Closs: "Hagamos de la gobernabilidad un compromiso"

El gobernador Maurice Closs afirmó que “este va a ser un año electoral y un año político. Quiero que todos, para el 2009, más allá del grupo político al que pertenezcan o al que van a pertenecer, hagamos un compromiso con una palabra, que es la palabra gobernabilidad.
El gobernador Maurice Closs afirmó que “este va a ser un año electoral y un año político. Quiero que todos, para el 2009, más allá del grupo político al que pertenezcan o al que van a pertenecer, hagamos un compromiso con una palabra, que es la palabra gobernabilidad. En 2008, todos nos dimos gobernabilidad. Yo me ocupé de darle gobernabilidad y de atender el pedido de cada uno de los intendentes, no importa el origen político, y creo que esta

Maurice Closs, Gdor. de Misiones

palabra va a dominar el debate político del año 2009. Yo me comprometo a darle gobernabilidad a todos, a cada uno de los municipios de la Provincia”, remarcó, al tiempo que agradeció “el acompañamiento en 2008 de todos: de los intendentes renovadores, de los intendentes opositores; de los legisladores renovadores, de los legisladores opositores, y especialmente del Presidente de la Cámara”, Carlos Rovira.

En su mensaje del último acto del año 2008, consistente en entrega de 20 viviendas en la localidad de Wanda, el Gobernador reclamó el compromiso de la comunidad en la problemática de la fiebre amarilla y de la seguridad vial. “Siguen siendo seguramente varios miles que todavía no se han vacunado contra la fiebre amarilla. El Estado no se puede vacunar por ustedes. Sí podemos acercarle la vacuna, pero no podemos agarrar el mapa de Misiones, inyectarle un par de vacunas y decir `ya están todos vacunados´. Cada uno va a tener que poner su cuerpo y aplicarse la vacuna, porque de eso depende que no tengamos más resultados negativos”, explicó el mandatario. “El tema de la seguridad vial, más en el verano, en nuestras vacaciones, cuando nuestras calles y nuestras rutas se inundan de turistas, cuando se va al arroyo, a pasear, o se sale el fin de semana, requiere también de la responsabilidad y de la conciencia del Gobierno, pero por sobre todas las cosas de cada uno de los misioneros”, agregó.

Closs cerró la lista de oradores de ese acto, y al resumir las acciones del año 2008, consideró que “es bueno terminar el año con la palabra motivación. La motivación va de ustedes a nosotros y de nosotros hacia ustedes, un intercambio entre quienes tenemos la responsabilidad de gobernar un Estado provincial, un Estado municipal, y ustedes, el pueblo. Debemos tener confianza mutua, y actitudes, de los dos lados, que nos motiven.

He estrechado la mano de miles de misioneros, a los cuales pudimos darles soluciones, y otros tantos a los que no; porque tampoco podemos resolver todos los problemas. Cerramos un año de trabajo de cara a la gente, de contacto mano a mano con el pueblo misionero”, sostuvo.

Recordó que “hace un año, cuando entregábamos las viviendas acá al lado nomás, y se veían estas casas en construcción, yo ponía esto como ejemplo de continuidad de un proyecto político y de gestión. Decía entonces que no se podía parar, que había que seguir con todo lo que hacía este proyecto de la mano del ingeniero Rovira, y hoy vemos cómo este proceso continúa, porque hay una veintena de casas en ejecución, está el plan Mejor Vivir, con alrededor de diez; vamos a llevar adelante viviendas de madera para tareferos, en un proyecto largamente anunciado y anhelado, pero que va a poner en marcha un proceso de recuperación social histórica de un sector postergado, de la mano de una decisión estratégica del Gobierno provincial de ayudar a la industria de la madera, en un tiempo difícil. A los tiempos difíciles hay que ponerles el pecho, y por sobre todas las cosas, la creatividad y la asignación inteligente de los recursos del Estado. Esto es fundamental entenderlo”, subrayó.

