Closs apeló a la "responsabilidad ciudadana" para lucharcontra el dengue y la fiebre amarilla

El gobernador Maurice Closs aseguró, al dejar inauguradas las primera Jornadas Provinciales de Prevención del Dengue y la Fiebre Amarilla , que "la lucha contra estas enfermedades no es responsabilidad de un Gobierno, o de unos pocos, sino que es responsabilidad de un millón casi doscientos mil misioneros.
Ahora bien; esto no significa desde el Gobierno provincial decir: `lavémosnos las manos, total es un problema de todos´; en absoluto. Significa asumir nuestra responsabilidad como gobernantes, que tenemos de llevar este mensaje al millón doscientos mil misioneros. Que todos entiendan de qué se trata, que todos se pongan en fila para trabajar en esta idea y en esta lucha", subrayó el mandatario.

"En este caso de la fiebre amarilla la lucha es contra el mosquito pero también nosotros tenemos la suerte de que el progreso de la ciencia y de la medicina ha logrado una vacuna. En el dengue no, en el dengue la lucha es contra el mosquito, somos anti-vectores como recién se dijo acá. De manera que creo que, si trabajamos todos en conjunto, de manera coordinada, utilizando la fuerza que tiene la educación, utilizando la estructura que tiene todo el Ministerio de Salud, el compromiso de los Intendentes, de todos juntos, vamos a volver a afrontar este problema. Este problema no es un problema que nos va permitir ninguna inauguración ni ningún festejo; éstas son las acciones de Gobierno, de prevención, que lo que hacemos es evitar problemas, evitar dolor y evitar muerte", resaltó Closs.

El Gobernador, junto a la vicegobernadora Sandra Giménez, presidió el acto formal de apertura de estas deliberaciones, que reunieron a ministros del Poder Ejecutivo, Intendentes de varias localidades, autoridades de las áreas de Salud Pública y de Educación del Gobierno provincial. En representación del Gobierno nacional, asistió el secretario de Determinantes Sanitarias, Eduardo Bustos Villar.

En la oportunidad, varios municipios recibieron cheques de aportes del Programa de Municipalización de la Atención Primaria de la Salud , equipos fumigadores y se entregaron dos vehículos al recientemente inaugurado Hogar de Día de Posadas.

Tras los discursos de Guccione, Passalacqua y Bustos Villar, habló el intendente capitalino, Orlando Franco; y cerró la lista de oradores el gobernador Closs.

Al iniciar su discurso, el mandatario precisó que "esto surge por la necesidad que tenemos nosotros, los misioneros, que nos caracterizamos por ser un pueblo responsable, de abordar y de anticiparnos a los problemas que pueden aparecer. En este caso, no cabe duda alguna de que por nuestra ubicación, por la latitud en la que nos toca vivir, por nuestro clima, por distintas razones y algunas de ellas vinculadas a nuestra ubicación fronteriza; hacen que estas enfermedades sean potenciales y con alta probabilidad de ocurrir. Y si nosotros no entendemos esto y no actuamos a tiempo, no solamente que van a ocurrir, sino que vamos a perder el control y el manejo; y la consecuencia de esto puede ser la muerte, la tristeza y el dolor de muchos misioneros. Entonces tenemos que anticiparnos y este es el momento, cuando acá ya el invierno ha pasado y lo más probable es que tengamos un año complejo, con mucho calor, con muchas lluvias, las inundaciones que traen agua y el agua se queda, la lluvia que va generando los ambientes propicios para el desarrollo de éste, nuestro enemigo definido, que es el mosquito", dijo.

Recordó que "días pasados, cuando fuimos con el Jefe de Gabinete de la Nación , con el Ministro de Salud de la Nación , con el ministro Guccione y algunos Gobernadores más al Paraguay, estuvimos con el presidente Lugo y me gustó una frase de la ministra Esperanza Martínez, que decía que la clave estaba en entender que la responsabilidad de la lucha contra estos vectores no era sólo del Gobierno, sino de seis millones de paraguayos. Hoy estamos reunidos nosotros también, para lograr este objetivo principal que es que se entienda que la lucha contra estas enfermedades no es responsabilidad de un Gobierno, o de unos pocos, sino que es responsabilidad de un millón casi doscientos mil misioneros. Ahora bien; esto no significa desde el Gobierno provincial decir: `lavémosnos las manos, total es un problema de todos´; en absoluto. Significa asumir nuestra responsabilidad como gobernantes, que tenemos de llevar este mensaje al millón doscientos mil misioneros. Que todos entiendan de qué se trata, que todos se pongan en fila para trabajar en esta idea y en esta lucha. Y nos pareció que esta era la mejor manera de arrancar; de arrancar este proceso de este año porque, gracias a Dios, si tenemos los resultados que tenemos es porque venimos trabajando hace años. Pero arrancan los calores y nos preció bueno juntarnos; juntarnos los actores de la salud, todos, desde el primero al último; de la educación, aquí presente con su Ministro, directores, supervisores, para que todos trabajemos desde el Gobierno provincial en el mismo sentido. No cabe duda alguna de que hay que sumar a los Intendentes, que son los directos responsables de la administración en sus municipios", subrayó.

