Closs promulgó la ley que prohíbe envasar yerba misionera en Corrientes

Pese a la oposición de los molinos y productores correntinos y el rechazo de incluso buena parte de los yerbateros de Misiones, el titular del Poder Ejecutivo avanzó con la polémica norma. Desde el INYM sostienen que se arrogaron facultades que le corresponden.
Tras varios días de intenso debate mediático con duros cruces de acusaciones entre los distintos actores que hacen a la cadena yerbatera, el gobernador de Misiones, Maurice Closs, promulgó la ley a partir de la cual se establece un estampillado obligatorio y se prohíbe la comercialización de materia prima sin envasar a otras provincias argentinas, entre ellas Corrientes.

La Ley 4.459 deberá ahora ser reglamentada, aspecto en el cual los productores de esa provincia piden ser escuchados en función del perjuicio que, sostienen, traerá aparejada la pérdida de los clientes correntinos.

Al margen de la reglamentación que deberá definir por decreto los aspectos técnicos inherentes a la instrumentación de la norma, tres empresas de Corrientes ya tendrían decidido avanzar con la instancia judicial para lograr la declaración de inconstitucionalidad de la ley misionera.

En paralelo, el directorio en pleno del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) salió ayer a sentar posición con relación al avance del Ejecutivo de Misiones sobre este sector.

Mediante un comunicado oficial, los directivos pusieron en claro las facultades que le competen al organismo, que fueron determinadas por su Ley de creación (25.564) y sobre la que no puede pasar una normativa provincial.

En este sentido, aludieron a la afectación de los artículos 121 y 126 de la Constitución Nacional, que tratan sobre la regulación del comercio, al establecer la ley misionera una suerte de aduana interna.

“Son facultades propias del instituto que deben ser deliberadas y discutidas con un organismo que fue creado por una ley nacional”, puntualizó en declaraciones a “época” Esteban Fridlmeier, representante de Corrientes en el INYM.

De aquí en adelante, el dirigente yerbatero provincial consideró que sólo resta la vía judicial, tras considerar que el instituto no puede participar de la reglamentación de una ley sobre la que está en total desacuerdo.

Si bien días atrás en Bella Vista, el gobernador correntino, Arturo Colombi, se comprometió a gestionar con su par misionero el veto a la polémica decisión legislativa, las gestiones no fueron fructíferas. La respuesta habría estado vinculada a la necesidad de “corregir asimetrías” que eran contraproducentes para el sector en Misiones, a raíz de la menor carga impositiva que Corrientes aplica a los yerbateros.

Entre tanto, el diputado Orlando Schuster, autor del proyecto, aseguró que la norma servirá para garantizar el cumplimiento de los precios, aunque reconoció que primero habrá que probarla, de modo de verificar que no tenga fallas técnicas.

“Creo que si la iniciativa funciona no va a hacer falta que se creen otras leyes para solucionar el problema del incumplimiento de precios”, puntualizó el legislador, dando cuenta del principal argumento de la Cámara misionera para avanzar con la ley, según el cual el INYM no protege la rentabilidad de los pequeños productores.

Comentá la nota