Closs: “Educación y trabajo forman parte de cada una de las acciones de gobierno.

El gobernador Maurice Closs sostuvo que “a partir de un pueblo educado, formado, con conocimientos, valores, afectos y con compromiso, vamos a lograr erradicar la pobreza en la Provincia de Misiones. Son dos cosas que van claramente de la mano: trabajo y educación, educación y trabajo. Por eso, educación y trabajo forman parte de cada una de nuestras acciones de Gobierno”, afirmó, en el acto de inauguración del nuevo edificio de la escuela 656 de Puerto Esperanza, pasado el mediodía del lunes.
Anticipó también que “me comprometo a volver a hacer un convenio con este municipio para lanzar mañana mismo, con los mismos obreros, con la misma fuerza, con el mismo esfuerzo compartido, una nueva escuela secundaria en Puerto Esperanza. Y a mí me gusta este anuncio, porque es mas allá que clave a la hora de la política de Estado de la educación. También es una palanca para la generación de empleo, porque los obreros terminaron ésta y no pueden quedar desocupados; tienen que ir a trabajar en la otra, continuando con el empleo que tanto nos preocupa y que tanta falta hace sostenerlo, más aún en tiempos difíciles”, indicó.

Closs resaltó que las acciones en educación “no son hechos aislados, no son hechos que aparecen como un espasmo en alguna zona de la Provincia y que desaparecen en otra, sino que son políticas que se implementan en cada uno de los municipios, pensando en cosas importantes como la infraestructura. Hoy tenemos la inauguración de esta escuela en Puerto Esperanza, pero venimos de Andresito de inaugurar otra escuela, y saben ustedes que ya anduvimos por Iguazú inaugurando cuatro, por Alba Posse inaugurando una, por Yrigoyen, Oberá, Guaraní, Posadas y pronto estamos en Jardín América. Eso muestra la consistencia de esta política de Estado; pero además de la infraestructura entendemos que el éxito de la educación depende de la comunión que tenemos con los docentes de la provincia de Misiones, a quienes siempre felicito, agradezco y reconozco por haber iniciado siempre, en estos tiempos, las clases”, puntualizó el mandatario.

Closs presidió este acto, en compañía de la vicegobernadora Sandra Giménez y del intendente local, Gilberto Gruber. Asistieron, además, los ministros Hugo Passalacqua, Joaquín Losada y José Guccione; los diputados provinciales Néstor Ortega, Gloria Delgado, Ricardo Buiak y Oscar Recdzuk, el director general del Consejo General de Educación, Fernando Dasso, y otros funcionarios del Gobierno provincial e Intendentes de localidades vecinas.

En este acto, además, se entregaron kits de guardapolvos y útiles escolares, equipamiento informático, banderas de ceremonia, kits de limpieza y de educación vial para establecimientos educativos. La Municipalidad local también recibió 50 guardapolvos confeccionados por una cooperativa sostenida por el Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLyC).

Hicieron uso de la palabra la directora del establecimiento, que recordó que durante 27 años esa escuela funcionó en un local de madera estrecho y con gran deterioro; el ministro Passalacqua, que reveló que alrededor del 40 por ciento del mobiliario escolar en las escuelas de la Provincia es nuevo; y el intendente Gruber, que agradeció el compromiso de la comunidad de Puerto Esperanza con la educación.

Al cerrar la lista de oradores, el Gobernador dijo: “yo quiero referirme a lo que es una política de Estado. La política de Estado es aquella que trasciende las particularidades del momento; que debiera sostenida por todos los Gobiernos, más allá de los tiempos, y por sobre todas, las cosas es una política que de su continuidad depende el resultado, de mantenerla en el tiempo depende el resultado. Y digo esto para referirme a una frase, al pasar, del Intendente, cuando decía: `con la educación, quizás no ahora, pero en varios años más podemos terminar con la pobreza´. Pero en esa frase sencilla radica el corazón de esta política de Estado: entender que solamente a partir de un pueblo educado, formado, con conocimientos, valores, afectos y con compromiso, vamos a lograr erradicar la pobreza en la Provincia de Misiones. Son dos cosas que van claramente de la mano: trabajo y educación, educación y trabajo. Por eso, estas dos políticas son semejanza en el Gobierno de la Renovación. Educación y trabajo forman parte de cada una de nuestras acciones de Gobierno. Y permítanme repasar qué es lo que entendemos nosotros por educación como política de Estado. Lo primero, no son hechos aislados, no son hechos que aparecen como un espasmo en alguna zona de la Provincia y que desaparecen en otra, sino que son políticas que se implementan en cada uno de los municipios, pensando en cosas importantes como la infraestructura. Hoy tenemos la inauguración de esta escuela en Puerto Esperanza, pero venimos de Andresito de inaugurar otra escuela, y saben ustedes que ya anduvimos por Iguazú inaugurando cuatro, por Alba Posse inaugurando una, por Yrigoyen, Oberá, Guaraní, Posadas y pronto estamos en Jardín América. Eso muestra la consistencia de esta política de Estado; pero además de la infraestructura entendemos que el éxito de la educación depende de la comunión que tenemos con los docentes de la provincia de Misiones, a quienes siempre felicito, agradezco y reconozco por haber iniciado siempre, en estos tiempos, las clases. Nos pusimos siempre de acuerdo. No nos hace falta sentarnos a tensionar una negociación salarial: se pactaron los 1490 a nivel nacional y se cumplen; y despacio fuimos llevando el básico a 700 pesos, que está dentro de la media, o superior a la media nacional. Y logramos además entender a la educación como un todo, donde podemos distribuir la riqueza con pequeños gestos, como acercar los útiles y los guardapolvos a miles y miles de alumnos misioneros. Una medida sencilla, de profundo impacto de justicia social para nuestros niños y para nuestras familias”, explicó Closs.

