Closs:"En cada pueblo, el Gobierno pone recursos en educación"

El gobernador Maurice Closs sostuvo que "en cada pueblo, este Gobierno muestra que puede poner, y que pone recursos para la Educación, y que no son hechos aislados".
Además, remarcó que "está bien que reconozcamos que quedan cosas por hacer, porque podríamos desde aquí, con tantas cosas hechas, venir a plantear el discurso de la vanidad, de la autosuficiencia, de la soberbia. Y lejos estamos. Sabemos que todavía falta mucho; acá mismo nomás, en poco tiempo

pueden faltar aulas, o faltan viviendas, o hay mucha gente por debajo de la línea de pobreza. Hay que seguir trabajando para producir alimentos o fortalecer los precios de los productos. Pero no tengo la menor duda de que hemos hecho mucho entre todos, mucho en cada una de las áreas de Gobierno", destacó el mandatario.

Closs presidió este acto, en compañía del intendente Aníbal Vogel; los ministros Hugo Passalacqua, Alex Ziegler, Horacio Blodek y Joaquín Losada; los titulares del Consejo de Educación, Fernando Dasso; del Instituto de Previsión Social, Valentín Alsina; y del IFAI, Raúl Revinski. Además, concurrieron Intendentes de localidades vecinas y otros funcionarios del Poder Ejecutivo.

En la ceremonia también se entregaron aportes del programa de

Producción de Alimentos, del programa de Municipalización de la

Atención Primaria de la Salud, y camas cucheta e insumos hortícolas a comunidades de la nación mbyá guaraní. Varios municipios también recibieron equipos informáticos, en el marco de un programa de capacitación municipal.

Hicieron uso de la palabra el director del CEP 30, cuyo edificio se

inauguró, Jorge Eduardo Borches; los ministros Passalacqua y Ziegler; el intendente Vogler y el gobernador Closs.

Al iniciar su mensaje, el mandatario provincial propuso: "quisiera que hagamos un ejercicio; los que andamos mucho por esta zona quizás podamos hacerlo con más éxito que lo que puede hacer alguno, que vive en otras zonas. Piensen algunos de ustedes, seis años atrás, y ubíquense en cualquiera de los puntos de 50 metros a la redonda de donde estamos, cómo ha cambiado el paisaje de este punto específico de Ruiz de Montoya. Y esto no es un hecho aislado, sino que es la muestra de un proyecto político, de una acción de Gobierno, de una visión de Provincia que desde el año 2003 venimos celebrando juntos los misioneros. En esa época no había absolutamente nada. Recuerdo ese paseo o centro cultural, que fue una de las primeras obras acordadas por Aníbal (Vogel) con el ingeniero Rovira. Ni qué hablar de la ruta que une a Ruiz de Montoya con la ruta 7, ver acá nomás el cajero automático. Ese cajero que, para algunos, pasa desapercibido, pero así como la escuela, tiene un profundo significado social. Porque si no

está el cajero automático, te vas a otro pueblo donde está el cajero automático, e inmediatamente te queda la plata en el bolsillo y si necesitás algo vas al supermercado, vas a la tienda, vas al quiosco. Y venís a tu pueblo chico, ya con bastante menos plata. Esa misma lógica que describía recién es la que se da, es lo que yo valoro mucho, en la educación y especialmente la educación en la escuela secundaria. Y esto de formar parte de este espacio político, que nos ha traído muchas veces a distintos pueblos, que acá sobre esta avenida nomás, antes de las elecciones estuvimos inaugurando el hospitalito, que fue una remodelación mayor bastante importante; nos muestra todo lo que hemos construido en conjunto. Y este caso puntual, me permite a mí remontarme, hacer jugar la memoria, y me parece que esos tiempos era

