La UCR y la Coalición, lejos de un acuerdo a nivel local

El pasado viernes se realizó una convención provincial del partido de Margarita Stolbizer, denominado GEN, en el que se reunieron varios radicales "margaritos" y representantes de diferentes fuerzas políticas de las distintas secciones electorales.
De esa convención se redactó un documento que expresa lo siguiente, "artículo Nº 1: agotar todos los esfuerzos y mecanismos necesarios para el sostenimiento del Partido GEN dentro de la Coalición Cívica, con la naturaleza con que ésta fue concebida, reconociendo en esta organización nuestra pertenencia primaria; artículo Nº 2: manifestar la voluntad de fortalecer institucionalmente el Acuerdo Cívico y Social como herramienta política capaz de constituirse en la alternativa que la Argentina necesita, con un programa surgido de la más amplia participación y liderado por hombres y mujeres que hayan demostrado conducta, coherencia e intransigencia frente al poder hegemónico de este régimen; artículo Nº 3: proponer al Acuerdo Cívico y Social ocuparse de la grave crisis social y productiva del país, así como también posponer el debate de las candidaturas que deberían ser resueltas a su debido tiempo en el marco democrático y detrás de un programa genuinamente progresista e intransigente".

"Las rispideces entre Margarita y Carrió son entendidas, por lo menos dentro del partido, como cambios de opinión que de ninguna manera atentan contra la unidad y contra el espacio político formado. Detrás de esto hay un proyecto político, no hay oportunismo electoralista y por eso mismo queremos seguir fortaleciendo el Acuerdo Cívico y Social y el GEN, como un partido en el marco de la Coalición Cívica", expresó uno de los referentes del GEN a nivel local, Ignacio Suárez.

"A nivel local seguiremos trabajando como lo hemos hecho hasta ahora. En cuanto a lo político no habrá implicancias locales de lo que se decida a nivel provincial, es más, estaremos abiertos a todas las fuerzas políticas que quieran participar del Acuerdo Cívico y Social. Nuestra meta es ser gobierno en el 2011, ya que somos la única alternativa progresista y no justicialista", agregó Suárez.

La UCR se acerca a Cobos

Por otro lado, parece estar todo arreglado en la Unión Cívica Radical tras el pacto del vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, y el titular de la UCR, Gerardo Morales, al crear una "lista de unidad" de cara a la elección del próximo presidente del Comité Nacional del radicalismo.

"Estamos impulsando una lista de unidad con la idea de que el comité nacional refleje todos los sectores internos del radicalismo", dijo el vicepresidente Cobos, en lo que representa un claro acercamiento de la UCR a su persona y a todos los legisladores que lo siguen, denominado "cobistas".

Según lo señalado por Cobos, el acuerdo fue alcanzado tras una charla que mantuvo con el titular de la UCR, Gerardo Morales, el senador Ernesto Sanz y el ex gobernador chaqueño, Ángel Rozas, quien había adelantado su intención de postularse como presidente del Comité Nacional, lugar que ocupó ya por dos períodos.

En este sentido, Cobos consideró que "sería una lástima desviar esfuerzos en una interna". Finalmente, se decidió que el próximo presidente de la UCR será Ernesto Sanz, quien mantiene una estrecha relación con Cobos.

"El próximo presidente del partido deberá ser un piloto de tormentas que termine de unificarlo, además debe tener presencia en todos los distritos y debe trabajar para el partido en el marco de un gobierno soberbio y entre el fuego cruzado que están manteniendo Carrió y Stolbizer dentro del Acuerdo Cívico y Social", comentó el referente radical local, Leonardo Vandenbosch.

A su vez aseguró, "la UCR ha hecho una elección muy buena, llegando a colocar legisladores en muchos distritos y creo que, en muchas localidades, la UCR representa el esqueleto del Acuerdo Cívico y Social. En lo que respecta a lo político, y dentro del partido, creo que Cobos le está abriendo la puerta a Sanz para que trabaje y no lo veo mal, ya que es un diputado de la resistencia radical, que no se fue del partido luego del 2001 y que siempre fue fiel a sus principios radicales".

Más allá de los trabajos en conjunto de Morales y Cobos para reunificar el partido, las voces en los pasillos de los comités radicales de la sección electoral son diversas y no todas catalogan la intervención de Cobos como positiva. Algunas de esas voces reconocen tener desconfianza en el vicepresidente y otras más intransigentes directamente lo catalogan de "traidor", al haber optado por ir con Cristina Fernández en las últimas elecciones presidenciales.

Por último, la integración de la UCR al Acuerdo Cívico y Social, a nivel local, parece estar lejos, al juzgar por los comentarios de Margarita Stolbizer, quien sostuvo que "nunca votaría a Cobos".

Teniendo en cuenta que todo se decide a nivel nacional, provincial y de manera orgánica, todo hace parecer que la UCR y la Coalición Cívica seguirán trabajando de manera separada a nivel local.

Comentá la nota