"Escuché muchas cosas interesantes; quisiera simplemente hacer unas recomendaciones de cómo creo que esto debe continuar. Atendiendo un poco al reclamo del Intendente de Posadas, que está bien que lo haga porque para eso esto es una reunión de trabajo, no es un acto político, sino un acto de gestión de Gobierno, me parece que lo ideal sería que, en cada municipio, sea el Intendente el coordinador general de las acciones de lucha contra estas enfermedades. De manera que están instruidos los Ministros del Gobierno provincial a que todos estén a disposición del Intendente: sea el director de la escuela, el jefe de los supervisores, el director del Hospital, el comisario, el delegado de Tierras, tiene que haber una coordinación natural y entre todos estar dispuestos a que el Intendente los llame, los convoque y los coordine. Esto significa darle orden; tampoco significa que, si el Intendente no lo hace, no se trabaja, sino muy por el contrario, cada uno sabe su responsabilidad. Me gustó esta frase que dijo, en un momento al pasar, Hugo (Passalacqua), que creyó que la educación era para luchar contra la ignorancia y no contra el mosquito. Casualmente lo que estamos buscando acá, en este caso con la ayuda de la educación, es luchar contra la ignorancia; porque el común de la gente probablemente no sabe cómo se lucha contra el mosquito. ¿Vieron que hay una propaganda del Ministerio de la Nación , que hay un vago sentado en una suerte de Pelopincho pequeña con una paleta para matar a los mosquitos y le pega al agua como si fuera ése el camino para matar el mosquito? De manera que eso es lo que buscamos con la intervención de todos, especialmente de la educación: que los chicos entiendan, solamente con que los chicos entiendan cómo se lucha contra esto, que hay que eliminar los cacharros, a qué hora pican y todas estas cosas que están en los folletos y que las sabemos, que vayan a la casa y que lo hagan. Con esto estamos dando un gran paso. Ya que es una reunión de trabajo, quería decirle al Secretario de Salud de la Nación que no me gusta la parte, de esa misma publicidad, que dice que hay que abrirle la casa al del Estado que viene a hacer el trabajo; porque así el pueblo cree que todas las tardes va a venir alguien del Estado a abrir la puerta de la casa y a sacarle los cacharros. Y si pensamos de esa manera, estamos complicados. El Estado tiene que ir una vez, en todo caso, mostrarle cómo se hace, pero después es la responsabilidad ciudadana la que debe hacer de esto una rutina, un proceso continuo. Para eso estamos: para enseñarles a los alumnos y los alumnos a los padres que esto es un proceso continuo", agregó Closs.

"Yo también creo que son importantes cuestiones gestuales. Les decía a los Ministros, desde las escuelas y coordinados por sus directoras, por el director del Hospital, con la ayuda de los promotores que tienen experiencia en esto, cuidando esta cuestión de la responsabilidad civil, de manera gestual, de tanto en tanto que los chicos salgan a caminar sus pueblos, nuestros pequeños pueblos, para repartir los folletos, para entrar a un par de casas. Para que, de esta manera, todos empecemos a tomar conciencia de que la lucha solamente va a tener un buen resultado si el esfuerzo es compartido. Creo que también ha sido muy bueno lo que explicó Orlando (Franco), que demostró conocimiento de la cuestión y me parece que esto es importante: que todos los Intendentes entiendan de que esto es un desafío de esfuerzo compartido y que son ustedes los que están cerca de los pueblos. Para que esto funcione, debe ser una política de Estado llevada adelante principalmente, en la práctica y en los hechos, por la gestión municipal. Nosotros tenemos para exigirle, no solamente por la responsabilidad que tienen, sino porque el Gobierno aporta y creo que cuando hablamos de atención primaria de salud, la prevención en este caso juega un rol fundamental. Entonces yo les pido que estos recursos los orienten, en muchos casos, para esta lucha; porque cuando un pueblo se descontrola (ya sabemos, muchachos, cómo está la política y la relación con los medios), lo más probable es que termine siendo noticia nacional. Y nosotros, si queremos que algo de la Provincia de Misiones sea noticia nacional, es porque está en un buen nivel de turistas, porque tenemos este Centro del Conocimiento, porque pronto vamos a inaugurar el Hospital Madariaga, porque desarrollamos el Parque Temático de Santa Ana, porque tenemos una buena política de prevención. Queremos ser noticia por esto, y no porque tenemos resultados complicados", enfatizó el Gobernador.

