Closs afirmó que “la misión entre Estado y la Iglesia es trabajar por el bien común de los misioneros”.

Tras la inauguración de tres edificios escolares y la entrega de las llaves de las viviendas a 44 familias el lunes en Puerto Iguazú, el gobernador Maurice Closs también presidió la inauguración del Complejo Educativo “Sagrada Familia”, en el que funcionará una filial de la Universidad Católica de Salta, un Instituto de Formación Docente y una escuela secundaria.
En la oportunidad, el mandatario, que estuvo acompañado por el obispo de la Diócesis de Iguazú, monseñor Marcelo Martorell, afirmó que “la misión inclaudicable por la que deben trabajar la Iglesia y el Estado es por el bien de todos los misioneros. De esa visión y de ese esfuerzo compartido que tienen Iglesia y Estado no tengo duda alguna que volvemos a tener otro punto de coincidencia no tan filosófico, no tan claro, pero si igualmente importante desde el método, que es definir a la educación como pilar para alcanzar el bien común”. Durante su discurso, Closs defendió la política tributaria que viene realizando el Gobierno de la Renovación desde el principio. “Cómo alcanzaremos el bien común si aquel que tiene no paga impuestos, cómo alcanzar la redistribución de la riqueza si no hubiera tenido este Gobierno una política tributaria clara, de dónde hubiera sacado los 23 millones de pesos que hoy se puede ver en cuatro escuelas y 44 viviendas en Iguazú, además de la entrega de subsidios, kits de útiles escolares , una política salarial que alcanza a todos los sectores de la Administración Pública. Es ahí donde se puede criticar de qué manera se administra un Estado”. El Gobernador destacó, en ese sentido, la administración que lleva adelante monseñor Martorell porque “con los recursos que maneja en su Diócesis sin hacer propaganda pasó de dar 500 mil copas de leche a dar un millón de copas de leche por mes”.

Comentá la nota