Jefe de Gabinete en el 2005, lo más probable sea que hayamos venido juntos como compañeros de gabinete con Hugo, a un acto raro. Porque era raro para mí el hecho de entender cómo era que se creaba una escuela secundaria donde antes había otra. Y así arrancaron muchas,muchas escuelas secundarias en la Provincia. Y me llamaba la atención eso de los números, de porqué una escuela con 16 alumnos. Pero empecé a ver más la educación desde la perspectiva de los pueblos, de la continuidad de los pueblos, del progreso de los pueblos. Y así fue que tomamos la decisión política de crear una escuela secundaria en cada

pueblo de la Provincia de Misiones. Y desterrar la discusión del

huevo y la gallina, qué estaba primero. Me acuerdo que lo planteaba a eso en Tres Capones hace un tiempo y asumía yo la idea, de que en esta relación de oferta y demanda, lo primero que había que hacer era poner la oferta de Educación. Y éste pueblo hoy, sin quererlo hoy, desde esa fecha del año 2005 a hoy, comprueba que estamos acertados. Porque si

tuviera solamente la necesidad de 16 alumnos por año, este Colegio tendría que estar rondando los 60 alumnos y tiene más de 150. ¿Y saben por qué? Porque acercamos la Educación al pueblo. La demanda estaba contenida, los jóvenes estaban insatisfechos. El círculo vicioso de la falta de desarrollo rondaba a todos estos pequeños pueblos. Porque así como el docente iba al cajero a Jardín América y ya se pasaba por el supermercado, ese mismo dilema tenía la familia de Ruiz de Montoya cada vez que el chico terminaba el séptimo grado y tenía que ir a estudiar. Tenía que irse a otro pueblo, alquilarse una casa, parar otra olla más, bancarse el transporte de acá hasta el pueblo, por lo menos dos veces por semana. Eso no baja hoy de los 350 ó 400 pesos.

Muy austeramente, viviendo en la casa de un pariente pueden llegar a ser 150 ó 200 pesos. Y entonces los chicos tenían dos posibilidades,

si los padres tenían un poco de recursos se iban del pueblo y sino se

quedaban acá. Los que se quedaban acá, condenados a no terminar la escuela secundaria. Y los que se iban del pueblo, como en la mayoría de los casos, para jamás volver, para quedarse en las otras comodidades. Entonces, esto hoy nos muestra que teníamos razón, la demanda estaba, los chicos estaban y siguen estando en Ruiz de

Montoya. Por ahí veo al Intendente de Polana, que sé que es uno de los

pueblos en los que tenemos que trabajar, que trabaja cerca de otro

municipio. Y así fuimos levantando cada uno: Tres Capones,

Profundidad, creando en cada pueblo pequeño esta escuela secundaria.

Lo tomo en serio como una política de Estado, que nos va a permitir a

nosotros el resultado satisfactorio de esa lucha frontal contra la

pobreza. La escuela secundaria es una herramienta de nivelación. Y más

allá de lo que hablaba el Ministro, que coincido, en esto de

incorporar la ciencia, la tecnología, la flexibilidad. En días pasados

lo escuche que decía, y el Ministro coincide bastante con el

pensamiento, no sé si en este punto con el Director de Escuelas de la

Provincia de Buenos Aires, al cual siempre escucho, y dijo lo que

siempre quiero escuchar de que, más allá de todo esto, la escuela

secundaria se debe un debate de contenidos mínimos. Mínimos contenidos

que los chicos tienen que saber. Y decía él, con la claridad con la

que yo quería escuchar, `terminan sabiendo casi nada de muchísimo y no

lo mucho que necesitamos que sepan de algunas cosas que le van a ser

fundamentales para luego trabajar y continuar estudiando lo que sea´.

Ese debate lo requiere también la escuela secundaria", opinó.

