“Las cloacas para La Merced y San Agustín, ya son una realidad”

“Las cloacas para La Merced y San Agustín, ya son una realidad”

Tras varios años de gestiones, finalmente el proyecto de dotar de cloacas a La Merced y San Agustín tomó forma. La falta de un predio con las características necesarias y exigidas por las normas ambientales para montar una planta depuradora de magnitud era el principal problema, pero la situación se encaminó con 34 hectáreas que serán destinadas a tal fin. Sobre esta obra histórica para el municipio, el intendente Juan Angel Pérez dialogó con El Tribuno

¿Qué etapa transita el proyecto de instalar la red cloacal en el municipio?

Hemos resuelto uno de los principales escollos, que era contar con predio adecuado para la montar una enorme planta depuradora de líquidos cloacales. Hoy lo hemos conseguido. Se encuentra ubicado en el extremo este de San Agustín. Se trata de una obra histórica y trascendental para la localidad y una de las más esperadas, que ya no podía sufrir más postergaciones. Hoy podemos decir que es una realidad. No podíamos pensar en continuar con la red, sin antes montar la estructura de base, que es esta planta en cuestión. Se trata de una obra millonaria que comenzará a ejecutarse en el corto plazo. En este sentido, vale la pena destacar la valiosa colaboración de la familia de Alfredo Soto, un importante empresario y productor local, quien cedió la parcela de 34 hectáreas para este fin. Esta semana nos reunimos con él, con el titular de Aguas del Norte, Lucio Paz Posse, y con la senadora María Laura de la Zerda para avanzar con el plan de trabajo.

LE PUEDE INTERESAR

Por orden judicial, Bomberos de la Policía inspeccionaron Austin

Diez años plantando árboles para crear conciencia ambiental

Hace algunos años habían comenzado a instalar cañerías en el casco urbano. ¿Por qué se paralizó la obra?

Estabamos avanzando con la instalación de la red troncal, pero tuvimos que paralizar esos trabajos porque no obtuvimos en aquel momento la aprobación de Aguas del Norte, respecto del lugar en el que íbamos a construir la planta depuradora. Ese era el principal problema, que ahora hemos resuelto. Para el Estado, sobre todo en estos tiempos que transitamos, resulta prácticamente imposible adquirir un predio de la magnitud que se necesita y sobre todo que cuente con las condiciones exigidas por las normativas vigentes. Pero se ha conseguido. En aquella ocasión se realizó la instalación de la red cloacal en calle Güemes en toda su extensión, es decir desde Hipólito Yrigoyen hasta el sector del matadero municipal; calle Maipú, entre Güemes y 25 de Mayo. También sobre la avenida principal, es decir la Yrigoyen desde 25 de Mayo hasta Güemes. Pasaje San Lorenzo y 25 de Mayo, entre Maipú e Yrigoyen. Esas obras están. Ahora hay que continuar en el resto de los sectores. La red cloacal alcanzará a todo el ejido urbano, es decir que también alcanzará a los barrios Güemes, Islas Malvinas, 25 de Mayo, donde también estamos realizando otras obras de gran envergadura como el Paseo de la Estación, la construcción de un nuevo canal de desagüe y una avenida de acceso al Bº Islas Malvinas con dos importantes sendas peatonales.

¿La red de cloacas llegará al pueblo de San Agustín?

Sí, claro. Fundamentalmente llegará a San Agustín, ya que es el sector más cercano a la planta depuradora. La totalidad del pueblo no solo contará con cloacas, sino que también dotamos recientemente a la zona de gas natural. En San Agustín se instaló una planta de reducción de presión, una obra millonaria que permitió colocar la red troncal de gas natural y poco a poco los vecinos van realizando las instalaciones domiciliarias de forma particular y a través de programas provinciales, para facilitarle a los vecinos la posibilidad de acceder a este importante beneficio. Es decir, la gente va a contar con todos los servicios. Se trata de un avance muy significativo en materia de infraestructura y que eleva la calidad de vida de la comunidad. Hemos construido también un salón de usos múltiples, que cuenta una superficie de 150 metros cuadrados cubiertos que incluye baño, cocina y que se encuentra emplazado al lado de la plaza principal. Es decir, estamos dotando al pueblo de San Agustín de todas las comodidades y servicios, para que pueda desarrollarse de manera integral teniendo en cuenta que van surgiendo nuevos barrios, loteos y con ellos nuevas necesidades.

¿Cómo han venido trabajando desde la Municipalidad para suplir la falta de cloacas?

Siempre nos hemos preocupado, primero en erradicar las letrinas. Fue un trabajo constante desde el municipio y a través del IPV en la construcción de núcleos húmedos, es decir baños de material y con todas las condiciones higiénicas para evitar los riesgos que significa usar otro tipo de sistemas, como el de las letrinas. También contribuimos con pozos y cámaras sépticas, y a través de inversiones para la compra de tanques atmosféricos que permitan un rápido desagote. Hemos sido muy cuidadosos, preocupados y ocupados del saneamiento en nuestra localidad, porque entendemos que es la base de la salud pública. Si bien nuestros esfuerzos apuntaron desde hace mucho tiempo a dotar a la localidad de las tan ansiadas cloacas, diferentes circunstancias ajenas a nosotros no lo permitieron. Pero ahora el proyecto es una realidad y debemos recuperar el tiempo perdido en beneficio de la comunidad y de las generaciones venideras. Trabajamos por el bienestar por los que están y de los que vendrán. Es por eso que La Merced es una de las localidades con mayor porcentaje de calles pavimentadas y veredas del interior de la provincia, y que se caracteriza por el cuidado y mantenimiento de los espacios públicos. 

Los beneficios son significativos...

Totalmente. Las cloacas, el agua potable y el gas son obras que no se ven porque están bajo tierra, pero que hacen a la calidad de vida de los vecinos. Y cuando no están se hacen sentir. El saneamiento nos permite mejorar los niveles de salubridad, es decir que los beneficios son significativos por donde se los mire. 

Cuando comiencen sobre todo con el tendido de la red, ¿cómo harán para no afectar a las calles pavimentadas?

Cuando comenzamos hace algunos años con la red troncal, lo hicimos mediante un tendido por veredas, un método de bajo impacto para las calles y que, además, reduce los costos. Ya tenemos experiencia en su aplicación, por lo que estamos preparados en ese sentido. Hay que hacer también trabajos preliminares, que incluyen estudios de suelo y su nivelación, para luego dar inicio a las obras. Pero ya estamos en marcha. Las cloacas para La Merced y San Agustín, ya son una realidad.

Coment� la nota