismo para continuar como intendente de Tigre, donde había pedido licencia.

Esta semana se conoció que la actriz Nacha Guevara, también candidata por el kirchnerismo, tampoco asumirá la banca para la que fue votada.

Prisión y privación de los derechos políticos

Para evitar un "atropello", desde Consenso Federal enarbolan la bandera de la transparencia y bajo el amparo del proyecto oficial de reforma política, que incluye la modernización del Código Electoral Nacional, avanzan en la ampliación del artículo 140: "Inducción con engaños" para filtrar la iniciativa.

Allí especifica que: "Se impondrá prisión de dos meses a dos años de prisión al que con engaños indujere a otro a sufragar en determinada forma o a abstenerse de hacerlo".

A esa líneas los legisladores pretenden añadir la siguiente frase: "La misma pena se aplicará a quien no asumiera (el cargo al que se postuló y resultó electo) y continuara ejerciendo el cargo público electivo vigente".

"Después de analizarlo mucho para buscar una solución a este tema pensamos que era la mejor manera de resolverlo", comentó Juan Carlos Jaliff, presidente del Confe.

"Es simple, si te presentás a la elección, no asumís y seguís con el cargo que tenías antes, te cabe la pena", explicó.

Si prospera la idea cobista, también le cabría la sanción que fija el Código Electoral en el artículo 145: "Privación de los derechos políticos por el término de uno a diez años".

"No se puede prohibir que lo hagan (ser candidatos testimoniales) pero que sepan que les puede caber una sanción", remarcó.

Otro detalle particular es que si bien la modificación sólo se aplicaría para los cargos nacionales (senador y diputado), en caso de que las provincias accedan a realizar elecciones (senador, diputado y concejal) simultáneamente con la Nación, el acto electoral queda sujeto a las disposiciones que establece el Código Nacional y así la norma alcanzaría a todas las jurisdicciones: "Rige en todos los ámbitos si son simultáneas", aclaró Jaliff.

Que renuncien

En Mendoza, Bruni presentó una ley para mitigar las posibles réplicas del efecto "testimonial" bonaerense.

"Estas distorsiones en los procesos electorales comienzan en Buenos Aires pero existe el riesgo que empiecen a replicarse en otras provincias", argumentó.

El proyecto, que divide opiniones en la Legislatura provincial, también está dirigido a limitar las posibilidad de una candidatura testimonial. No obstante, el senador dejó de lado las penas y optó por solicitar la renuncia.

El legislador pretende que los candidatos que ocupan cargos electivos "y cuyo mandato venza en un período posterior al cargo que aspira a ocupar" deberán previamente presentar la renuncia "indeclinable" para participar del nuevo proceso electoral.

"Si un intendente a la mitad de su mandato quiere ser legislador, o un diputado pretende ser senador, que primero renuncie y después se postule", graficó.

De acuerdo a Bruni, el proyecto se funda en el sentido de "certeza" que debe "tener el votante" sobre la persona que se postula y como una manera de "terminar con las especulaciones políticas", justificó.

En le caso de esta norma, el ámbito de aplicación es para los cargos provinciales aunque también repercutiría en la Nación si el posible candidato aspira al Congreso nacional.

Comentá la nota