“Sabemos también que podemos mejorar la formación si acercamos elementos de estudio y entregamos este Manual, histórico manual de la Provincia de Misiones para los chicos de cuarto, quinto y sexto grado, para que puedan conocer nuestra historia, nuestras leyendas, nuestra cultura, nuestra geografía, nuestra producción, nuestro clima y cada una de las cosas propias de la Provincia de Misiones. Y dice cuarto, quinto y sexto grado, pero días pasados, recuerdo Ministro, mi hijo y un sobrino me contaban que en la escuela secundaria, ahora otra vez secundaria, les dijeron que era libro de cabecera, este nuestro libro también, que hace a la educación y a la formación de los niños y de los jóvenes misioneros”, relató el mandatario

La informatización, como una manera de incorporar los avances de la tecnología y la capacidad infinita de acceso a información y conocimientos que nos da la Internet, todo forma parte de un solo objetivo, que es la política de Estado referida a la educación. Entregamos cosas pequeñas, pequeñas cosas: vemos unas escobas, unos baldes, porque también se le ha ocurrido a gente del Gobierno, y la certera idea al Ministro, que sería bueno que tengan esos elementos para mantener las escuelas; y entregamos 1.500 pesos a cada intendente por escuela, también para el mantenimiento menor, de pequeñas obras. De gestos y de grandes obras como ésta; de compromiso; de esfuerzo compartido, de eso se nutre esta política de Estado; y por sobre todo habrán notado que en este último tiempo cumplimos la Ley de Educación y le estamos poniendo todas las fichas a las escuelas secundarias”, agregó.

Closs enfatizó: “quiero referirme puntualmente a eso en Puerto Esperanza; porque la situación de Puerto Esperanza es la que se repite en muchos lugares de la Provincia. Sabemos que tenemos poco más de 200 escuelas secundarias, y seguramente más de 800 escuelas primarias; de manera que hay muchos chicos que terminan la escuela primaria y no tienen la escuela cerca para llevar adelante sus estudios. El modelo perfecto sería que cada establecimiento tenga, como lo tienen en los países desarrollados, la escuela primaria y en el mismo lugar la escuela secundaria. Los chicos saben que arrancan las clases en un lugar y las terminan al cabo de doce, trece, catorce años de formación. Nosotros todavía eso no tenemos. Pero tenemos que ir a eso como política de Estado. Tenemos que buscar que los altos niveles de escolarización en escuela primaria que tiene la República Argentina, no de ahora sino de muchos años atrás, del siglo antepasado cuando se inició esta política, ahora se traduzca en las escuelas secundarias. Por eso, cuando el Intendente de Esperanza planteó la necesidad de crear una escuela secundaria para 300 chicos, inmediatamente desde el Gobierno tomamos la decisión, y como habíamos sido previsores, habíamos construido esta escuela, tenemos acá el funcionamiento de esa escuela secundaria, para sacarle el jugo al máximo a estas instalaciones. Y como compromiso, sabiendo que el Intendente ya en su oportunidad había creado una escuela técnica, y sabiendo que hay dos escuelas secundarias con problemas de edificios, pero que no se achican, y dan clase, y ponen esfuerzo los profesores, los padres, los alumnos, el Intendente, los vecinos, hoy me comprometo a volver a hacer un convenio con este municipio para lanzar mañana mismo, con los mismos obreros, con la misma fuerza, con el mismo esfuerzo compartido, una nueva escuela secundaria en Puerto Esperanza. Después serán ustedes los que resolverán qué conviene, qué grupo conviene que este ahí trabajando, pero es otra infraestructura más. Y a mí me gusta este anuncio, porque es mas allá que clave a la hora de la política de Estado de la educación. También es una palanca para la generación de empleo, porque los obreros terminaron ésta y no pueden quedar desocupados; tienen que ir a trabajar en la otra, continuando con el empleo que tanto nos preocupa y que tanta falta hace sostenerlo, más aún en tiempos difíciles. Pero en este caso me gusta más, porque además de ocuparse de la educación y de generar empleo de la mano del esfuerzo compartido entre la Provincia y el municipio, vamos a ahorrar mucha plata, porque ni la provincia ni el municipio busca renta: buscamos hacer la obra con la menor cantidad de plata. Imagínense: esta obra vale poco más de un millón trescientos mil pesos, pero porque la hizo este Intendente con su fuerza de trabajo, con su grupo de trabajo, con su austeridad, con los valores que tiene el pueblo de Puerto de Esperanza. Por eso este anuncio busca complementar, insisto, esas políticas que creo que son políticas de Estado: educación, trabajo y esfuerzo compartido”, expresó enfáticamente.