"Muchas de estas cosas que logramos, las tenemos por una visión de

esfuerzo compartido, una claridad que tenemos en la Provincia. Pero

además, una eficiente y austera administración de los recursos

públicos. Por eso podemos inaugurar esta escuela casi terminando el

año, cerca de 40 en lo que va de este año; cerca de 200 en el tiempo

de la Renovación. Arrancamos con 17 el año, y yo creo que podemos

arrancar el 2010 inaugurando cerca de 20 escuelas. Y lo hacemos con la

administración eficiente que tenemos, cuidando cada uno de los pesos

que ustedes nos confían para que administremos. Y acá quiero hacer una

reflexión, resaltando y reconociendo el esfuerzo de esta comunidad,

del Director, del Intendente, de los alumnos. Y este valor de la

gratitud reconociendo que tenían una escuela nueva, pero como todo

parece que va quedando chico, y va quedando chico depende del cristal

con que se mire. Y fíjense cómo tenemos que pensar, porque ese es

nuestra labor y nuestra responsabilidad, el hacer bien las cosas para

los misioneros. Si acá tenemos tres o cuatro aulas y funcionan seis

divisiones, alguno podrá decir `Gobernador, construya tres aulas más,

ponga un millón de pesos más y haga esas tres aulas que seguro en un

futuro van a hacer falta´. Pero también se podrá pensar que se podría

trabajar con tres secciones a la mañana y con tres secciones a la

tarde; y creando algunas horas más de cátedra y algunos puestos de

trabajo más, podemos dictar las clases todos cómodos, y aprovechar

eficientemente los recursos. Porque saben que, así como Ruiz de

Montoya, hay muchos pueblos en la Provincia de Misiones que están

necesitando ese millón de pesos, que estén seguros de que lo vamos a

poner a la Educación para levantar una escuela en algún otro pueblo de

la Provincia de Misiones. Recién pensaba, así nomás al pasar, en los

pueblos vecinos, para ver con cuáles limita Ruiz de Montoya, y en cada

uno de esos pueblos estamos construyendo, por lo menos, una escuela.

En Aristóbulo del Valle la ampliación de la 680 y la construcción del

Polimodal en Villa Salto Encantado. Una escuela gigante, creo que son

dos escuelas, atrás de la Terminal de ómnibus de Jardín América; que

por ahí cuando uno pasa te impacta el tamaño de la obra. Y recién le

preguntaba a Snully Flach, le decía `¿y cómo va tu Escuela Especial? Y

me contesta `bien, las dos van bien. Va bien la Escuela Especial y

también la 14´, con la que nos habíamos comprometido en el tiempo

cerca de las elecciones. Imagínense: en cada pueblo, este Gobierno

muestra que puede poner, y que pone recursos para la Educación, y que

no son hechos aislados", indicó.

Luego, Closs agregó: "recién veíamos las políticas del Agro. Es casi

un ritual estrechar las manos de los agricultores, porque esto es una

muestra de confianza. Nosotros, después de muchos años, ya son más

4500 productores que ya se llevaron de promedio, poco más o poco

menos, de 10.000 pesos. Y no a todos les irá igual: a unos les irá

bien, a otros les irá muy bien, a otros no tanto, porque ahora depende

del esfuerzo de cada uno de los agricultores misioneros. Creemos mucho en este modelo de Provincia, con una economía familiar-agrícola, como es la que se tiene en Ruiz de Montoya, donde se produce lo tradicional: yerba, un poco de tabaco, el desarrollo forestal. Pero que también nos animamos a producir nuestros propios alimentos, esta es una zona pionera en la producción de la ganadería y como tal una de las que representa una muestra de calidad y excelencia en la producción de carnes. Y así, el desafío de producir alimentos para nosotros en cada pueblo, el autoabastecimiento, les puedo asegurar que

ya ha cubierto la mayoría de los pueblos pequeños de la Provincia de Misiones. Lo que nos falta es seguir produciendo para abastecer a Posadas, a Oberá, a Eldorado, a los pueblos más grandes, que no tienen potreros en medio de las ciudades. Esto no es un problema, al contrario, es una oportunidad; la oportunidad que tenemos de seguir creciendo en la producción de alimentos", resaltó.

