La Coalición deshoja la Margarita

Los ruidos en la Coalición Cívica son inocultables. A pesar de su fuerte crecimiento en todas las encuestas, las interminables internas amenazan con frustar el armado multiclasista propuesto por Carrió, que el jueves consiguió una nueva legisladora nacional: la ex diputada del FPV, Marta Velarde.

La Coalición Cívica está pasando por su momento de mayor tensión interna desde que su composición la integran Elisa Carrió, Margarita Stolbizer y Patricia Bullrich.

"No entendemos lo que está haciendo Margarita… Es la presidenta de la Coalición en la Provincia pero lo único que hace es abrir locales del GEN", opinó un legislador que apoyó desde los orígenes su inclusión como aliada política.

La relación entre Carrió y Stolbizer, por ende, no atraviesa por el mejor momento. La ex candidata presidencial decidió dialogar directamente con el presidente de la UCR, Gerardo Morales, cuando se dio cuenta que Margarita aglutinaba cuanto radical estuviera suelto para mejorar su poder de negociación.

"Era absurdo… Si nadie la discute. Pero desde que empezó a armar sin avisar se le complicó todo", agregó el diputado que conoce como pocos los secretos de la CC. Y la reunión entre la dirigente bonaerense y Felipe Solá fue "la gota que rebasó el vaso" porque "no se lo contó a nadie, ni siquiera a Patricia, que estuvo con ella el mismo día, en San Martín".

En ese distrito estuvieron inaugurando Unión Por Todos bonaerense, acto del cual luego se fue para participar de otro más íntimo, organizado por el radical Ernesto "Cachi" Rodríguez.

Rodríguez fue uno de los principales aliados que la oposición le brindó al gobierno peronista de San Martín de la década del '90 y ahora participa de los radicales coalicionistas. Como sucede en todos los distritos bonaerenses, los radicales del GEN trasladaron a esa fuerza su propia interna radical, y en este caso puntual, con "Cachi" están varios funcionarios del oficialismo vecinal.

Inclusive Stolbizer dejó en claro su deseo: que el intendente Ricardo Ivoskus abandone la Concertación Plural para acompañarlos el año próximo. "Efectivamente, es una de los deseos, pero Carrió todavía no dijo nada. Y eso, a veces ayuda, pero otras, no", dijo enigmático otra de las fuentes.

En la mayoría de las localidades, además, la CC conformó mesas conductivas con represtación de todos los partidos que la integran: Ari, Unión Por Todos, GEN, y PAIS. Con malicia, desde el partido original de Carrió denuncian que los margaritos "no tienen ni personería partidaria pero siguen abriendo locales".

Pero eso no es todo. Para contener a cuanto radical que se quiera sumar "participa de actos con personas que trabajan por afuera de la mesa", dijeron coincidentemente dos referentes de Stolbizer que sufrieron esta situación en carne propia.

Comentá la nota