“Y permítanme concluir diciéndoles, antes quiero decir otra cosa, así no me olvido, queda el compromiso, Intendente, de un subsidio de 25.000 pesos a la mutual de la Municipalidad para el fortalecimiento de esta maravillosa banda orquesta municipal, que nos ha honrado con el Himno, con Misionerita y que, en realidad sorprende cómo los chicos hacen las cosas; y de esto se trata, de contenerlos con deporte, cultura y con educación, cerca de la música, cerca de la pelota de fútbol, lejos de la droga, lejos de los vicios, lejos de la calle”, anunció el Gobernador ante el aplauso de los presentes.

“Permítanme, ahora sí, hacer mi última consideración política. Saben ustedes que el escenario político se vio sacudido en estos días por la convocatoria de la Presidenta de la Nación a elecciones el 28 de junio. Saben ustedes que creemos, desde el espacio provincial, desde el Gobierno, en convocar a elecciones para la misma fecha, para ahorrar dinero y para resolver, de una sola vez, las cuestiones nacionales, provinciales y, en algunos pueblos, municipales. Yo les quiero pedir a todos, humildemente, que nos acompañen. Seguramente habrán quedado muchas cosas por hacer, pero hemos hecho muchas. No en vano estuvimos en diciembre inaugurando una escuela y hoy estamos inaugurando otra, poniendo en marcha una fábrica de almidón de mandioca, mejorando la urbanización, municipalizando la atención de la salud, con planes productivos de alimentos, con desarrollo del turismo. Todas estas cosas las logramos juntos, juntos los misioneros, y las logramos, por sobre todo, porque pudimos estar en paz, porque pudimos hacer del diálogo un estilo de trabajo, porque sabemos respetar los consensos y los disensos. Valoro que existan otras fuerzas políticas, porque de eso depende la democracia, de que haya otras ideas y otras propuestas. Pero de la misma manera defiendo este modelo de gestión y de Provincia, este proyecto político que arrancó en el año 2003 y que nos ha dado a nosotros algo vital para lograr los resultados, que es la gobernabilidad. Esa gobernabilidad que usted decía que le dan los cuatro concejales que entraron por el Frente Renovador y aquél que entró por otra fuerza política. Los felicito a todos los concejales, porque dan gobernabilidad a este gran Intendente. Y les pido al pueblo de Puerto Esperanza, que nos acompañó a Sandra y a mí en el año 2007, que vuelvan a acompañarnos. Si por ahí alguno estuvo cerca y después vio lejos alguna posibilidad, siempre estamos con las puertas abiertas; porque se trata siempre de sumar, de sumar para mejor. El Pato tiene un Concejo que lo acompaña, yo también tengo una Cámara, presidida por el ingeniero Rovira, que me acompaña y me da gobernabilidad. Es entonces que creo que, en defensa de estas pequeñas cosas, en defensa del esfuerzo compartido, en defensa de la educación publica, de la escuela secundaria, de la producción de alimento, de las obras públicas generadoras de mano de obra, en defensa de las pequeñas y grandes cosas, y juntos y unidos en este clima de paz que hemos logrado los misioneros, que el 28 de junio el pueblo misionero se va a expresar para seguir creciendo más y seguir creciendo en paz”, finalizó el Gobernador.

Comentá la nota