"Saben ustedes que siempre la verdad orientó nuestra acción de Gobierno. Primer problema que hay, nosotros informamos, no ocultamos. Esto no significa que hay que andar contando casos; como fue la primera etapa de la Gripe A , en la que el morbo argentino contaba muertos. Argentina es así, Argentina tiene una necrofilia saliente por la que no celebra el nacimiento de San Martín sino la muerte de San Martín; y como yo siempre digo, que la fiesta de Buenos Aires está alrededor del cementerio de La Recoleta ; es una necrofilia constante, y que nos gusta contar muertos. No se ve la contada de muertos en Brasil, en Paraguay. Es un dato estadístico, que obviamente sirve, pero no es el dato que aparece a cada rato en los medios de comunicación. Incluso en Misiones, infinidad de noticias importantes, y uno veía `otro muerto más´ y así era constantemente la situación. Nadie al final repasó si, en términos reales, por la Gripe A murieron más o menos con la otra gripe, eso no se repasó pero era la noticia. Digo esto para que sepamos que debemos trabajar con la sinceridad de la comunicación, de la información. En el año 2008, recuerdo muy bien que murió una persona en Fachinal; el resultado dio positivo de fiebre amarilla, hay algunos que pensaban que era raro en Fachinal. No importó. Nosotros tomamos a ese dato como un problema real, hicimos una encuesta muy veloz y nos enteramos de que en los umbrales de la ciudad de Posadas, donde había fiebre amarilla, solamente el 60 por ciento de los posadeños estaba vacunado; y no era porque el Gobierno no había salido a vacunar, y no era porque faltaban vacunas, y no era porque no había puestos de salud trabajando. Era porque el ciudadano creía que no era necesario vacunarse (ahí se me ríe un Ministro que no estaba vacunado, y salió de la Residencia y fue urgente a verlo al Ministro de Salud que lo vacune). De manera que logramos; con una comunicación concreta, rígida, hecha el 23 de diciembre del 2008, que el resto entienda que no podía venir el Gobernador o el Ministro y vacunarle al mapa de la Provincia de Misiones y decir que estaban todos vacunados. Con un poco de miedo, los posadeños repetimos la encuesta un 11 de enero de este año, recuerdo muy bien, y el nivel de vacunación había llegado al 83 por ciento por lo cual estábamos en un muy buen nivel, porque después me explicaban que por las edades y algunas determinadas características era un buen valor, que creo que debemos seguir trabajando", reseñó.

Señaló Closs que "en este caso de la fiebre amarilla la lucha es contra el mosquito pero también nosotros tenemos la suerte de que el progreso de la ciencia y de la medicina ha logrado una vacuna. En el dengue no, en el dengue la lucha es contra el mosquito, somos anti-vectores como recién se dijo acá. De manera que creo que, si trabajamos todos en conjunto, de manera coordinada, utilizando la fuerza que tiene la educación, utilizando la estructura que tiene todo el Ministerio de Salud, el compromiso de los Intendentes, de todos juntos, vamos a volver a afrontar este problema. Este problema no es un problema que nos va permitir ninguna inauguración ni ningún festejo; éstas son las acciones de Gobierno, de prevención, que lo que hacemos es evitar problemas, evitar dolor y evitar muerte", aseveró.

"De manera que creo que, de jornadas como éstas, que debemos continuarlas para seguir discutiendo, dependerá mucho el resultado de nuestra acción de Gobierno. De un Gobierno que sabe que hay un millón doscientos mil misioneros que son responsables de esta lucha, pero que nosotros tenemos la responsabilidad mayor: la de coordinar, la de conducir, la de aportar los recursos y por sobre todas las cosas, de informar a todos los misioneros. Tengo confianza de que vamos a andar bien, tengo confianza de que vamos a andar bien como siempre lo hicimos, producto del esfuerzo compartido; por sobre todo creo que vamos a andar bien por la calidad de grupo humano que constituye el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, cada uno de los Ministerios, la fuerza de la policía, la inteligencia y la picardía de nuestros gurises. Depende de nosotros que, a partir de esta reunión, todos juntos como me gusta decir, como un palo de amasar, podamos avanzar en la lucha contra este vector. Y si nosotros tenemos éxito en estas acciones y en estas campañas; con nuestra gente sana, con nuestro pueblo sano, seguiremos creciendo más y creciendo en paz", dijo finalmente el mandatario provincial.

Comentá la nota