LAS CLOACAS INVADEN LAS VIVIENDAS DE UN BARRIO DE CONCEPCION DEL URUGUAY

Es por la existencia de un boca de tormenta, semi-abierta, en Urquiza y Santa Teresita, y las cloacas rotas y colapsadas.
Las familias residentes en la intersección de Santa Teresita y Urquiza, hacia el oeste (en la confluencia de los barrios Cantera 25 y Santa Teresita), ruegan que no llueva más y que el río detenga finalmente su avance. Además de vivir estos días con un "nudo en la garganta", los vecinos deben soportar los fuertes olores de los líquidos cloacales que emergen desde una boca de tormenta semi-abierta precisamente en esa esquina. Estos se mezclan con el agua de la creciente y hasta se filtran en sus domicilios por medio de las cañerías, rotas y colapsadas.

"Estamos con mucha angustia porque no sabemos hasta dónde el agua va a llegar", confió una señora que aloja en su casa a su hija y a sus cuatros nietos autoevacuados.

"El agua servida se introduce en los hogares, por lo que nos vemos obligados a retirarla con secadores o los elementos que tengamos a mano", manifestó una vecina al acotar que "es necesario limpiar continuamente los frentes y los interiores de las viviendas".

Los frentistas también reclamaron la presencia de las autoridades en el lugar.

"Fueron por todos lados; menos por acá", dijo una mujer al dar cuenta que "el lugar está lleno de moscas y mosquitos. Uno tiene miedo por los bichos, roedores y alimañas. Tampoco han venido a preguntar si precisamos asistencia sanitaria". "Estamos con una incertidumbre y una amargura, por que se nos hace difícil poder vivir", sostuvo otra vecina.

Comentá la nota