La UCR y el cobismo a un paso de un acuerdo electoral

Empezarían a trabajar juntos en la Legislatura, mientras elaboran la estrategia electoral sólo para Mendoza. Los radicales levantarían la intervención y la expulsión de Cobos.
Los más optimistas aseguran que será un “regalo de Navidad” para los radicales y adherentes al cobismo que quieren volver al centenario partido. Pero más allá de la euforia de algunos dirigentes, lo cierto es que 2008 terminará con la UCR y Consenso Federal juntos detrás de una estrategia política y electoral.

El acuerdo podría ser firmado mañana, cuando vuelvan a reunirse los principales referentes de cada sector o a más tardar la semana próxima.

La idea es, según adelantaron, comenzar a trabajar en conjunto en la Legislatura con bloques integrados, al igual que en los Concejos Deliberantes. Todo mientras se elabora la estrategia electoral.

El acuerdo se precipitó con la decisión del propio vicepresidente, quien dice estar convencido de la necesidad de unir a sus seguidores con la UCR. La obsesión de Cobos es volver a ganar las elecciones en Mendoza.

De parte de la UCR también se retiró la presión sobre Cobos para que renuncie al cargo de Vicepresidente y se allanaría el camino para quitarle la expulsión el año que viene.

“Esperamos terminar el año con una solución y una buena noticia. La democracia necesita dos o tres partidos fuertes. Yo convoco a todos a que renuncien a los intereses personales y dialoguemos para fortalecer la democracia”, dijo Carlos Le Donne, interventor de la UCR.

El presidente de Confe, Juan Carlos Jaliff, explicó que primero se diseñarán estrategias políticas comunes para luego recién hablar de lo que ocurrirá en 2009, año electoral.

“Primero se hablará de las estrategias que se pueden elaborar en la provincia. Lo netamente electoral vendrá después. Lo importante es avanzar en un frente común”, dijo el presidente de Confe.

Antes del anuncio oficial, los dirigentes definen por estas horas la metodología del acuerdo.

Desde la UCR proponen el retorno de todos los dirigentes al partido, pero los seguidores de Cobos aseguran que eso no ocurrirá al menos hasta que le levanten la expulsión al Vicepresidente y normalicen el partido en Mendoza. Pero otra de las trabas para ese objetivo es la creación del partido Consenso Federal.

“Nosotros tenemos 15 mil afiliados, hemos fundado un partido luego de la expulsión y no vamos a dejar de lado a esa gente que nos apoya”, aseguró Jaliff.

Por eso la idea es por ahora firmar un acuerdo entre partidos al menos hasta que se normalice la situación de la UCR. “Hay voluntad de llegar a un acuerdo y seguramente así ocurrirá. Hay vocación de ambos lados para trabajar”, aseguró Alfredo Cornejo, intendente de Godoy Cruz.

Claro que por ahora los dirigentes descartan que se trate sólo de un acuerdo electoral. “Esto no es un arreglo para las elecciones. Vamos a dialogar sobre un programa, sobre la base de lo que determinó la Convención, es decir ser oposición al Gobierno”, explicó Le Donne, quien remarcó que “no le hace bien a la democracia tener un partido único, ni tampoco 700 partidos”.

En la reunión de mañana estarán los principales dirigentes de la UCR y Confe, incluidos los intendentes.

Acuerdo y las condiciones

El diálogo y las negociaciones tienen como principales referentes a Ernesto Sanz de parte de la UCR y Cesar Biffi entre los cobistas. Las reuniones primero fueron en privado y luego se abrieron a más dirigentes. Pero la clave para despejar el camino fue la decisión de Cobos de apurar un acuerdo en Mendoza antes del año que viene.

Pero antes cada sector puso sus condiciones. Uno de los requisitos impuestos por Confe fue comenzar a trabajar juntos en la Legislatura. Lo concreto que se dijo en las reuniones fue que los legisladores radicales tengan un rol más opositor en la provincia.

Una de las ideas es que los bloques de Confe y de la UCR trabajen juntos. Ésa sería una mala noticia para el gobierno de Celso Jaque pues, de esa manera, ese bloque pasaría a ser primera minoría en la Legislatura con un fuerte poder.

Otra de las condiciones a futuro tiene que ver con la política partidaria.

Desde la UCR aceptarían la apertura del partido, pero siempre y cuando en las elecciones internas haya lista única, es decir que se consensúen las autoridades.

Detrás del armado visible, ya se habla de la conformación de las listas y ése será, según aseguran puertas adentro de los dos sectores, el mayor tema a resolver.

Comentá la nota