El cobismo acompañó a De Narváez en su visita a Mendoza

Varios referentes del Frente Cívico siguieron a Francisco De Narváez. Alfredo Cornejo lo recibió en Godoy Cruz, y Juan Carlos Jaliff y Mario Abed se acercaron a escucharlo en la Sociedad Libanesa. "Con Cobos hemos encontrado la necesidad de un camino común", dijo el empresario y diputado nacional.
Lo trajo el peronismo disidente, pero el cobismo también sacó usufructuó la visita del popular Francisco De Narváez a Mendoza. Aún más, la relación entre el vicepresidente y el diputado nacional que le ganó a Néstor Kirchner en Buenos Aires parece gozar de buena salud, ya que la visita sostuvo las coincidencias en la agenda política que ambos tienen en común.

De Narváez tuvo una agenda ajetreada en Mendoza. Por la tarde, estuvo en el barrio CEC, de Godoy Cruz, donde Alfredo Cornejo le mostró las instalaciones de un centro comunitario. Luego, la jornada se cerró con una charla en la Sociedad Libanesa, donde además del intendente, también dieron presencia varias figuras rutilantes del cobismo en la primera fila.

"A Julio Cobos lo admiro y respeto, cada vez que he hablado con él o con sus colaboradores, siempre hemos coincidido en la necesidad de encontrar un camino común", sostuvo el empresario bonaerense devenido legislador nacional del peronismo no kirchnerista.

Las palabras no cayeron en el vacío sino en la atenta mirada de Juan Carlos Jaliff, Ricardo Mansur -diputado nacional electo-, Mario Abed -intendente de Junín- y Patricia Gutiérrez -senadora provincial electa-, cuya presencia se constituyó en un fuerte aval para la "pata" peronista del Frente Cívico, Enrique Thomas y Guillermo Amstutz.

El mismo Jaliff lo expresaba: "Queríamos escuchar su visión y la verdad es que comparto mucho lo que dijo sobre la búsqueda de consenso y de acuerdo".

Ese, precisamente, fue el eje central de los discursos, tanto de Thomas como de De Narváez. Pero con un valor agregado: la mención constante de la figura del Vicepresidente de la Nación.

El detalle 1: si bien coincidieron en la primera fila, hubo varias sillas de distancia entre ambos. Hablamos de Cornejo y de Jaliff, cuyas diferencias políticas son públicas respecto del destino del refugio que cobijó a los cobistas ni bien la concertación kirchnerista se desmoronó.

El detalle 2: Ni bien De Narváez terminó de hablar, Cornejo se paró a saludarlo. Lo siguió el senador provincial Alberto Gómez, que le hizo un guiño para que el jefe comunal avanzara primero. También se levantó otra senadora cobista para estrecharle un abrazo: la maipucina Cristina Herades.

Comentá la nota