Clyfer: Toppa se reintegró a sus funciones... ¿Todo bien?

Habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos, y qué "clima" queda entre el CdA y el gerente general de la cooperativa eléctrica, luego de la sanción que le fuera aplicada, una suspensión de funciones que no tiene precedentes en la historia de la institución
El gerente general de la Cooperativa de Luz y Fuerza Eléctrica de Rojas Limitada, el ingeniero Antonio Toppa, se reintegró esta semana a sus funciones luego de la suspensión que le fuera aplicada por el Consejo de Administración de la institución, medida disciplinaria ésta que no tiene precedentes en la historia de la Clyfer.

De momento, pareciera que la situación tiende a volver a sus cauces normales; pero lógicamente, habrá que ver cómo se van desarrollando los acontecimientos de ahora en más: huelga decirlo, pero estamos hablando de inviduos, no de máquinas, por lo cual, tras una situación semejante, habrá que ver cuánto influye lo emocional, lo profesional y lo personal en el "clima" que se genera entre los integrantes de un equipo de trabajo que deben convivir diariamente.

Lo más llamativo de todo esto es que ninguno de los integrantes del Consejo de Administración de la Clyfer ha brindado explicaciones públicas y/o de carácter oficial al respecto de los motivos que incidieron en la adopción de semejante medida.

Mientras tanto, off the record, fueron varios los consejeros que declamaron su confianza y aprecio por Toppa. Pero a la sazón avalaron la suspensión que le fuera aplicada.

Dificultoso es por ahora, obviamente, conjeturar en qué quedará ésta situación. Ciertamente, es una pena que haya acontecido todo esto cuando la cooperativa eléctrica parece comenzar a salir del tremendo pozo institucional y económico-financiero en que se encontraba.

Por otro lado, aunque aclaramos que no se trata más que de eso, han habido en los últimos días incontables rumores y trascendidos con respecto a lo sucedido, y las consecuencias que se desprenderían de la tensa situación: nos parece que tales rumores son absolutamente contraproducentes, por lo cual sería oportuno que el CdA de la Clyfer brinde una pública explicación de lo sucedido a los asociados y a la comunidad.

Comentá la nota