El club Tesorieri solicitó préstamo de terrenos a la Municipalidad

Es para la apertura de un ingreso y salida de emergencia a las canchas de fútbol de la entidad.
El Club Américo Tesorieri solicitó a la Municipalidad de la Capital que le ceda, en calidad de préstamo y por 10 años, un sector del Parque Adán Quiroga para destinarlo a la apertura de un ingreso y una salida de emergencia a las canchas de fútbol. En caso de obtenerlo, si se aprueba en el Concejo Deliberante, el club no podrá alquilar o realizar alguna actividad de tipo comercial.

El proyecto fue presentado en el Concejo Deliberante de la Capital por el concejal Luis Fadel y encendió luces de advertencia porque el club ya tuvo un predio que debía destinarlo para fines sociales. La polémica se generó en el año 99 cuando fue rentado a una cadena de supermercados (Ver aparte).

El edil explicó - en declaraciones a Radio Ancasti -que la Comisión Directiva de Club Américo Tesorieri pidió al municipio un préstamo de uso precario, de una pequeña franja de terreno que limita con la Posta Sanitaria Madre Teresa de Calcuta, ubicada sobre la avenida Los Legisladores y cercano a las canchas de fútbol que tiene el club. El pedido es por 10 años y tiene por objetivo abrir una salida de emergencia y un ingreso para las canchas de fútbol de Tesorieri. Fadel explicó que la intención del club es parquizar esa franja que según estimó no debe tener más de 10 metros de largo. El terreno solicitado pertenece a todo el predio del Parque Adán Quiroga.

Adelantó que por la figura del "préstamo de uso precario" se limitan los fines de esa fracción de terreno para los objetivos que fueron solicitados. Es decir el club no podrá alquilar, vender o enajenar.

La iniciativa fue girada para su análisis en comisión.

El antecedente

En noviembre de 1999 salió a la luz el alquiler de dos porciones del terreno que ocupa el club Américo Tesorieri por parte de la empresa Urbe SRL, conformada societariamente en partes iguales por Arturo

Navarro -entonces administrador de la ex Capresca- y Julio Ibarra, quienes acordaron con la entidad deportiva el pago de 2.000 pesos mensuales por el término de veinte años.

Uno de esos terrenos, de 3 mil metros cuadrados, fue subalquilado a su vez a la cadena de supermercados por una suma altamente superior: 17 mil pesos. Renta que se mantiene hasta la actualidad a otros valores.

El negocio inmobiliario, que dejó pingües ganancias a la empresa Urbe SRL, está en franca contraposición con lo establecido por la ley mediante la cual se donaron esas tierras al club Américo Tesorieri -es de la década del ‘60-, para ser utilizadas con fines recreativos y no para lucrar con ellas.

Comentá la nota