El cobismo acordó con la UCR contrarrestar los ataques del Gobierno

Dirigentes de ambos partidos se reunieron el viernes. Terminarán de armar un interbloque en la Legislatura y trabajarán en conjunto en todos los Concejos Deliberantes. Buscan "blindar" al Vice de las acusaciones del PJ.
El cobismo puso en marcha un plan para sopesar la embestida del Gobierno contra el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos. Acordó con el radicalismo armar un interbloque en la Legislatura en las primeras semanas de febrero, trabajar en conjunto en los Concejos Deliberantes y defender públicamente a Cobos cuando reciba golpes del oficialismo.

La estrategia surgió de una reunión que se hizo el viernes en la casa del presidente del Confe (Consenso Federal), Juan Carlos Jaliff. No fue un cónclave más. Dos días antes, el gobierno de Celso Jaque había denunciado al ex gobernador y al ex ministro de Obras Públicas, Francisco Morandini, por "falsificación de decretos", una acusación que fue tomada por el cobismo como un ataque motorizado por la Nación y canalizado a través del gobierno provincial.

En coincidencia con los avances del pacto que está gestando el Confe con un sector fuerte del radicalismo (del encuentro participaron el interventor Carlos Le Donne, el senador nacional Ernesto Sanz, el ex diputado nacional Luis Borsani, entre otros dirigentes), se establecieron tres puntos para hacer frente a Jaque.

"El interventor tiene nuestra palabra. Queremos conformar un interbloque en la Legislatura en las primeras semanas de febrero", dijo a Los Andes el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo. La decisión, ya tomada por ambas fuerzas, implica desplazar al PJ de ser la primera minoría en ambas cámaras para ceder ese espacio al nuevo bloque conformado entre el radicalismo y el cobismo.

De esta manera, el oficialismo deberá negociar con el interbloque las leyes o acudir necesariamente al PD y a los monobloques para poder aprobarlas.

"La reunión sirvió para definir que, además de integrar un interbloque, trazaremos políticas de Estado en conjunto", coincidió Le Donne. Sin embargo, el interventor radical pidió un tiempo para tratar de persuadir a los legisladores de la UCR que resisten al acuerdo (que son aquellos que integran el sector que responde al ex gobernador Roberto Iglesias). "Tendrán que acatar las órdenes del partido", continuó Le Donne.

"Además de avanzar en el acuerdo con el radicalismo, el armado del interbloque apunta a poner restricciones al oficialismo", definió Cornejo.

La primera semana de febrero el interbloque se pondrá a prueba. El oficialismo envió 4 proyectos de ley a la Legislatura (una autorización para hacer obras públicas que cuesten menos de 7 millones de pesos sin licitación pública; una iniciativa que sanciona una promoción industrial interna; una ley para medir la eficiencia de los jueces y otra que pone un techo a la antigüedad para favorecer la pronta jubilación de los magistrados) y radicales y cobistas deberán analizar si es posible actuar en conjunto.

Por ahora, cuentan algunos legisladores, ya están buscando los dos tercios que necesitan para rechazar el veto a Jaque, al menos de 3 de los 6 artículos del Presupuesto 2009 que objetó la semana pasada. Según confirmó el diputado provincial Daniel Vilchez (UCR) esta semana habrá algunos encuentros entre legisladores de ambas fuerzas para tratar temas de agenda.

Pero no sólo darán pelea al Gobierno en la Legislatura sino también en los Concejos Deliberantes. "Del encuentro salió que vamos a trabajar en conjunto con los concejales", contó Jaliff a este diario el viernes. Le Donne acordó con el análisis y dijo que lo importante era "hacer una oposición constructiva".

Radicales y cobistas apuntan a trabajar en dos frentes. Quieren armar interbloques en aquellos departamentos que son administrados por intendentes del mismo color político, "para lograr fortalecerlos" y en donde son oposición, "para empezar a ganar territorio", cuentan.

Por último, se pusieron de acuerdo para darle "cobertura" a Cobos si vienen nuevas denuncias por parte del Gobierno. Según sospechan desde el cobismo, la embestida del oficialismo contra Cobos no quedará sólo en la denuncia penal de la semana pasada sino que habrá más ataques. "Nos defenderemos", dicen los cobistas.

Las principales espadas de Cobos pretenden que los radicales salgan, junto a ellos, en defensa del Vicepresidente si hay nuevas acusaciones del justicialismo.

Comentá la nota