El Gobernador aseguró que “ninguna de estas cosas se podrían haber hecho si nosotros, que somos los responsables de administrar la cosa pública, no lo hubiéramos hecho bien, de manera eficiente, honesta y transparente. Para hacer estas casas hacen falta cerca de tres millones de pesos, para hacer una política productiva hacen falta cerca de 40 ó 50 millones de pesos como entregamos este año. Para hacer toda la política del IPRODHA, fueron como 300 millones de pesos sólo del Gobierno provincial, más todo lo que vino del Gobierno nacional. Esto significa administrar, y por eso le pedimos al pueblo que colabore a través de sus impuestos, que colabore con sus Intendentes, y es porque tenemos la convicción de que devolvemos a través de obras y de gestiones como éstas”, indicó.

“Es un tema para mí fundamental, por lo pequeño, si se quiere, desde el sentido de la imagen y del gasto que se puede hacer, pero de lo grande que es en término de los sentimientos y del impacto social que tiene, es el Plan Cucheta. Es algo sencillísimo, pero sencillísimo en serio. Las 40 familias que han recibido en el día de hoy, donde no se mete la política clientelista en ningún caso, porque seguimos a pie juntillas el Plan Techo, que lo completamos con esta idea, nos cuesta a nosotros, como Provincia, en torno a 15 ó 20.000 pesos la cucheta y los dos colchones para 40 familias. Fíjense cómo, con poca plata, uno da una solución sencilla pero de altísimo impacto social, que le da a la familia, especialmente a los niños, algo fundamental que es la privacidad, esa privacidad que va de la mano de su dignidad”, dijo. “De la misma manera, hay un programa que para nosotros es muy sentido y muy querido, que es el de la cocina a leña para los hermanos aborígenes, respetando su cultura como pueblo originario. En alguna oportunidad, escuché a algunas hermanas aborígenes diciendo que les gustaría tener una cocina a leña, y hoy ya hay muchas que las tienen funcionando, y les pregunto, y ellas reconocen y valoran sobre todas las cosas, cómo no sólo las ayuda a cocinar, sino que las ayuda a combatir el frío y principalmente la humedad. También es algo sencillo que con recursos del Estado busca una Reparación histórica a los pueblos originarios de nuestra Provincia”, expresó Closs.

“Recién entregaba dos créditos de casi 500.000 pesos, en la suma de los dos, para dos emprendimientos que muestran también algo que es el presente, futuro y gran desafío del mundo y de Misiones: el autoabastecimiento de alimentos. Acá hay un par de ejemplos de que los alimentos no sólo los debemos producir en la fase primaria: eso de la fruta, de la verdura, de la hortaliza; sino que también podemos hacer otros procesos, y esta idea del puré deshidratado de mandioca es así, es una idea excelente; una idea que busca agregar valor, a través de un proceso industrial, a un producto típicamente misionero. La otra idea, del frigorífico de pescado, de cultivo de peces, es una idea que nos abre las puertas a la economía familiar agrícola, y ahora con este frigorífico, a procesos de industrialización y de agregación de valor. Esto nos muestra el camino que tenemos como provincia. Este año, como nunca, asignamos recursos a políticas de producción de alimentos, sin descuidar el té, la yerba, el tabaco. Fíjense en términos del tabaco, lo que fue haber sabido administrar bien la Provincia, y anticipar nada más y nada menos que anticipar 36 millones de pesos, de anticipo de Caja Verde, que fueron directo al bolsillo de cerca de 14.000 productores misioneros. Cada una de estas políticas muestra un Estado activo, un Estado presente, un Estado con anticipación”, manifestó Closs.

