La Coalición Cívica ganó pero perdió en 25 de Mayo, que respaldó a Grau senador

Los resultados de la elección de ayer mostraron en 25 de Mayo una gran madurez democrática en el sentido que los electores han aprendido a cortar boleta.
Y si bien sigue existiendo voto arrastre, ya no es tan significativo como en otras oportunidades. A nivel de concejal triunfó la Coalición Cívica pero por un margen pequeño, en claro mensaje que su conformación no gustaba y que la decisión de Mariano Grau de hacer reelegir a los ediles no gustó a la ciudadanía. Fundamentalmente, como lo decían en voz baja y ayer lo reconocieron varios dirigentes de esa fuerza, Héctor Ambrosino no traccionó. Por eso, el estrecho triunfo es una clara derrota. Tanto que de ocho bancas en juego, renovaban tres, descontaban hacerse de cuatro y lograron sólo dos.

La sorpresa la dio el Partido Federal, colectora de Unión Pro, liderado por el productor agropecuario Diego Marchesotti, que accedió al HCD; y no fue el esperado el caudal de sufragios obtenido por el Frente Justicialista para la Victoria de Luis Buenaventura, pese a que se pensaba el grueso de los peronistas se encolumnaría tras esa fuerza. Claro que el malestar con el kirchnerismo incidió, y mucho. Dos ediles representarán a esa fuerza.

Asimismo, cuando creían en el sector de Nicolás Lasa que serían la segunda fuerza, Propuesta Republicana con Claudio Monteiro realizó una magra elección en la ciudad cabecera y creció merced a la figura de Daniel Fredes en Norberto de la Riestra. El ex delegado municipal durante la primera gestión de Mariano Grau fue, sin duda, uno de vencedores en los comicios de ayer. Por muy poco, se hizo de un segundo concejal.

Muy buena elección realizó la Unión Cívica Radical, que aprovechó el arrastre de Grau y, también, la baja perfomance de la Coalición Cívica. Diego Canullán se hizo de una banca.

Ahora el Deliberativo quedará con siete bancas de la Coalición Cívica y una del radicalismo, que muy probablemente se unan a corto plazo. Además, habrá tres de Unión Pro, que tienen dos años de mandado, y se suman una del Partido Federal, dos del Frente Justicialista para la Victoria y dos de Propuesta Republicana. Se descuenta que al menos esa colectora de Unión Pro se unirá al bloque existente para totalizar cinco ediles, y hasta es problable que con Marchesotti.

Hay un hecho relevante: cada consejero escolar ingresa con el 33.3 por ciento de los votos. Si ninguna fuerza alcanza ese guarismo, debe al menos acceder a la mitad: 16.65 por ciento. La Coalición Cívica, según los datos recabados por La Mañana, es la única que supera ese porcentaje, por lo tanto se haría de los tres consejeros escolares.

La postulación de Mariano Grau al Senado sí tuvo el apoyo esperado. Con más de 9.000 votos, cosechó el 47.38 por ciento de los votos válidos, contra el 30.71 por ciento de Ricardo Pagola (Unión Pro) y el 14.68 de Walter Abarca (Frente Justicialista para la Victoria). Es Posible, que llevó a Victoria Unánue como segunda candidata a senadora, se adjudicó el 1.74 por ciento de los sufragios.

Pero a diputados nacionales ganó Francisco de Narváez con más del 45 por ciento de los votos, cuando muchos descontaban la victoria de Margarita Stolbizer, que apenas pasó el 31 por ciento, y el Frente Justicialista para la Victoria sumó el 15.15 por ciento. El corte de boletas, evidentemente, fue mucho.

Comentá la nota