La Coalición Civica quiere "peronizar" a De Narváez

La Coalición Civica quiere "peronizar" a De Narváez
De esa forma busca atraer los votos de los indecisos y de los independientes.
Cuando dicen que no son peronistas, están diciendo: 'no somos lo que somos'", resumió un estrecho colaborador de Elisa Carrió una estrategia que en el Acuerdo Cívico y Social consideran clave en el intento de remontar en la Provincia de Buenos Aires: contrarrestar la "desperonización" de campaña de Francisco de Narváez, con el objetivo de atraer los votos de los indecisos y lograr una migración de parte del electorado independiente de Unión-PRO.

Con el spot que asocia a Menem, Duhalde, Kirchner, De Narváez y Macri ya en rotación, los actos y actividades de este tramo final incluirán referencias que buscarán "peronizar" al ex dueño de Casa Tía. "Vamos a machacar sobre lo que está a la vista: De Narváez es afiliado al partido, intentó disputarle la presidencia del PJ a Kirchner y quiere volver a hacerlo. Que pensemos si (Felipe) Solá no es peronista, o lo que significa el apellido Rucci", adelantó un hombre de influencia en la campaña del Acuerdo Cívico. Claudia Rucci, la hija del líder sindical asesinado en 1973, ocupa el cuarto lugar la lista de diputados por la Provincia. Aconsejado por Jaime Durán Barba, el ecuatoriano que trabajó con Macri, De Narváez evita mostrarse con Solá y apelar a la simbología y a la liturgia peronista en sus actividades proselitistas.

Más allá de las denuncias de Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín -los dos primeros de la lista- sobre la "manipulación" de las encuestas, los números que conformaron un escenario de polarización entre Kirchner y De Narváez generaron cambios en el discurso del ACyS: pasaron de focalizar las críticas en el Gobierno a referirse a los dos rivales en la Provincia como el "PJ1" y el "PJ2" y denunciaron un "pacto oculto" para reunificar fuerzas después del 28. La estrategia busca desencantar a los independientes volcados a Unión-PRO. "El voto al kirchnerismo es peronista y más duro. Con De Narváez hay un voto no partidario y queremos demostrar que es una confusión considerarlo una alternativa al aparato justicialista", comentaron. Carrió se adelantó la semana pasada: "Recorro la nación y me dicen 'Lilita, nos arrepentimos de votar a Kirchner, a Lavagna... ¿Mañana me van a decir lo mismo de Solá y Atanasof?'".

En cuanto a la confrontación, algo similar sucedió en Capital: la idea inicial era no chocar con Gabriela Michetti y luego le cuestionaron su "falta de preparación y carácter" para enfrentar a Kirchner en el Congreso. La lista encabezada por Alfonso Prat Gay no logra remontar la cómoda ventaja de la ex vicejefa de Gobierno.

Comentá la nota