“Quiero hacer dos consideraciones que me preocupan muchísimo como Gobernador, y como siempre creo que hablando de frente, claro, y a hay veces que crudo, debemos afrontar la realidad. En este verano, debemos tomar en serios dos temas, y escuchen lo que les digo, dos temas de una vez por todas, porque no puede ser que todos seamos reincidentes. Hay responsabilidad del Estado, seguramente que sí; pero veo mucha más inclusive puede haber de la sociedad. Y esos dos temas que se repiten en varios veranos son la seguridad vial, y la fiebre amarilla. Son dos temas que los debemos resolver entre todos. No puede ser que tengamos personas serias, cultas, formadas, en cada pueblo, al lado nuestro, que después de tantos años todavía no se hayan vacunado contra la fiebre amarilla. No puede ser. El Estado, con la ayuda de los Intendentes, de las fuerzas de seguridad, de los promotores de salud, no ahora, hace años que viene advirtiendo de este problema, y seguimos teniendo y siguen siendo seguramente varios miles que todavía no se han vacunado. El Estado no se puede vacunar por ustedes. Sí podemos acercarle la vacuna, pero no podemos agarrar el mapa de Misiones, inyectarle un par de vacunas y decir ya están todos vacunados. Cada uno va a tener que poner su cuerpo y aplicarse la vacuna, porque de eso depende que no tengamos más resultados negativos, en un año en el que el invierno fue muy corto, y que día a día vemos cómo los monos con fiebre amarilla aparecen muertos en distintos lugares de Brasil, de Paraguay, de Argentina, y cada vez más al sur. Primero parecía una enfermedad del Amazonas, y fue bajando, bajando, bajando, y es una cosa que depende de todos nosotros. Les pido ayuda a los intendentes, pero especialmente le pido ayuda, conciencia y responsabilidad al pueblo misionero”, enfatizó el titular del Poder Ejecutivo.

“El otro punto es la seguridad vial. Yo ando mucho en auto, probablemente entre siete y ocho mil kilómetros por mes, y siempre veo actitudes temerarias. De Posadas hasta acá, por lo menos en dos ocasiones estuvimos a punto de presenciar accidentes, y en los dos casos por maniobras irresponsables de conductores, y esto terminó con muchas vidas en la Provincia de Misiones, y Wanda lo conoce bien porque lo sufrió en carne propia casi en el centro mismo de su pueblo. El tema de la seguridad vial, más en el verano, en nuestras vacaciones, cuando nuestras calles y nuestras rutas se inundan de turistas, cuando se va al arroyo, a pasear, o se sale el fin de semana, requiere también de la responsabilidad y de la conciencia del Gobierno, pero por sobre todas las cosas de cada uno de los misioneros. Quería rescatar estos dos temas porque creo que son importantes, y hacen a la vida y a la integridad de la familia de los misioneros”, puntualizó.

“Quiero desearle un gran 2009 para todos, que podamos recibir al nuevo año con esperanza, con fe, con sueños. No sé si será más duro, o no, pero tengan presente que los misioneros siempre tenemos la guardia alta, los sueños intactos, tenemos la esperanza y el optimismo a pleno”, aseguró.

“Este va a ser un año electoral y un año político. Quiero que todos, para el 2009, más allá del grupo político al que pertenezcan o al que van a pertenecer, hagamos un compromiso con una palabra, que es la palabra gobernabilidad. Gracias a Dios tuve acompañamiento en 2008 de todos: de los intendentes renovadores, de los intendentes opositores; de los legisladores renovadores, de los legisladores opositores, especialmente del Presidente de la Cámara. Todos nos dimos gobernabilidad. Yo me ocupé de darle gobernabilidad y de atender el pedido de cada uno de los intendentes, no importa el origen político, y creo que esta palabra va a dominar el debate político del año 2009. Yo me comprometo a darle gobernabilidad a todos, a cada uno de los municipios de la Provincia. Espero que todos estemos a la altura de un debate serio, responsable, de un debate que levante y enaltezca los principios, las ideas y los intereses misioneros, más allá de otro interés; y que entre todos, trabajando juntos, respetando los consensos, respetando los disensos, podamos sumar, y que en esta tierra de respeto, de trabajo, de solidaridad, de compromiso, podamos crecer más y crecer en paz”, consignó finalmente el Gobernador.

Comentá la nota