Club de beneficiarios: los que heredan cargos por las renuncias anticipadas

Ocuparán lugares para los que no les habían alcanzado los votos o directamente no se habían postulado.
Históricamente las peleas por las listas se centraban en los lugares con posibilidades de conseguir una banca. Lógica de poder pura. El peligroso furor por las candidaturas "anticipadas" o "testimoniales" elevó por estos días la cotización de ciertos puestos que en otra época sólo hubiesen quedado para la estadística. Y más: renuncias mediante, creó un nuevo club, el de los beneficiarios, dirigentes que heredan cargos para los cuales no les habían alcanzado los votos o para los que no se habían postulado.

La lista de socios es de lo más amplia y variada. ¿Algunos casos?

A Lucas Ghi siempre se lo vio en Morón como un "mini Martín Sabbatella". Tiene años y es el secretario de Gobierno de la intendencia. Está cerca de repetir la historia de su jefe, quien también llegó al cargo de muy joven. El intendente Sabbatella está candidateado para diputado nacional y, si consigue la banca, ya anunció que dejará su cargo. En ese caso, Ghi ocupará su silla.

María José Nacci es algo mayor que Ghi. Cuando en 2007 entró como candidata a legisladora porteña por Diálogo por Buenos Aires, en el sexto lugar, difícilmente imaginara que el 2009 lo culminaría sentada en una banca. Salvo imponderables, así será, porque su líder, Aníbal Ibarra, dejará libre ese lugar para el cual lo eligió la gente y competirá el 28 de junio por un lugar en el Congreso como diputado. "Nacci es una joven y talentosa investigadora del Conicet, del sector de Miguel Bonasso", la describió quien será su jefe de bloque, Eduardo Epszteyn.

También a la Legislatura porteña ingresará en diciembre Marcelo Parrilli. Lo suyo fue consensuado: cuando Patricia Walsh encabezó la lista del MST en 2007, ya había acordado con su segundo que, si ganaban la banca, la usaría dos años cada uno. Otra curiosidad: Parrilli será candidato a diputado en la Provincia, aunque no le darían los votos para entrar.

Parrilli probablemente compartirá los debates con el socialista Roy Cortina, diputado nacional por la Ciudad con mandato hasta 2011, pero candidato anticipado para legislador este año. Su reemplazo en el Congreso será Analía Ubieta, actual secretaria del bloque del PS en la Ciudad.

Un camino similar al de Cortina podría recorrer el macrista Federico Pinedo. Electo diputado nacional en 2007, si se confirma su postulación como cabeza de lista para legislador de PRO, Pinedo llegará a la Cámara local para ser su vicepresidente. También heredaría un lugar: quedaría primero en la línea de sucesión de Mauricio Macri en el Ejecutivo, en caso de que Gabriela Michetti encabece la boleta de PRO para diputados nacionales. Mientras que la silla de Pinedo en el Congreso, sería ocupada por el ex legislador porteño Rodrigo Herrera Bravo.

Quien seguramente no preveía un desembarco en Diputados cuando se candidateó es Juan Carlos Lorges. Pese a ser uno de los primeros militantes del Frente para la Victoria, este referente de La Plata había quedado en el puesto 22 de la lista que encabezó hace dos años el entonces kirchnerista Felipe Solá. Con el ex gobernador ahora lanzado como candidato por el frente Unión-PRO, Lorges vería premiada tanta fidelidad K con una banca nacional.

Comentá la nota