El cobismo pone condiciones al PJ para avalar nuevas deudas

La necesidad juntó a los seis intendentes que reportan en las filas del cobismo y el radicalismo que, al igual que los oficialistas, atraviesan problemas financieros y no quieren saber nada con que la posible ayuda de la Provincia llegue en forma de préstamo y no de subsidio.
Por eso, el jueves se reunieron y ayer el Frente Cívico en su totalidad salió a anticipar la decisión de no avalar endeudamiento alguno de la Provincia antes de que se reclame una mejor distribución de los recursos por parte de la Nación.

Una conferencia de prensa en la que estuvieron todos y hablaron los referentes nacionales y provinciales de todos los partidos que componen el Frente Cívico Federal (UCR, Confe, Unidad Popular, ARI y Fiscal), mostró a la oposición unida y decidida a marcar la cancha en lo que a la votación del presupuesto nacional -inminente en el Congreso- y las cuentas de la Provincia -que cerrarán con un déficit de unos $ 500 millones- respecta.

También se puso sobre el tapete el pedido de tratar en la Legislatura un proyecto del cobismo que hace tiempo está dando vueltas y que reclama un aumento en la masa coparticipable a los municipios. "Es porque la Provincia quiere actuar de la misma manera que la Nación y repartir discrecionalmente los recursos en lugar de distribuirlos de manera equitativa", comentaron.

Desde el justicialismo, la respuesta fue un pedido de reflexión al cobismo debido a la imposibilidad de afrontar los compromisos de diciembre sin una ayuda financiera.

"Para que no digan que somos una máquina de impedir, como ya es costumbre, tomamos el compromiso público, como oposición, de acompañar al Gobernador y a los legisladores nacionales oficialistas en el pedido de reclamar lo que nos corresponde", se anticipó Néstor Piedrafita, diputado del ARI.

Antes, habían hablado Juan Carlos Jaliff -senador provincial electo y presidente de Confe-, Carlos Le Donne -interventor de la UCR-, Laura Montero -diputada nacional de Confe-, Enrique Thomas -diputado nacional por Unión Popular-, Andrés Marín -presidente del bloque de diputados provinciales de Confe-, Leopoldo Cairone -vicepresidente de la bancada radical en el Senado-, Silvia Lemos -diputada nacional- y Guillermo Amstutz -senador justicialista disidente-.

La mayoría de los legisladores provinciales también estuvieron en el anuncio, como un modo de apoyar la decisión política de exigir cambios en los modos en que la Nación se relaciona con la provincia.

Pases de factura

Los legisladores nacionales mostraron sus proyectos, presentados en el Congreso, en los que piden cambios en la relación entre la Provincia y la Nación. No están de acuerdo con endeudarse -para "no comprometer el futuro" mendocino- sin reclamar primero los "recursos que legítimamente le corresponden a Mendoza".

Coparticipar el impuesto al cheque (que en su momento no fue apoyado por los legisladores mendocinos del justicialismo), distribuir el superávit de la Anses y asignar los Aportes del Tesoro Nacional acumulados para compensar las deudas de las provincias con la Nación son las propuestas principales para evitar o alivianar el endeudamiento.

Sin embargo, el Frente -ganador de las últimas elecciones- no se olvidó de pasar factura al gobernador Celso Jaque.

"Ésta es una exigencia que hacemos en base a propuestas, pero no hay que olvidar que estamos en esta pésima situación no sólo porque el Gobierno nacional no transfiere recursos sino porque la Provincia no ha sido administrada eficientemente", advirtió Marín quien, junto con sus colegas, fustigó al Ejecutivo por los dos presupuestos "mentirosos" que envió con anterioridad.

En este sentido, el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, pidió que se blanquee el aumento de la planta de personal y habló de 5.000 personas más cuando los miembros de la policía son menos que el año pasado y la planta docente se ha mantenido igual. "No estamos dispuestos a que nos extorsionen con el envío de fondos", reclamó.

¡Es una irresponsabilidad exigir que se liquiden a la provincia deudas históricas que ni Julio Cobos ni Roberto Iglesias fueron capaces de reclamar!, expresó Carlos Bianchinelli, presidente del bloque de diputados del PJ.

Mientras los legisladores justicialistas admitían que -como están las cosas- sólo se llegaba a pagar sueldos y proveedores hasta noviembre, Jorge Tanús -presidente de la Cámara baja- arriesgó que los diputados cobistas, que el martes se habían mostrado solícitos a colaborar para encontrar soluciones al déficit, habían sido "retados por los intendentes" y decidido cambiar de estrategia.

"Los invitamos a que reflexionen", pidió al mismo tiempo que recordó el apoyo del PJ a medidas polémicas de Cobos e Iglesias cuando era oposición.

Comentá la nota