"No es casualidad ese hecho puntual que vimos, de la entrega de los planes forestales 2007, un sueño hecho realidad. Quizás en la

práctica, uno de los sueños que más nos costó trabajar. Yo quería que eso esté en una ley, que lo estuvimos trabajando en el Senado de la Nación y no la pudimos sacar, pero recibimos la confianza del Gobierno nacional y hoy podemos nosotros ayudar a los pequeños productores, adelantando los recursos. Y esto es importante, saben porqué? porque

una persona que tiene mucha espalda financiera, puede plantar en el 2006 y bancarse hasta el 2010 que le venga el Plan Forestal. Pero el chiquito, el pequeño, aquél que queremos que haga, sus dos hectáreas, sus tres hectáreas, para luego desarrollar la ganadería abajo, o para que le sirva, pasados unos años, para poder cortar y cambiar la camioneta o hacerles estudiar a los hijos, no le da el cuero para aguantar dos, o tres, o cuatro años más. Entonces esta política de descentralización es una política que nosotros, los misioneros, le

reclamamos al Gobierno Nacional y él nos correspondió, nos entregó la administración de estos recursos. Y lo hicimos con autoridad, lo hicimos con autoridad porque los misioneros sabemos descentralizar.

Recién han visto pasar a una cantidad de Intendentes, recibían dos

políticas. Una que tiene que ver con la mejora institucional y de su

organización, a través de la entrega de equipos de informática. Y otra con la municipalización de la Atención Primaria de la Salud, que mes a mes vuelca en la Provincia un millón de pesos, para que los Intendentes nos ayuden entre todos a la medicina preventiva, esa medicina preventiva que es la que mejores resultados tiene. No importa de qué color político son, no importa el color político, se llevan esos recursos a distintos municipios de la Provincia de Misiones", señaló el Gobernador.

"Fíjense las cosas que hacemos, recién venía hablando con el Ministro de Educación, como así también lo habíamos hecho con el Ministro del Agro, los dos Ministros que dejan sus funciones para ir a trabajar a otros lugares, y ambos coinciden en que todavía hay muchas cosas por hacer y está bien que así sea. Está bien que reconozcamos que quedan cosas por hacer, porque podríamos desde aquí, con tantas cosas hechas

venir a plantear el discurso de la vanidad, de la autosuficiencia, de

la soberbia. Y lejos estamos. Sabemos que todavía falta mucho, acá mismo nomás, en poco tiempo pueden faltar aulas, o faltan viviendas, o hay mucha gente por debajo de la línea de pobreza. Hay que seguir trabajando para producir alimentos o fortalecer los precios de los productos. Pero no tengo la menor duda de que hemos hecho mucho entre todos, mucho en cada una de las áreas de Gobierno. Hay veces que trato de volver a los discursos iniciales, de siete minutos, de los cuales me esforzaba de no pasarme, pero me parece que en siete minutos no

puede describir las acciones. Pero por sobre todo, las orientaciones que tienen estas acciones, hay que describir porque apuntamos a la Educación y porque a la educación secundaria. Hay que describir porque podemos, como pocas provincias inaugurar 40 escuelas en un año, construir asfalto, inversiones en salud, políticas productivas. Podemos hacer todo esto porque hay un consenso entre todos los misioneros, de seguir trabajando en este rumbo. En este modelo de provincia, que parados aquí, seis o siete años atrás, veía que había mucho por hacer. Y hoy uno se para en esta plataforma hermosa de esta escuela y ve en este municipio que hay una escuela secundaria que

antes no había y que ahora tiene su edificio, su cajero automático, su Centro Cultural, su avenida, su boulevard, su plaza terminada, muchas

viviendas, un balneario con una puesta a punto, un hospitalito. Que

tiene gente de trabajo, que tiene gente con sueños, como decía el

Director de la escuela, que tienen el mismo sueño que tienen todos los misioneros de seguir creciendo más y creciendo en paz", concluyó el Gobernador.

Comentá la nota