Closs recorrió las obras de la Ruta Costera 2 que llegará hasta los Saltos del Moconá

El gobernador Maurice Closs recorrió ayer las obras de pavimentación de la Ruta Provincial Costera 2, que vincula a la localidad de El Soberbio con los Saltos del Moconá, para interiorizarse del estado de avance de los trabajos que ejecuta la Dirección Provincial de Vialidad (DPV).
El primer mandatario estuvo acompañado por el presidente de la DPV, Julio Duarte e intendentes de localidades vecinas. Posteriormente, Closs presidió un acto de entrega de viviendas rurales y de inauguración de obras de empedrado en El Soberbio, con la concurrencia de más de medio millar de personas. En la ocasión, también se entregaron de títulos de ocupación de tierras a productores de la zona.

Cabe señalar que la Costera 2 tiene las características de una “ruta turística” en un área rodeada de parques naturales y reservas. En este tramo del recorrido la calzada tendrá cinco metros, será una carretera reducida, por lo cual no se podrá acceder con transporte pesado. Ésta es la primera experiencia en Misiones de realizar calzada reducida, pues será exclusivamente turística y tiene el objetivo de cuidar y preservar el medio ambiente circundante en toda su extensión.

Esta ruta transita la “Biosfera Yabotí”, como así también el Parque Provincial de los Saltos del Moconá. Ambos de exuberante belleza, colorido y esplendor.

El tramo de la obra en El Soberbio tiene una extensión de 33,5 kilómetros, comienza a la altura del arroyo Paraíso y concluirá a la vera de los Saltos del Moconá. Dichos trabajos tienen previsto su culminación en septiembre de este año, donde además de la ruta en sí misma, se realizarán pasa-faunas, recubrimiento de taludes, cunetas revestidas y plantación de árboles en lugares preestablecidos, entre otras obras complementarias.

Una vez concluido el tramo de la Ruta Costera, dicho trazado albergará diversos atractivos que van desde vegetación única, animales autóctonos, cauces naturales de arroyos hasta los espectaculares Saltos del Moconá.

Comentá la nota