El cobismo denunció que el fideicomiso de Jaque es un endeudamiento encubierto

El senador Guillermo Amstutz criticó el nuevo proyecto oficial para el financiamiento de la construcción de 7.700 viviendas y lo calificó de un nuevo engaño del gobernador porque, según él, se trata de la emisión de títulos financieros que están garantizados con fondos de la Nación que recibe el Instituto Provincial de la Vivienda.
Desde ayer está planteada la discusión pública por la política habitacional está centrada en si Mendoza se debe endeudar o no para financiar la construcción de 7.700 viviendas a un costo de 649 millones de pesos.

Entonces era de esperar la reacción de la cobo-oposición al proyecto de la creación del fideicomiso para el financiamiento de la construcción de viviendas sociales en Mendoza.

Incluso se llegó a anunciar que el entonces famoso plan de vivienda para los maestros anunciado en marzo -conocido también como las "casitas electorales de Jaque"- sería financiado por este sistema propuesto en el proyecto de ley que ya está en la Legislatura.

Ahora bien, quien salió al cruce fue el senador peronista disidente Guillermo Amstutz que lo primero que hizo fue denunciar: "Se trata de un nuevo engaño de Jaque", acusó.

Y luego advirtió que en realidad se trata de un endeudamiento de la Provincia a través de los fondos que le llegan al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) desde la Nación.

"Además –dice el senador lasherino- se trata de una operación de securitización de las hipotecas habitacionales".

De acuerdo a lo puntualizado por Amstutz se trata de una emisión de "títulos, valores financieros garantizados por los fondos de Fonavi (Fondo Nacional de la Vivienda)".

Siguiendo el correlato de la objeción del legislador opositor los recursos del Fonavi son los que sustentan en gran parte el funcionamiento y las operatorias del IPV.

Por eso, reafirma Amstutz, que será un plan financiado por la Provincia vía el organismo rector de la vivienda social, con lo cual a la vez se elude el mecanismo legislativo para estos fines. Es decir, para habilitar un endeudamiento provincial, la Legislatura debe aprobarlo con la mayoría especial, o sea los dos tercios de los votos.

En cambio de este modo, como se trata de una ley de financiamiento y no de endeudamiento, utilizando al IPV como instrumento ejecutor de la operatoria sólo hace falta la mayoría simple de los votos legislativos.

Esto dice el proyecto oficial

La intención oficial, según señaló el ministro de Producción, Raúl Mercau, es que "la provincia no se endeude" por lo que el Ejecutivo adherirá a un acuerdo nacional a través del cual se crea un instrumento financiero (fideicomiso) por $649 millones en dos etapas, la primera con fondos del Banco Nación y la segunda parte con oferta pública del mercado, a través de Anses.

Según remarcó, el funcionario, esta operación le permitirá a la provincia no endeudarse, porque si bien el Estado será garante de los deudores en el caso de que exista incumplimiento de pago, la provincia recurrirá a los fondos del Fonavi (Fondo Nacional de la Vivienda) para cumplir con los mismos.

Además el ministro, aclaró que en el caso de que las hipotecas no sean abonadas en tiempo y forma, el Ejecutivo ha decidido que las viviendas sean rematadas para que así se pueda cancelar la emisión del fideicomiso.

"Esta operación es más ventajosa y permite que no nos endeudamos", aclaró Mercau, haciendo hincapié en que el anterior proyecto oficialista sí necesitaba de esta condición.

Además, destacó que la operación permitirá generar 11.500 puestos de trabajo directos y 51.190 indirectos, los cuales reactivarán la economía y la generación de empleo e ingresos a la provincia.

Por su parte, el ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, manifestó que las casas que se construirán están preestablecidas en las listas del IPV desde el 2002, por lo que aseguró que la forma en que los usuarios dispondrán de sus viviendas no cambiará.

Para dar señales de confianza, desde el Ejecutivo aseguraron que el compromiso de pago en el IPV está en un 82% por lo que estimaron que el fideicomiso tendrá casi el mismo porcentaje de pago.

Comentá la nota