El cobismo prepara el terreno para pedir el juicio político.

Dos diputados solicitaron la conformación de una comisión acusadora. La estrategia.
Los legisladores del Confe, Luis Petri y Andrés Marín, presentaron un proyecto para formar la comisión de Diputados que pueda llevar adelante un juicio político a raíz del subsidio al show de los Cadillacs.

Según la Constitución para iniciar este proceso, la Cámara baja se transforma en la parte acusadora y el Senado en cámara juzgadora de aquellos funcionarios que estén sujetos al mismo.

El diputado Marín aclaró que "ésta es una comisión permanente que debería estar conformada con antelación".

El jefe del bloque cobista sostuvo que sus pares del Senado que investigan el caso de los Cadillacs deben cesar de hacerlo y pasar la posta a los diputados.

"La comisión investigadora del Senado no puede seguir avanzando ya que si determina responsabilidades de algún funcionario pasible de juicio político estaría preopinando", dijo Marín, quien a renglón seguido admitió que el proyecto que presentó junto a Petri pretende "preparar el escenario por si se da esta posibilidad", expresó.

Con esta intención es que además de la conformación de la comisión de juicio político, solicitan a los senadores que intervienen en la investigación de la polémica contratación de la banda de ska, que les remita todos los antecedentes y la información recabada hasta el momento.

Además se pide al fiscal Martearena la remisión del expediente penal pero una vez que se levante el secreto de sumario.

El objetivo, según destacó Petri, es determinar si existieron irregularidades en el accionar de algún funcionario. "No se ha pedido juicio contra nadie, todavía. Éste es recién el primer paso para el proceso de juicio político", afirmó el diputado.

Comentá la nota