Closs lanzó programa para la industria maderera con una inversión superior a los 90 millones de pesos

El Gobernador Maurice Closs anunció el viernes un programa de reactivación de la industria maderera, cuya inversión es de 91.930.000 pesos, e indicó que “no es un salvataje a nadie, esta es la contribución para que entre todos podamos seguir produciendo y, especialmente, que no se caiga ni un solo puesto de trabajo, si es posible que generemos y agreguemos puestos al mercado laboral a la provincia”.
El programa incluye una importante función de la obra pública como demandante de madera para la construcción; alcanzará a todos los municipios de la provincia, con un volumen de madera a utilizar del orden de los ocho millones de pies cúbicos. Además, el Gobierno provincial suscribió con el Banco Macro S.A. un convenio de asistencia crediticia por 10 millones de pesos a tasa de interés variable (BADLAR + 3 puntos), hasta 180 días de plazo con destino recomposición de capital de trabajo. Las líneas de asistencia crediticia, estarán destinadas a promover el desarrollo de las empresas que se dediquen a la producción, extracción, elaboración y comercialización de madera y sus servicios relacionados. La tasa será subsidiada en un porcentaje por el Poder Ejecutivo Provincial.

Tras comentar que la crisis de los sistemas financieros internacionales afecta a la industria maderera provincial, Closs indicó que “apuntamos claramente a la obra pública, pero este plan tiene un muy fuerte sesgo la cuestión foresto-industrial misionero” dado que “en los últimos tiempos tenemos problemas y por eso llevamos adelante este plan que implica más de 90 millones de pesos en soluciones que utilizan la madera” poniendo en marcha “63 viviendas de los programas federales que estaban atrasadas, prioritariamente, y ya llamamos a licitación del primer paquete de 392 viviendas de madera. Además, tenemos la voluntad y decisión de poner recursos de la provincia y hacemos este plan orientado a los tareferos. Está entonces la necesidad social vinculada a la decisión de impulsar un sector”.

Closs explicó que el plan de viviendas de madera tiene dos puntas: “400 son las orientadas a las empresas con un diálogo directo con las cámaras que nuclean al sector forestal y 200 más con nuestros intendentes. Y todo va a generar reactivación, todos tenemos que comprar la madera en Misiones, y especialmente a los pequeños y medianos aserraderos”. A lo que se agrega la construcción de 100 aulas satélites en todos los municipios misioneros.

“Todo esto más el plan cucheta y otras alternativas de amoblamiento, porque estamos pensando que el IPRODHA puede otorgar una casa con un combo y con unos pesos más, podemos tener cuchetas, mesas y sillas que van a servir para incentivar y mover al sector forestal misionero”, sostuvo. En ese aspecto, remarcó que con dicho sector “muchas veces discutimos por políticas especialmente tributarias, pero creo que en esta oportunidad queda claro que las políticas tributarias son las que nos permiten administrar y saber en algún momento de dónde sacar los recursos para poder volcarlos a los sectores que más necesitan y en este caso necesita el sector en su conjunto”.

Comentá la nota